La productividad del castañar y la lucha contra la seca, retos del Parque Sierra de Aracena y Picos de Aroche

0

invierno-Sierra-Huelva-Nacho-Suarez-casa-ruralEl Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se ha fijado como los “grandes retos” para el ejercicio 2014 la productividad del castañar y la lucha contra la seca de la encina y el alcornoque. Éstas son las metas que se ha marcado la Junta Rectora del espacio natural celebrada en el salón de plenos del Ayuntamiento de Almonaster la Real, donde la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ha puesto de relieve “el trabajo bien hecho y la gestión sostenible” de esta “extensa joya de nuestra provincia que ocupa en torno a 186.000 hectáreas”, porque, como ya ocurriera en 2012, “fruto del esfuerzo de todos en una materia primordial como es la prevención”, apenas ha sufrido la incidencia de las llamas en la campaña 2013.

Junta rectora-Sierra-441Una vez consolidada esa barrera contra los incendios, “aunque sin que ello signifique que vayamos a bajar la guardia”, el Parque Natural aspira a proseguir su avance en una materia “esencial” como la investigación con distintas variedades de castañar que se desarrolla en la finca experimental Dehesa de Galaroza. Allí, sobre una franja de unas seis hectáreas, se realizan ensayos con determinadas variedades que destacan por la calidad de sus frutos con la mirada puesta en su posible injerto sobre el castañar tradicional de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en palabras de la delegada, “para salvaguardarlo y para aportar un complemento a la renta agraria de la comarca”.

Otro de los pilares de las líneas de trabajo del presente curso es la búsqueda de soluciones a la amenaza de la seca de la encina y el alcornoque. La Junta Rectora del Parque Natural, que ya impulsó el pasado año la repoblación de alrededor de 4.000 ejemplares (uno por cada una de las solicitudes de corte a causa del decaimiento del árbol) procedentes de la Red de Viveros de la Junta de Andalucía, “y que volverá a hacerlo durante 2014”, ha presentado el proyecto Life BioDehesa. El fin que se persigue, como asevera Josefa González Bayo, es garantizar la subsistencia de este ecosistema “vertebrador de nuestro medio rural”. No en vano, según ha anotado, por toda la geografía onubense se extienden unas 250.000 hectáreas de dehesa, el 21 por ciento de las existentes en toda la comunidad autónoma.

Los resultados de 2013

Entre los resultados del último ejercicio destaca, una vez más, la escasa aparición de las llamas durante todo el año. Dentro de un Parque Natural de 186.000 hectáreas, las llamas sólo han calcinado 45, en su mayoría de pastos y matorral. Algo en lo que, como ha insistido la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, “ha tenido mucho que ver el magnífico trabajo y la profesionalidad de todo el dispositivo del Plan Infoca”. Todo ello, sin olvidar que la Sierra de Aracena y Picos de Aroche acaparó en 2013 más del 25 por ciento de las ayudas para la prevención y control de los incendios forestales convocadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. En total, se concedieron unos 730.000 euros a 305 propietarios de fincas integradas dentro de los 28 municipios que conforman el espacio protegido. Un montante que propició una inversión público-privada global de 970.000 euros.

En 2013 también vio la luz la Guía Oficial del Parque Natural, un libro que recopila, a través de cinco rutas, toda la información de interés para el visitante y que viene a reforzar, como ha expuesto Josefa González Bayo, la labor y el empeño por mejorar la percepción de la ciudadanía hacia la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, su sensibilización ambiental. Un apartado en el que, “como no puede ser de otra manera, en pro de la sostenibilidad, mantendremos una cooperación constante con el conjunto de los agentes sociales del territorio”.

La mejora de la calidad ambiental auspiciada por la limpieza de puntos de vertido y las acciones de educación ambiental, asimismo, se mantienen como ejes de actuación primordiales. Lo mismo ocurre con la gestión de los equipamientos de uso público, a los que se incorporaron el pasado año dos nuevos senderos señalizados (sendero de Arias Montano, entre Alájar y Castaño del Robledo; y sendero de Risco de Levante, en Santa Ana la Real) y tres áreas recreativas (La Coronada, en Cortelazor; Marimateos, en Aracena; y Turóbriga, en Aroche).

 

Compartir.

Leave A Reply