Pugna dialéctica del PP y el PSOE en Almonte por una adjudicación en 2003

0

La empresa Aprovechamientos Industriales Doñana S.L. (Aproindo), concesionaria de la Planta de Reciclaje de Escombros de Almonte desde 2003, incumplió las mejoras incluidas en la oferta presentada el 20 de junio de aquel año, lo que -en teoría-, debería haber resuelto aquel procedimiento, según se asegura en una nota de prensa emitida por el equipo de gobierno del Partido Popular en Almonte.

En la nota se indica que “en cambio, no consta reclamación alguna por parte del Consistorio, regido entonces por el PSOE de Francisco Bella, y sí cómo mediante sucesivas mejoras en el contrato -sin fiscalización posible por parte de la oposición, ya que se incluían de urgencia en Junta de Gobierno Local- el canon de la concesión pasó en cuatro años de 16.000 euros a 540.000 euros anuales, hasta un montante total para 2033 de 16,2 millones de euros.

Las mejoras al pliego de concesión presentadas por Aproindo en 2003 eran: campaña de concienciación, campaña publicitaria, finca adicional, tierra vegetal para el Consistorio, material para Factoría del Reciclaje, página web, Parque del Reciclado, Fábrica Artesanal de Jabones, cuba en el Cementerio de Almonte, recogida y reciclado de papel, horno para animales, recogida de sacas y compost para el Ayuntamiento. La Junta de Gobierno aprobó la adjudicación el 25 de julio y la escritura se firmó el 1 de agosto.

Sin embargo, el técnico de Medio Ambiente J. J. V. P. emitió un informe el 18 de octubre de 2007 en el que dejó constancia de que las mejoras no se habían ejecutado, salvo la colocación de una cuba en el Cementerio; tierra vegetal para el Ayuntamiento, “a medias”; página web, “no está claro”; Fábrica Artesanal de Jabones “canjeado por la recogida de restos vegetales en la Planta” -cuando en el proyecto ya se incluía -; recogida y reciclado de papel, “canjeado”, sin especificar a cambio de qué; y recogida de sacas, “a veces”. Pese a señalar que “no” se cumplieron siete, no consta requerimiento alguno a la empresa y sí cómo se le eximió de algunos compromisos.

En clave medioambiental, el técnico indicó que no se había efectuado la recogida del residuos plásticos de las campañas agrícolas de 2005 y 2006, “provocando el colapso de los recintos de La Teja y La Palmosa, ni realizado el cortafuego perimetral”, por lo que instó al Ayuntamiento a exigir el cumplimiento de las mejoras. Sin embargo, este hecho –lejos de resolver el contrato-, llevó a los gestores socialistas a mejorar el canon concedido a Aproindo en 2007, teniendo incluso que asumir un crédito extraordinario por valor de 217.726 euros, en razón del “interés público” y para afrontar las pérdidas presentadas por la empresa, en un informe en el que esta incluía personal y maquinaria no adscritos al servicio ni al pliego de concesión de la planta”, finaliza la nota.

RESPUESTA DEL PSOE

La secretaria general del PSOE de Almonte, Rocío Espinosa, ha exigido al alcalde del PP en el municipio, José Antonio Domínguez, “que deje de deshacer la gestión llevada a cabo por el anterior equipo de Gobierno socialista” y le ha instado a que gobierne desde el respeto y con responsabilidad, no destruyendo equipamientos insignes, con el único objetivo de desprestigiar al PSOE. “Desde su Gobierno, tiene herramientas más que suficientes para gestionar las dificultades que tuviera con la planta de reciclaje, si realmente ese fuera el problema y las verdaderas intenciones para llevar este punto al pleno”.

Así, el Grupo Municipal Socialista ha reprochado que en el pleno de esta tarde, el equipo de Gobierno del PP lleve en uno de los puntos del orden del día elevar al Consejo Consultivo la anulación del contrato de tratamiento de escombros de Almonte, que lleva ya funcionado once años, “sin que nunca se hayan presentado quejas o recursos que no se hayan atendido, ni se haya puesto jamás en tela de juicio la contratación y funcionamiento de este servicio, que fue uno de los primeros de Andalucía”.

Para Rocío Espinosa, “esto es una muestra más de la estrategia del alcalde de querer borrar la etapa socialista que, por cierto, situaron a Almonte como un referente fuera de nuestras fronteras, no solo en el ámbito provincial sino también en el autonómico y que, ahora, el PP está desprestigiando y destruyendo. No tenemos nada que temer, ni nada que ocultar, si quieren elevarlo al Consultivo que lo hagan y si tienen sospechas que se vayan a los tribunales, pero que dejen de dañar la imagen de Almonte”. En este sentido, la Ejecutiva Local y Provincial han depositado en sus concejales el respaldo necesario para que reflejen con su voto la confianza en la gestión anterior.

Por ello, desde el PSOE de Almonte se ha instado al alcalde a que “deje de atacar y deshacer la gestión que los socialistas han llevado a cabo durante todos estos años, bajo la excusa de resolver problemas económicos y se ponga de una vez por todas a trabajar por Almonte, un municipio que el PP ha abandonado desde que llegó a la Alcaldía, ya que durante dos años y medio la única gestión del alcalde ha sido la de intentar tirar por tierra toda la labor del anterior Gobierno socialista”.

En esta línea, Rocío Espinosa ha recordado que el PSOE dejó tras las últimas elecciones municipales a un pueblo con prestigio, con informes económicos favorables y con unas cuentas que reflejaban la buena gestión realizada en Almonte, “y que choca lamentablemente con la política cicatera de un PP empecinado en destruir a toda costa el trabajo de los socialistas en el municipio”.

Por ello, el PSOE ha asegurado que “estamos orgullosos de nuestra gestión, ya que la hemos creído en todo momento correcta y beneficiosa para el municipio” y ha incidido en que si el “trabajo del alcalde y su equipo de Gobierno del PP se centra en ensuciar y dudar de todo lo que se ha hecho para Almonte, vayan directamente a los tribunales y dejen de dañar la imagen de un pueblo que ha experimentado en estos años un desarrollo socioeconómico y turístico envidiable que el PP está destruyendo”.

 

 

.

 

Compartir.

Leave A Reply