Más de 3.000 puntos de luz en edificios municipales serán de bajo consumo

0

La Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales del Ayuntamiento de Huelva avanza en el desarrollo del Plan de Ahorro Energético mediante su implantación en los edificios municipales. En los próximos meses, se sustituirán 3.044 puntos de luz para apostar por lámparas de bajo consumo y tecnología LED.

La primera fase, actualmente en marcha, cubrirá la Casa Colón y la central consistorial de Gran Vía, mientras que a continuación se abordarán los trabajos en las sedes de Urbanismo en La Placeta y Servicios Sociales en el edificio ‘Gota Leche’.

Esta mañana se ha empezado a trabajar en el Ayuntamiento para sustituir 617 puntos de luz, mientras la Casa Colón implica el cambio de 1.339 luminarias, 589 en la sede Urbanismo y 499, en la ‘Gota de Leche’. En total, 3.044 puntos de luz cuya sustitución implica un ahorro de 171.095 kilowatios a la hora, lo que supone un ahorro en el consumo del 45,91% respecto al actual, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera en 58,17 toneladas al año, que se traducirán en 27.375 euros anuales menos en la factura neta, sin impuestos.

La principal ventaja de la iluminación LED es la importante reducción de consumo eléctrico y el bajo mantenimiento, basado en la durabilidad de las lámparas, que en este caso cuentan además con una garantía de cinco años. Entre sus ventajas, destaca la eficacia, ya que la iluminación LED consume entre un 40 y 50 por ciento menos electricidad que una bombilla corriente de similares características. Asimismo, las lámparas LED tienen una larga vida útil, unas 50.000 horas, frente a las 2.000 de una bombilla estándar, lo que suponen casi 20 años, con una media de 8 horas diarias de utilización. Gracias a ello, esta tecnología apenas requiere mantenimiento. Además, son bombillas reciclables, que cumplen con la más exigente normativa, están fabricadas con materiales no contaminantes y no desprenden calor.

Con estas garantías, el objetivo del Ayuntamiento de Huelva es conseguir una mayor eficiencia energética, con un descenso del consumo eléctrico, que sin embargo, vaya parejo al aumento de la eficacia lumínica.

Se trata de sustituir todas las lámparas usadas actualmente en pasillos, despachos y salones de los edificios municipales por lámparas de bajo consumo y LED.

Las actuaciones en la Casa Colón incluyen el Palacio de Congresos y los jardines. En este sentido, en el Palacio de Congresos se van a sustituir las bombillas del patio de butacas por lámparas de LED y se van a instalar sensores de movimiento, en aquellas zonas comunes donde el tránsito peatonal y uso, depende de los días y horas.

Respecto a los jardines, el Ayuntamiento de Huelva ya procedió a sustituir los antiguos proyectores por faroles de fundición, más acordes con la fisionomía de un edificio protegido. Además, para las luces situadas a ras de suelo, junto a los jardines, se han utilizado bombillas de bajo consumo, renovando los cristales de las lámparas para mejorar la iluminación. El objetivo en este caso concreto es doble, ya que además del ahorro energético se persigue el embellecimiento del espacio.

Junto a este grupo de mejoras, cuya aplicación al resto de edificios municipales será progresiva, el Ayuntamiento de Huelva está estudiando ofertas para contratar un sistema de ahorro de energía integral en todos los edificios municipales. El primer paso es reducir los consumos y costes de mantenimiento en lo posible, para seguir avanzando con el objetivo de reducir en al menos un 20% adicional el gasto en mantenimiento y consumos energéticos de los edificios, mediante la modernización de los sistemas energéticos y servicios de puesta a punto de las principales instalaciones municipales.

El planteamiento es similar al del Plan de Ahorro Energético puesto en marcha hace ahora cuatro años, con el que el Ayuntamiento de Huelva ha conseguido incrementar el nivel medio de iluminación y reducir la potencia y el consumo en un 40%. Una cifra aproximada, ya que los gastos en alumbrado público varían cada año y aunque el consumo baja considerablemente, sus repercusiones económicas dependen del precio de la energía y las tasas, que varían constantemente. En este sentido, y como dato exacto y cuantificable, destaca el ahorro del 21% en la facturación del alumbrado público el pasado año, que ha supuesto a las arcas municipales un ahorro de casi un millón de euros.

 

Compartir.

Leave A Reply