Comunicado de los trabajadores de la empresa Pascual (Clínica Blanca Paloma)

0

Desde hace unos día, además, de seguir trabajando en la asistencia a nuestros pacientes nos estamos movilizando en las calles de Cádiz, Huelva, Málaga, El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y los pueblos de la Sierra gaditana en contra de la Junta, que quiere reducir tanto el Concierto de nuestros hospitales que los haría prácticamente inviables.

Pero también nos estamos manifestado contra la maniobra de la Consejería para manipularnos con informaciones del todo inciertas sobre lo que está pasando. Lo que se han pretendido a través del Secretario General de Planificación y Evaluación Económica, D. Martín Blanco García, y el Delegado del Gobierno en Cádiz, D. Fernando López Gil, que han mentido a los trabajadores pero también a los ciudadanos, pretendiendo que la empresa era la responsable del conflicto al negarse a una reducción del 2,3% en el Concierto. Si la Consejera sabía que esto, lo que nos han dicho estos Señores a los trabajadores y a los ciudadanos, no es cierto debe dimitir; y si le han engañado a ella, debe cesar a quien o a quienes lo han hecho, porque ya estamos hartos de las mentiras impunes de los políticos.

La verdad es que teníamos un Concierto de cuatro años que se terminaba en noviembre del 2015, y que la Consejería lo ha roto para imponer otro. Sabemos también que desde el 2012 a hoy la Consejería nos quiere quitar más de un 33% del Concierto y, además, cambiar el modelo de contratación que hasta ahora tienen los Hospitales Blanca Paloma de Huelva, Dr. Pascual de Málaga y San Rafael de Cádiz, con otro modelo que no garantiza ya un mínimo asistencial a estos centros.

También queremos avisar a los usuarios de la Sanidad Pública de Cádiz, Huelva y Málaga que lo que están diciendo en algunas Delegaciones de Salud no es cierto, que no es verdad que nuestro trabajo ya no haga falta, y que desde los hospitales del SAS se pueda hacer la asistencia que nosotros damos ahora. Y ello porque, entre otras cosas, conocemos que no se han ampliado los recursos asistenciales hospitalarios de estas provincias, como prueba el Estudio que adjuntamos sobre la actual situación de las obras de los nuevos hospitales comprometidos por la Junta desde el año 2003, es decir desde hace 11 años.

Por desgracia en Andalucía no se está moviendo la construcción en general, ni tampoco la de estos 31 centros sanitarios públicos andaluces cuyas obras no se han iniciado en la mayoría de los caso, o están totalmente paradas en mucho de ellos o muy ralentizadas en unos pocos. Ojalá desde hoy mismo se pongan en movimiento todas las obras de estos hospitales y centros de salud para dar empleo a los parados de la construcción, como quiere el Gobierno de la Junta de Andalucía, que ha considerado «estratégico» al sector de la construcción para la economía de la comunidad, y el día de mañana se puedan colocar además muchos sanitarios parados.

Pero hasta que esto ocurra que nos dejen seguir trabajando, que no nos inquieten más, que no quieran usar la crisis para reducir la asistencia hospitalaria de los de Cádiz, Málaga y Huelva; que busquen otra excusa porque sabemos que en todas las provincias andaluzas hay una o varias obras de centros sanitarios pendientes de iniciarse, o paradas desde hace años y nunca terminadas; y que todas estas obras paradas o por concluirse son la imagen fiel de lo que está pasando: Desde la Línea de la Concepción a Cártama un rosario de CHARES y Centros de Salud han perdido la esperanza de ver algún día abiertas sus puertas.

Por otra parte, aunque sabemos que el SAS maquilla los datos, como han denunciado reiteradamente la Asociación del Defensor del Paciente, sabemos que nuestra Comunidad lidera el ranking de autonomías con mayor lista de espera, un total de 95.000 pacientes. En la reciente Memoria del Defensor del Paciente, se dice que hablar de Andalucía equivale a hablar de falta de transparencia. “Si el SAS ha estado más de un año sin actualizar sus listas de espera, ha sido porque no le interesaba y porque sus administradores tenían que redondear y acicalar los guarismos a su forma, al ser la comunidad con mayor número de pacientes en espera quirúrgica”. Por esto sabemos que seguiremos siendo necesarios aunque se abran de repente las puertas de todos estos centros que están por hacerse.

Finalmente, queremos decirle a la opinión pública andaluza que somos muy eficientes, que tenemos calidad, que el gasto que se hace en nosotros está evitando más pérdida y más recorte de prestaciones y servicios del sistema sanitario público, que si este mismo gasto se hiciese en recursos del SAS. Esto es lo que debería decir la Consejería y no lo dice. No dice nada del rendimiento de nuestros hospitales en relación al que tiene con los mismos recursos económicos en los hospitales del SAS. Y por ello, desde el punto de vista de la eficacia para el sistema sanitario andaluz no sería nada bueno prescindir de nosotros, porque con esa medida se deteriorará mucho más el actual nivel de servicios y prestaciones sanitarias de Andalucía, y nadie nos sustituiría.

Lo que necesitamos es que la Consejería informe bien a los ciudadanos del rendimiento de nuestros hospitales como proveedores que somos de servicios asistenciales a la sanidad pública andaluza; de cuanto nos ahorramos los andaluces al curar un proceso en nuestros centros frente a lo que cuesta el mismo proceso en los hospitales del SAS; y que nos diga de una vez este Gobierno si se nos quiere dar estabilidad o, por el contrario, como ahora está pasado, va a seguir haciendo papel mojado del plazo, los precios y las condiciones del contrato, para que se pueda romper al albur de la Consejería.

Creemos también que la reducción del Concierto al que nos quieren obligar es una medida obligada por determinados tipos de planteamientos ideológicos que pueda haber en el Gobierno de coalición, más que una medida de eficacia para con la Sanidad Pública de Andalucía; y si se lleva a cabo finalmente, además de liquidar a una empresa importante andaluza, tendrá consecuencias muy graves en el aumento de las listas de espera y en la disminución de servicios y prestaciones sanitarias del conjunto de los andaluces.

Por nuestra parte vamos a seguir con nuestra movilizaciones que desarrollaremos esta semana y la que viene en Sevilla, primero con la organización de una gran concentración/manifestación mañana jueves, día 13 de febrero, ante la Consejería de Salud de la Junta, en la Avenida de Hytasa, 14 de Sevilla, a las 12,00 horas, bajo los lemas:

ANDALUCÍA: 22 HOSPITALES PARADOS Y 6 QUE PUEDEN CERRAR……

QUEREMOS LA EUROPA DE LAS PERSONAS Y NO LA DE LOS MERCADOS, UNA EUROPA CON TRABAJO Y BUENA SANIDAD

LA JUNTA DE ANDALUCÍA NI CUMPLE LOS CONCIERTOS NI HACE LOS HOSPITALES PROMETIDOS

En la organización de esta concentración/manifestación participan activamente el Colectivo de Parados de la Construcción de Cádiz, las Asociaciones de vecinos de los municipios afectados, Sindicatos, Organizaciones de comerciante, Ayuntamientos y familiares de trabajadores; y a ella esperamos la asistencia de muchos miles de personas de toda Andalucía.

La semana que viene, desde el día 17 al 21 de febrero de 2014, hemos convocado todos los días concentraciones frente a los Servicios Centrales del SAS de Sevilla en la Avenida de la Constitución desde las 10,00 a las 15,00 horas para que la gente de Sevilla sepa lo que nos está pasando.

 

Compartir.

Leave A Reply