CSIF teme una “reducción encubierta” de la plantilla con la fusión de los hospitales

0
Hospital Infanta Elena de Huelva. (Julián Pérez)

Hospital Infanta Elena de Huelva. (Julián Pérez)

La fusión de los hospitales de la capital, Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, sigue su proceso con la crítica y la oposición de los trabajadores y las organizaciones sindicales. En este sentido, CSIF se levantó el pasado viernes de la mesa de negociación en la que se debatía sobre la movilidad de la plantilla de los dos centros de cara a la fusión.

La Central Sindical asegura que abandona estas reuniones por la negativa del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a facilitarle información sobre la distribución del trabajo y la organización del personal del Complejo Hospitalario Huelva. Con este “oscurantismo”, CSIF teme que la Administración “únicamente persiga una reducción encubierta de LA plantilla que afectará fundamentalmente a los trabajadores de base mientras que los cargos de gestión continúan aumentando”.

En esta línea, el responsable del sector de sanidad de CSIF en Huelva, César Cercadillo, asegura que “el SAS no nos facilita datos sobre los trabajadores, el número de camas por servicio o las actividades a desarrollar según los grupos profesionales”. De igual forma explica que “la falta de transparencia nos hace pensar que se está enmascarando un recorte aún mayor de personal del que venimos sufriendo desde hace tiempo y una disminución de las prestaciones al paciente”.

Además, subraya que la fusión de los centros hospitalarios carece actualmente de un marco legal que la avale. Por todo ello, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios “se ha negado a ser partícipe en esta decisión que va en contra de la opinión de la mayoría de los profesionales de los centros sanitarios”, puntualiza Cercadillo.

Finalmente, desde CSIF se hace un llamamiento a la movilización para paralizar una fusión que “ahondará en la precariedad laboral de unas plantillas que en momentos de tensión, con condiciones laborales por debajo de lo aceptable y una inasumible sobrecarga de trabajo, atienden al paciente sin descanso y con la máxima dedicación demostrando una profesionalidad que es ignorada por la propia Administración”.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply