CCOO denuncia que el SAS trata a los usuarios de Huelva como “conejillos de indias”

1

La Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO Huelva ha denunciado que “con el proceso de alianza estratégica de hospitales, tal y como se está llevando a cabo, las autoridades sanitarias se prestan a actuaciones en las que los usuarios están siendo utilizados como “conejillos de india” de experimentos organizativos, dejando en manos de la voluntad de unas cuantas personas la organización de la asistencia sanitaria en la provincia de Huelva”.

Así, el responsable de acción sindical de CCOO Huelva en el SAS, Juan José Rodríguez ha explicado que “en el marco de esa alianza estratégica, la dirección pretende movilizar a los trabajadores de los dos hospitales de uno a otro y viceversa, algo que desde una óptica estrictamente laboral, no tiene un soporte legal claro”. En este sentido, Rodríguez ha explicado que “ni la figura de la adscripción temporal, no aplicable al personal estatutario, ni la de la comisión de servicios para funciones especiales no destinada a este tipo de movilidad, sino a la realización de funciones especiales, garantizan al personal su seguridad jurídica para prestar servicios en un centro distinto a aquel en que tienen su nombramiento”.

En este punto, el sindicalista ha querido aclarar que “si bien es cierto que, de momento, la movilidad de los trabajadores es voluntaria, no lo es menos el hecho de que el cierre de las unidades en que trabajan implica la pérdida del puesto de trabajo en el que ha venido desempeñando su labor, en caso de ejercer su derecho a permanecer en su hospital, aquel en que vía oposición o concurso oficial de traslados obtuvieron su plaza”. Y ha continuado: “Con ello, estos trabajadores y trabajadoras quedan en la incertidumbre de no tener un puesto de trabajo concreto asignado, pudiendo incluso ser destinados al denominado roting, pasando a cubrir los huecos que se generan cada día por distintas ausencias de otros compañeros”.

Exceso de personal

El responsable de acción sindical de CCOO Huelva en el SAS ha advertido igualmente que “esta reducción de plantilla en las unidades fusionadas, genera un excedente de personal en el centro de origen que antes o después va a significar la no renovación de otros tantos nombramientos de trabajadores eventuales, que hasta ahora vienen siendo contratados de manera temporal durante uno o varios meses aunque ocupan puestos de trabajo estructurales que debieran estar ocupados por interinos o personal fijo y su no renovación se sumará a la ya drástica reducción de plantilla que vienen padeciendo los centros del SAS como consecuencia de los recortes aplicados tanto por el Gobierno de la Nación como por la Junta de Andalucía”.

Merma asistencial a la ciudadanía

Por otro lado, desde el punto de vista asistencial, el sindicato ha denunciado que “la ciudadanía va a ver mermado en algunos casos los recursos humanos puestos a su disposición lo que sin duda redundará en la disminución de la calidad de los servicios sanitarios que recibe”. “Un ejemplo de esto, ha continuado Rodríguez, es la disminución en el número total de enfermeras y auxiliares de enfermería en la unidad de pediatría, de un total de 108 trabajadoras entre ambos centros, la unidad resultante de la fusión contará sólo con 96, es decir se reduce la plantilla de enfermería para pediatría en más de un 10%”.

Igualmente, Rodríguez ha expresado su preocupación por el hecho de que la alianza estratégica “sea llevada a cabo sin un marco normativo al efecto y dependa de la voluntariedad de los propios trabajadores, además de carácter reversible, básicamente de los jefes de servicio y directores de unidades de gestión clínica, cuyos nombramientos en algunos casos están siendo cuestionados por los tribunales de justicia, lo que supone que la asistencia sanitaria en Huelva está siendo reorganizada sin garantía de continuidad en el tiempo”.

Por todo ello, CCOO ha exigido “la paralización de todo el proceso, y la apertura de una o varias mesas de diálogo y negociación, sobre la alianza estratégica en su conjunto, el traslado del área materno-infantil del Hospital Infanta Elena al Hospital Juan Ramón Jiménez, la revisión de los movimientos ya realizados, y las condiciones de la movilidad de los trabajadores tanto de un espacio físico a otro como dentro de cada uno de los hospitales”.

Finalmente, Rodríguez ha querido dejar claro que “para el sindicato hay tres cuestiones insoslayables como el mantenimiento de la cartera de servicios y los recursos disponibles para su prestación, el mantenimiento del total de plantilla de ambos centros, incluyendo los puestos estructurales cubiertos por personal eventual y la garantía de respeto a los derechos de los trabajadores”.

 

Compartir.

1 comentario

  1. Rafael Perea on

    Muy interesante Juan José, es verdad lo que describes. El problema es que esto sigue para adelante y no hay quien lo pare.

Leave A Reply