Condena del Consejo Local a los asesinatos de mujeres

0

Consejo Local de la Mujer 09El Consejo Local de la Mujer, presidido por la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, Juana Carrillo, ha condenado los cinco asesinatos por violencia de género que se han producido durante el pasado mes de febrero; cifra que podría incrementarse a seis si se confirma, como todo parece indicar, que la mujer hallada muerta el pasado 25 de febrero en Fuenlabrada fue asesinada por su excompañero sentimental, aunque este caso se encuentra en investigación.

Con estas últimas muertes, son ya once las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en los dos primeros meses del año y sólo cinco de ellas habían presentado denuncia por malos tratos. Por ello, el Consejo Local de la Mujer insiste en la necesidad de denunciar al agresor ante cualquier signo de maltrato y recuerda que existen recursos como el teléfono de atención gratuita 016 y la asistencia jurídica gratuita al servicio de las víctimas.

Cataluña se encuentra a la cabeza de casos de mujeres asesinadas por violencia de género, ya que en lo que va de año, han muerto cuatro. Le siguen Galicia y Madrid con dos casos cada una. Estas once muertes han dejado huérfanos a cinco menores de edad.

La primera víctima de febrero, contabilizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, es una mujer polaca de 40 años que fue hallada muerta en su domicilio de Montsià el 28 de enero. Sin embargo, no ha sido hasta este mes cuando la investigación ha confirmado que se trata de un caso de violencia de género. En dos estancias distintas del domicilio se encontraron los cuerpos sin vida de la mujer y de su pareja, también de nacionalidad polaca, de 50 años. La mujer asesinada murió a consecuencia de las heridas que le causó con un arma blanca su pareja, que se suicidó posteriormente.

El primer día de febrero, era asesinada una mujer de 51 años en la localidad barcelonesa de Calella presuntamente por su pareja. El cuerpo de la víctima apareció en el local que regentaba el supuesto asesino, y aunque todo apuntaba a que podría tratarse de un suicidio, la investigación confirmó un nuevo caso de violencia de género, por lo que fue detenido su compañero sentimental. Al parecer, la víctima había presentado alguna denuncia por malos tratos, aunque el juez consideró que no había elementos que sustentaran tal denuncia.

El 15 de febrero había que lamentar una nueva muerte de una mujer española de 43 años de edad que fue encontrada sin vida en un banco público de la localidad madrileña de El Escorial. El cuerpo presentaba diversos traumatismos producidos por golpes en la cara y la cabeza, supuestamente provocados por un exnovio de la víctima que fue detenido días después. Se trata de un ciudadano belga de 36 años que mantuvo una relación con la víctima hace tiempo.

Otro nuevo caso de violencia machista se producía el 23 de febrero, tras ser asesinada una mujer embarazada de 37 años, tras ser asesinada presuntamente por su esposo, del que se había separado hace dos meses. El cuerpo de la mujer, que había desaparecido de Vilaboa (Pontevedra), donde se había trasladado a vivir con su familia, fue localizado dos días después en un monte. Tras el hallazgo del cadáver, fue detenido su marido, que confesó ser el autor del crimen. La víctima tenía seis hijos, cuatro de ellos menores de edad. En el juzgado de Lugo constaba una denuncia anónima en relación a la pareja, pero la víctima, al ser contactada por la Policía, negó los malos tratos, por lo que no existía ninguna medida sobre el ahora presunto homicida.

Dos días después del hallazgo de este cadáver, eran asesinadas dos mujeres en Barcelona y Madrid. Después de que supuestamente matara a su mujer de un disparo en el piso del barrio barcelonés de Grácia, el marido de la víctima, de 75 años, era detenido por los Mossos d’Esquadra. La víctima no había denunciando nunca a su marido.

Unas horas antes, una mujer española de 43 años fallecía en Fuenlabrada (Madrid) tras ser golpeada hasta la muerte, aunque este caso se encuentra en investigación y no ha sido aún confirmado como violencia de género. El cadáver de la mujer, que presentaba varios golpes en la cabeza, fue encontrado junto a su expareja. La víctima no había interpuesto denuncias por malos tratos contra su presunto agresor, aunque sí contra su exmarido, quien está actualmente en busca y captura y podría estar residiendo en Chile.

 

Compartir.

Leave A Reply