Presidenta de SOS Bebés Robados en Huelva reclama ayuda a Europa

0

La presidenta de la Asociación SOS Bebés Robados de Huelva, Esperanza Ornedo, ha reclamado ayuda al Parlamento Europeo, por su caso concreto tras el supuesto robo de su hermana nada más nacer en 1968, por “el desinterés absoluto” del Estado en esta materia después de que la Audiencia Provincial de Huelva y posteriormente el Tribunal Constitucional hayan dado carpetazo a su caso.

En el documento enviado al Parlamento, al que ha tenido acceso Europa Press, Ornedo expone que ha sido “víctima del tráfico de seres humanos que comenzó en el régimen anterior y ha continuado en democracia hasta nuestros días, al haber sufrido la presunta detención ilegal o robo o sustracción de su hermana en el Hospital Manuel Lois de Huelva”.

Así, interpuesta la correspondiente denuncia, ha quedado patente “el desinterés absoluto del Estado español en el asunto, a pesar de existir pruebas o al menos indicios de la comisión de los delitos que se denuncian”, lo que está haciendo con “absoluta indiferencia” al derecho a la tutela judicial efectiva y a la indefensión de máximo grado que pudiera producirse a los denunciantes.

A su juicio, todo ello no tiene más explicación que “la enorme responsabilidad patrimonial” que para el Estado puede derivar del reconocimiento de la comisión de delitos de lesa humanidad, “cual es el robo masivo de niños en hospitales públicos en nuestro país” o la relación de parentesco de hasta primer grado de médicos y otros sanitarios implicados “en estos crímenes atroces, con políticos de primera fila de este país”.

Además, tanto en el presente caso como en las decenas de miles de ellos que están surgiendo en España, señala, “se está negando sistemáticamente la documentación por parte de las administraciones competentes, bien no entregando la misma, bien entregándola incompleta o alegando estar destruida por incendios e inundaciones”.

A su vez, afirma que los varios reencuentros entre padres e hijos robados nada más nacer “sin que haya intervenido la justicia sino gracias a la labor de los particulares, es una prueba más del desinterés del Estado, a pesar de ser delitos perseguibles de oficio”.

Ornedo indica en su escrito que en España se “están violando gravemente los derechos humanos más elementales reconocidos en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea” y añade que, igualmente, “se está violando” la Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, ratificada por España.

Así, por todo ello, espera que se apruebe la resolución por la que se declare que España “está violando los derechos humanos de los más débiles”, requiriendo al Gobierno central para que, por el Ministerio de Justicia, se actúe conforme a todo lo solicitado.

Esperanza Ornedo, que también añade otro documento con los hechos ocurridos el día en el que nació su hermana, espera a su vez que el hecho de exponer su caso fuera del país sirva para que “se den cuenta que no voy a ceder en este, indicando además que la búsqueda de su hermana “se ha convertido en una asignatura” que no piensa “dejar pendiente. Llamaré a todas las puertas posibles con el objetivo de que algún día se abra alguna para mí”.

VUELVE A DENUNCIAR SU CASO

Por otro lado, cabe recordar que Ornedo ha interpuesto una denuncia contra un ginecólogo y una matrona que trabajaban en el citado centro hospitalario de la capital onubense en 1968 por el supuesto robo de su hermana nada más nacer.

Se trata de la segunda denuncia que interpone la presidenta de SOS Bebés Robados por el caso de su hermana, después de que la Audiencia Provincial de Huelva archivara la primera y el Tribunal Constitucional no admitiera a trámite su recurso.

Sin embargo, según ha explicado a Europa Press Esperanza Ornedo, ha obtenido “nueva información” tras llevar a cabo una investigación particular con el fin de identificar a la matrona que atendió a su madre la noche que dio a luz, objetivo que finalmente ha logrado.

“Tan sólo una matrona atendía aquella noche a las parturientas, sólo atendía por los pasillos una matrona y había falta de personal sanitario, según comenta mi madre”, ha indicado la presidenta de SOS Bebés Robados en Huelva. Su objetivo ahora es “que sea esta señora la que aporte la información necesaria para la investigación, dé claridad a los hechos ocurridos aquella noche y explique el porqué firma el médico el parte de defunción cuando fue ella quién atendió a mi madre”.

En la denuncia solicita que sea admitida a trámite y que se incoen diligencias de investigación penal para aclarar los hechos ocurridos aquel día, para lo que solicita la citación de los denunciados en calidad de imputados.

Esperanza Ornedo recuerda los hechos y asegura que al llegar al hospital la noche de ese día, tras romper aguas, dejaron a su madre en una camilla en el pasillo del hospital y cuando esta matrona se da cuenta de que está de parto, “la lleva a una habitación a solas y, tras dar a luz a una niña a la que vio hermosa, grande y sana”, la matrona se la lleva y horas más tarde llegó una persona si identificar para informarle del fallecimiento de este bebé.

Ornedo indica que el personal sanitario no dejó a la familia ver el cuerpo y que el médico que firmó el legajo de aborto, que no asistió a esta mujer, señala que “atendió un aborto de apenas seis meses de gestación”.

Compartir.

Leave A Reply