Exposición de techos de palio en Moguer

0

acto inaugural de la muestraLa sala capitular del Monasterio de Santa Clara de Moguer acogerá hasta el próximo 8 de marzo una exposición de techos de palios de la Semana de Pasión moguereña. Se muestran alrededor de 80 piezas, entre ellas algunas reliquias del siglo XIX.

El Consejo Parroquial de Hermandades y Cofradías de Moguer inauguró el pasado viernes la II exposición cofrade de cuaresma ‘Al cielo con Ella’, una muestra artística que aglutina los cuatro techos de palios que procesionan en Semana Santa en Moguer, además del primitivo que sacó a la calle hasta la década de 1990 la hermandad de la Vera Cruz.

Al acto inaugural en la sala capitular de la iglesia conventual de Santa Clara acudieron los miembros de la junta directiva del Consejo, encabezados por su presidente Alonso Núñez, junto a representantes de las distintas Hermandades de la ciudad. No quiso faltar a este cita con el rico patrimonio artístico de la localidad la concejala de Cultura Lourdes Garrido acompañada por la también edil Rocío Domínguez.

Hasta el 8 de marzo las paredes de este edificio colombino acogerá una colección de alrededor de 80 piezas en la que podrán admirarse los techos con sus glorias, las bambalinas delanteras, los varales y los respiraderos que custodian a las vírgenes de La Esperanza, Los Dolores, La Paz y La Soledad, titulares de las hermandades de la Borriquita, Padres Jesús y Vera Cruz respectivamente.

Es importante destacar que esta exposición cofrade tiene un componente solidario, y es que para poder acceder a la muestra el público debe aportar un euro o un kilo/litro de alimentos no perecederos, destinándose todo lo recaudado a Cáritas Parroquial y a la congregación de las Hermanas de la Cruz.

Antiguo paso de Vera Cruz.

Del paso en el que procesionaron hasta la década de 1990 la Virgen de la Paz y de la Soledad de la Hermandad de Vera Cruz, se muestra concretamente el techo bordado por la moguereña Ana Camacho a mediados de 1950, con una Asunción pintada por el poeta moguereño tristemente desaparecido, Francisco Garfias.

Destaca también la bambalina frontal, que lleva piezas del bordado del manto del siglo XIX del antiguo Cristo de los Remedios, una imagen que fue quemada durante los sucesos de la guerra civil.

También se expone el respiradero de madera, realizado por el carpintero moguereño Paulino Ruiz, junto a curiosas instantáneas del fotógrafo local Rowalls, en las que se pueden ver a este antiguo paso en procesión.

 

Compartir.

Leave A Reply