El pleno de Almonte aprueba la revisión de oficio del contrato de la planta de reciclaje

0

Votaci+¦n afirmativa punto de Aproindo (1024x678)El pleno de Almonte de marzo ha aprobado -con los votos de PP e IU y el voto negativo de PSOE y no adscrito- el recurso de reposición contra el acuerdo de pleno celebrado el pasado mes de febrero y, por tanto, dado vía libre al inicio del expediente de revisión de oficio de los acuerdos de las comisiones de gobierno de 3 de octubre y 6 de noviembre de 2003, y 22 de marzo de 2007, referentes a la empresa Aprovechamientos Industriales Doñana S.L. (Aproindo), y al contrato para la eliminación de los escombros y restos de obras. Por lo tanto, el proceso administrativo se derivará al Consejo Consultivo de la Junta de Andalucía para que pronuncie acerca de si existen o no motivos para la nulidad.

Hay que recordar que este órgano -dependiente de la Junta de Andalucía-, ya se ha pronunciado favorablemente a propósito de la nulidad de diferentes operaciones administrativas ejecutadas por los gestores socialistas: la compra del campo de golf de Matalascañas y el contrato de gestión de las multas. En esta ocasión, el jefe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento ha emitido un informe en el que detalla que el contrato experimentó hasta cuatro subidas no debidamente justificadas, pasando de un total de 240.404 euros por 15 años cuando se licitó, a 16,2 millones de euros en 30 años, ya que también se multiplicó por dos el periodo de concesión.

El portavoz popular, José Joaquín De la Torre, remarcó que el informe del técnico es “demoledor”, por lo que instó a los socialistas a que apoyaran esta revisión, “por transparencia y en defensa de los intereses generales”. Según dijo, “el pueblo se merece que sepamos si el contrato estaba bien o mal hecho, ya que en la actualidad pagamos más de 600.000 euros anuales y nos quedan aún 20 años”. Y es que, pese al estallido de la burbuja inmobiliaria, el PSOE no rebajó la cuantía del contrato.

Por su parte, el alcalde, José Antonio Domínguez Iglesias (PP), recordó que “cada petición para que el Consultivo se pronuncie ha provocado una crisis en el seño del PSOE. Consecutivamente, el campo de golf, el contrato de las multas y ahora Aproindo, han motivado la dimisión de un concejal del grupo socialista”. En este caso, ha sido la del número 3 en la lista de las municipales de 2011, Manuel Cepeda, quien ya en el pleno de febrero y en el mismo punto, se ausentó del debate y votación.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Daniel Martínez, señaló que el grupo socialista incurría en una grave contradicción, ya que “mientras su secretaria general local –Rocío Espinosa- afirmaba en prensa que no había nada que ocultar e instaba a elevarlo al Consejo Consultivo, los concejales en el Ayuntamiento insisten en su posicionamiento negativo para elevarlo a este órgano”. Esa persistencia llevó al portavoz de izquierdas a preguntar a los ediles del PSOE si eran “accionistas, propietarios o beneficiarios de esta empresa”. Finalmente, recalcó que “los socialistas no están ni por la transparencia ni por el interés general”.

Dimisión en el PSOE

Con anterioridad al pleno ordinario, se celebró una sesión extraordinaria a propuesta del Grupo Municipal Socialista, para la formalización del conflicto en defensa de la autonomía local. Comenzó con la lectura del escrito de renuncia –por parte del alcalde- del concejal del PSOE Manuel Cepeda, “obligado por las circunstancias”. Mencionó su “búsqueda del interés general” y pidió perdón a su formación y al pueblo. Por su parte, Domínguez Iglesias destacó que “le dignifica la entrega del acta a su partido”, y expresó su intención de “seguir contando con su Manuel Cepeda, quien ha demostrado una gran vocación de servicio”.

 

Compartir.

Leave A Reply