Este martes el Juzgado decide sobre la vigencia del convenio de hostelería

0

El Juzgado de lo Social número 2 de Huelva acoge este martes la vista sobre la vigencia del convenio de hostelería tras la denuncia presentada por UGT a la patronal y que mantiene bloqueada la situación de manera que sigue sin negociarse un nuevo convenio del sector.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones el secretario general de Hostelería y Comercio de UGT-Huelva, Manuel Rusillo, quien ha explicado que el 12 de septiembre de 2012 la Federación Onubense de Empresarios (FOE) denuncia el convenio, –paso contemplado para la negociación de uno nuevo–, pero la autoridad laboral argumenta que “no se ha realizado en tiempo y forma” y la presentan de nuevo el día 20.

Según ha explicado el sindicalista, en el propio convenio se establecía que “la primera quincena” del mes de septiembre debía denunciarse el convenio para poder negociar uno nuevo, de manera que “si no se hacía, se prorrogaba un año más” de forma automática.

Así, ha remarcado que este martes defenderán en el juzgado este argumento, ya que consideran que el convenio se encuentra prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2014 “hasta que el juez diga lo contrario”. A su juicio, “el convenio está en vigor”.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Provincial de la Hostelería de Huelva, Rafael Barba, ha calificado de “peregrinos” estos planteamientos ya que después de denunciar el convenio, se estableció en septiembre y octubre de 2012 una comisión negociadora.

Ha explicado que desde la FOE afrontan la vista con “tranquilidad” puesto que consideran que “jurídicamente el asunto está bastante claro”, aunque ha expresado su pesar por esta situación y por el hecho de que “se judicialice el conflicto”.

Así, convencido de que el argumento de UGT es “interesado”, ha señalado que se trata de un planteamiento de “presión” y ha recordado que uno de los puntos principales de desacuerdo era la aplicación del tronco de servicios, aspecto que “no se puede llevar a cabo” puesto que conllevaría otorgar “el 25 por ciento de la facturación de cada empresa a los trabajadores”. Se trata, según ha dicho, de una cuestión que viene de la época franquista y “no se puede cumplir”.

Barba ha apuntado que desde la patronal ofrecieron retirar la cláusula de la prima de producción para los trabajadores a cambio de una subida salarial del 0,35 por ciento en 2012, del 0,6 por ciento en 2013, y del uno por ciento para 2014, pero “aún así no era suficiente”, y por tanto, “ahora no hay convenio”.

Ha remarcado que con CCOO si hay un clima de diálogo, pero “hasta que no tengamos luz sobre lo que va a ocurrir” no se constituirá la mesa negociadora para el nuevo convenio debido a que Comisiones Obreras no tiene la mayoría. Barba ha señalado que “esta crisis tiene nombre y apellidos”, al tiempo que ha lamentado esta coyuntura judicial puede conllevar “una dinámica peligrosa” si da lugar a diversos recursos y ha tildado la postura de UGT de “irresponsable”.

Compartir.

Leave A Reply