Presentada en Moguer la edición conmemorativa de Platero

0

acto platero moguer (1)En la tarde de este jueves se han presentado en Moguer la edición conmemorativa de Platero y yo con motivo del centenario de la obra más universal de Juan Ramón Jiménez, así como el Pasaporte que permitirá acceder a ella recorriendo los lugares juanramonianos de la localidad. El Año Platero sigue latiendo con fuerza.

acto platero moguer (2)acto platero moguer (3)El Alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, y la representante de la comunidad de herederos y la familia de Juan Ramón, Carmen Hernández-Pinzón, han presidido en el salón de actos del consistorio, la presentación en la ciudad natal del poeta de la edición conmemorativa del Año Platero así como del Pasaporte que habrá de cumplimentarse para poder acceder a uno de estos ejemplares, que sólo podrá conseguirse en Moguer.

La presentación contó también con la asistencia del Diputado provincial, José Villa, y el Director de la Fundación Atlantic Copper, Jesús Contreras. Esta empresa ha patrocinado la edición conmemorativa de la elegía andaluza, y por esta importante aportación al centenario, Contreras recibió de manos del primer mandatario local el nombramiento de Atlantic Copper como Embajadora del Año Platero, una distinción aprobada por el Pleno Municipal para reconocer la labor de mecenazgo y apoyo a las iniciativas en torno al centenario.

En cuanto a la obra presentada, cuyas características fueron explicadas por el director de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, Antonio Ramírez Almanza, se ha diseñado siguiendo los cánones estéticos que el Nobel utilizaba en sus cuidados trabajos editoriales.

Se trata de una edición no venal y completa de la obra más universal del poeta de luz, promovida por la Fundación del Nobel con la autorización de la comunidad de herederos y la familia del poeta, cuya representante Carmen Hernández-Pinzón, apoyó con su presencia y sus palabras este acto tan importante en la programación conmemorativa del Año Platero.

Este exclusivo Platero y yo del que se han editado 7.500 ejemplares tiene la característica especial de que podrá conseguirse únicamente en Moguer, pero sólo tras completarse un recorrido por los principales espacios y monumentos de la ciudad relacionados con Juan Ramón Jiménez.

Impreso en papel coral book ivory, con portada en cartulina gráfica plastificada mate y con medidas de 17 x 24 centímetros, este Platero y yo 2014 cuenta con un total de 180 páginas cosidas con hilo vegetal y mantiene las preferencias tipográficas con las que Juan Ramón realizaba sus trabajos editoriales, esto es, un diseño suelto para el texto y una letra de corte latino a la vez elegante y legible.

La edición ha corrido a cargo de Juan José Antequera Luengo (FACEDICIONES), quien ha realizado la maquetación y el diseño de la misma, respetando siempre los criterios y el gusto de Juan Ramón, manteniendo el ideal clásico y apolíneo de composiciones latinas, equilibradas, sencillas, sin adornos y con una cuidada encuadernación.

El propio Juan Ramón comenta cómo ha de ser un libro: «Tenga un libro en lo material, un decoro suficiente, sencillez, claridad, nobleza. No hay que perder el tiempo con los libros en vanas superficialidades, pues no es esto en ellos lo esencial ni lo permanente».

En su interior, la edición completa de la elegía andaluza que incluye los 138 capítulos originales, el último titulado «A Platero en su tierra» fechado en Moguer en 1916, además de un primer complemento introducido por Juan Ramón en ediciones posteriores con los nuevos capítulos «Mudeví», «Obstinación» y «Platero y las muñecas», un segundo complemento que integran los capítulos «Las Alondras», «El mejor amigo» y «Camarinas»; un primer apéndice con el prólogo del propio Nobel a la primera edición completa, un segundo apéndice con el capítulo «La muerte de Platero» y un tercero que incluye los capítulos «Platero español de Francia» fechado por el propio Juan Ramón en 1952, y «Platero y los jitanos».

La nueva edición se cierra con un último apéndice y el capítulo titulado «La muy ilustre ciudad de Platero», un texto en el que Juan Ramón parece adelantarnos el objetivo que se pretende lograr precisamente con esta edición exclusiva de la obra que solo podrá conseguirse «recorriendo Moguer tras las huellas de Platero». Esas últimas palabras del poeta en la edición conmemorativa son: «Al volver de nuevo a Moguer, como antes lo ví tanto con Platero, no lo puedo ya ver sin él, de modo que ahora voy a todo con su recuerdo. A su recuerdo es a quien le hablo, porque no me gusta la soledad y me da la compañía mejor que cualquier persona. Además, como viví tanto a su lado, cada lugar despierta nuevos recuerdos de él. No es redundancia, es necesidad de apoyarme en sus recuerdos porque sin él los míos estarán solos, como el sol y la luna del campo sin nosotros».

Moguer, sus gentes, sus paisajes y sus tradiciones, constituyen el eje central de esta singular obra literaria que ha convertido en universal a la ciudad natal del Premio Nobel, de ahí que la edición extraordinaria y exclusiva de este Platero y yo, tenga un carácter eminentemente moguereño y pretenda convertirse en un instrumento más para descubrir el alma de un Moguer que pretende ofrecer al visitante un espacio monumental y cultural que, un siglo después, mantiene en sus rincones todo el sabor y el encanto que inspiraron los capítulos de la obra más leída en castellano durante el último siglo.

De esta manera, para poder acceder a esta edición conmemorativa que edita la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, será necesario realizar previamente el ya comentado itinerario juanramoniano por la ciudad de Moguer, en el transcurso del cual deberán sellar el denominado «Pasaporte Platero», que fue presentado también por la técnica de turismo de Moguer, Pilar Sánchez, en el acto celebrado ayer.

Se trata de un documento personal en el que los interesados en disponer de un ejemplar de la edición del centenario habrán de incorporar un número determinado de puntos que se lograrán sellando el pasaporte en la Casa-Museo Zenobia-Juan Ramón, en la casa-natal del poeta en la calle Ribera o en la Oficina de Turismo de Moguer ubicada en el teatro Felipe Godínez. La mayoría de los puntos se conseguirán visitando estos espacios relacionados con Platero y yo, pero también será necesario para completar el pasaporte realizar alguna compra en un comercio local, disfrutar de nuestra gastronomía, o pernoctar una noche en la ciudad, con lo que se pretende también dinamizar de alguna manera la actividad económica del municipio durante este Año Platero.

 

Compartir.

Leave A Reply