Carolina Marín cae en primera ronda en Londres ante la número dos del mundo, la china Yihan Wang

0
Carolina Marín en los cuartos de final del Mundial.

Carolina Marín en los cuartos de final del Mundial.

A pesar de los buenas actuaciones de las jugadoras españolas, las duras rivales que el sorteo las deparó en primera ronda impidieron que tanto Beatriz Corrales como Carolina Marín dijeron adiós a las primeras de cambio en el mítico YONEX All England Open. Una paso más en el camino del que seguir aprendiendo cara a los objetivos más importantes de la temporada. La primera en entrar en acción fue Beatriz Corrales que no pudo superar a la coreana Ji Hyun Sung -5ª del mundo- ante la que cayó por 12-21 14-21 en 32 minutos de juego. Tras un primer set en el que la coreana se distanció rápidamente en el marcador consiguiendo adelantarse por 12-21, en el segundo, ahora sí, Corrales conseguía tener una buena activación inicial que la permitió liderar el parcial durante los primeros compases. De hecho, la española mantuvo las distancias llegando al intervalo 9-11 a solo dos puntos de Sung, pero tras la salida del intervalo, las diferencias empezaron a abrirse con una mayor claridad hasta el 14-21 definitivo.

A continuación, en pista 1 de todo un All England Open aparecía Carolina Marín para enfrentarse a la china Yihan Wang, nº 2 del mundo y plata olímpica en Londres. Estos condicionantes parecieron incentivar a la española que salió por delante en el marcador manteniendo a raya a la china que a pesar de mover a la española no conseguía tener la iniciativa en el marcador. Cuando Wang consiguió igualar a 9, las tornas cambiaron y los largos rallies disputados entre ambas terminaban cayendo del lado chino. Marín movía el juego, pero el punto final terminaba cayendo para Wang que cerró el primer parcial con 13-21.

En el segundo set Wang no dejó coger ventaja a la española y el set se mantuvo igualado hasta el 7-7, punto a partir del cual Wang volvió a mantener el juego de la segunda parte del primer set para abrir las diferencias. Largos intercambios en el que Marín forzaba pero Wang se defendía a la perfección trasladando la presión con su defensa al campo español. En esa dinámica, que se repetía punto tras punto, la china se hizo fuerte para cerrar definitivamente el partido por 12-21. Marcador corto que no refleja la realidad de un partido que se dilató hasta los 43 minutos.

La próxima parada de ambas jugadoras será el Swiss Open -Grand Prix Gold- a disputar la semana que viene en el Saint Jakobshalle de Basilea que tan buenos recuerdos trae a las jugadoras españolas del pasado Campeonato de Europa por Equipos Femeninos.

Compartir.

Leave A Reply