Rafael Moreno descata los testimonios de puntaumbrieños en su libro ‘Perseguidos’

0

Cultura Libro Perseguidos Rafa Moreno (1)El Centro Cultural de Punta Umbría acogió ayer la presentación del libro ‘Perseguidos’, del periodista onubense Rafael Moreno, en el que se recogen diferentes historias de la represión franquista en la provincia de Huelva. Entre ellas, destacó el alcalde puntaumbrieño, Gonzalo Rodríguez Nevado, aquellas que “han sacado a la luz una parte desconocida para muchos de nuestra historia, como es la existencia de un campo de concentración en la Isla Saltés”.

‘Perseguidos’ desvela que la Isla Saltés fue uno de los 188 campos de concentración de la época franquista, en el que el ejército de Franco trasladó a miles de presos republicanos capturados tras la caída de Cataluña. Al ser un escape difícil, era un lugar adecuado para su retención. No obstante, estaba rodeado de agua, repleto de esteros y caños de marismas intransitables.

Para Rodríguez Nevado, “hay que saber escuchar y aprender de las historias de los puntaumbrieños y puntaumbrieñas que estuvieron cerca de la crudeza que se vivió en la Isla Saltés, que ayudaron a darle alimentos a los presos o a darle esperanzas de que algún día saldrían de allí”.

De hecho, aunque la Isla Saltés no es término municipal de Punta Umbría, “siempre ha sido un lugar muy cercano con el que casi todos guardamos muchos recuerdos”. Incluso el propio regidor municipal cuenta con un familiar que vivió muy cerca esta historia: su madre, María Nevado, que ahora tiene más de 90 años y no olvida esos pasajes.

Entre las personas de Punta Umbría en la obra, o las que residen en el pueblo, hay nombres como la propia María Nevado, junto a Tomás Gento, Isabel Hernández, Gregorio Jiménez Vidosa, José Antonio Cruz Barroso, Emilio Fernández Seisdedos, Jacinto Jiménez Villar o Encarna García Campoy; algunos de ellos ya hoy fallecidos.

Como subrayó en la presentación la concejala delegada de Cultura, Antonia Hernández Galloso, “el campo de concentración de Saltés ha sido un gran desconocido y este texto es un buen homenaje a lo generosos que fueron los puntaumbrieños y puntaumbrieñas de aquella época”.

Para Cecilio Gordillo; editor del libro y coordinador del grupo de trabajo ‘Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía’, “es interesante hacer una apreciación en cuanto a los trabajos recopilados. Porque aquí en Huelva no hubo guerra, sino represión. Y los más de 15.000 ó 20.000 fusilados de Andalucía no fueron fruto de enfrentamientos bélicos, sino de puro asesinato”.

Decidieron editar la obra “por no llegar tarde y que fallecieran protagonistas antes de que salieran a la luz”. Alguno ha fallecido finalmente, pero el resultado es “un pequeño libro de formato pero grande de contenido”.

Para Rafael Moreno, “en este libro hay que agradecer las historias de muchas personas”. Por testimonio como el de Loli de los Santos y José Antonio Rey María le llegó a él este asunto; e incidió en otras personas que han salido en la obra gracias al recuerdo de éstas, como Ángela la de ‘Pinito’, “toda una coordinadora, de las que organizó esa intendencia para los presos, porque los hombres iban en patera pero no atravesaban las alambradas. Eran las mujeres las encargadas de llevarles ropa, comida, latas… lo que cada uno tenía y podía aportar”.

En Huelva había otros tres campos de concentración, todos interconectados por vía férrea. Entre todos, albergaron hasta 20.000 personas.

En el de Saltés, “a la gente de Punta Umbría le llamaba la atención lo que se vivía: lo que era pasar allí un verano, un invierno, las enfermedades por parásitos…”. Se ha calculado que llegaron a estar allí 3.717 presos, con nombres y apellidos. “Nos falta determinar la mortandad, aunque sí que la hubo”.

La publicación cuenta con abundante material gráfico y documental para recuperar la memoria personal y familiar de esos perseguidos.

 

Compartir.

Leave A Reply