Ecologistas y Zalamea piden parar la eliminación de masa forestal

0

La asociación Ecologistas en Acción de Huelva y el Ayuntamiento de la localidad onubense de Zalamea la Real han emitido sendos escritos a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en los que solicitan formalmente la paralización de trabajos de eliminación de masa forestal en la Finca Casa Sola.

En el primer escrito, consultado por Europa Press, el portavoz de Ecologistas en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, relata cómo el pasado 22 de marzo se llevaban a cabo en estos terrenos una serie de trabajos que consistían en la eliminación de la cubierta forestal y la “destrucción” de numerosos pinos, así como el arranque de tocones de eucalipto y de matorral por parte de dos grandes maquinas retroexcavadoras.

La empresa propietaria, asimismo, cuenta con una autorización de Medio Ambiente de cambio de uso de suelo, de forestal a agrícola, para destinarla posteriormente al cultivo de cítricos, proyecto que para Ecologistas en Acción es “inaceptable” e “incompatible” con la conservación del patrimonio forestal de una zona que en el año 2004 sufrió un “catastrófico” incendio forestal que calcinó unas 35.000 hectáreas de bosque y matorral de las provincias de Huelva y Sevilla.

En la Finca Casa Sola, de aproximadamente 500 hectáreas, se destruyeron en aquel incendio cerca de 180. Indica Ecologistas, asimismo, una serie de incumplimientos de los condicionados de la Autorización Ambiental Unificada (AAU) y de la resolución del expediente de la corta de pinos.

Para la asociación, es “inadmisible” e “intolerable” que “lo que el fuego no quemó lo destruya una empresa con el beneplácito de la administración, cuando debería garantizar los recursos naturales y el patrimonio forestal, tal y como contempla la vigente ley 2/92 Forestal de Andalucía”.

LA FINCA, “RECUPERADA” TRAS EL FUEGO

Y es que, recalca Romero, la finca está en la actualidad “bastante recuperada”, con abundantes pinos y una cubierta de especies de matorrales nobles como madroños, lentiscos, brezales, peruétanos o palmitos, y otras especies arbóreas como encinas, alcornoques y acebuches.

El terreno está ubicado en las inmediaciones de la ribera de Cachán y el río Tinto, “zona muy abrupta y con muchas pendientes que en numerosos casos superan el 20 por ciento”, por lo que la alteración de los perfiles del suelo y la vegetación provocarían daños medioambientales y una “fuerte” erosión.

Por todo ello, los ecologistas piden la paralización de los trabajos que se están efectuando y la revisión del expediente de cambio de uso de suelo. “La finca debe conservar su vocación forestal, pues los bosques también generan empleo y riqueza, además de otros beneficios: una comarca tan castigada por los incendios forestales no debería perder los pulmones verdes que aún le quedan”, mantienen.

La petición vienen respaldada por el Ayuntamiento de Zalamea la Real, cuyo alcalde, Marcos García (IU), también ha remitido un escrito a la Delegación. Consultado por Europa Press, el documento recoge que es deber del Consistorio “preocuparse por el mantenimiento y conservación medioambiental, sobre todo de lo correspondiente a su término municipal”.

Así, el Ayuntamiento pide a la Junta que gestione la paralización cautelar de los trabajos hasta comprobar que se estén desarrollando dentro de la normativa y que no supongan un impacto medioambiental aún mayor para la zona ya afectada por el incendio de 2004. A su vez, instan a la Delegación a que se detenga la AAU aprobada hasta que se realice una revisión de la transformación de la calificación de la finca, asegurando el mantenimiento de las zonas forestales, y a que se informe a la corporación local en relación a las actuaciones que se vayan a realizar en la finca antes de que éstas comiencen.

Compartir.

Leave A Reply