Los seminaristas dan a conocer su vocación en centros educativos y parroquias

0

Los seminaristas de la Diócesis de Huelva han iniciado una ronda por distintas parroquias y centros educativos con motivo de la Campaña del Día del Seminario, enmarcada en la festividad de San José, patrón de las vocaciones sacerdotales, el próximo 19 de marzo. En esta ocasión, más puntos de la Diócesis de Huelva serán visitados, puesto que el número de seminaristas ha crecido recientemente en Huelva, una cifra que asciende en la actualidad a 16 jóvenes que han optado por el sacerdocio.

Esta actividad enmarcada en la campaña del Día del Seminario, que se realiza en España desde mediados del siglo XX, consiste en charlas y reuniones en las que los seminaristas hablan de la vocación al sacerdocio en general. Titulada este año “La alegría de anunciar el Evangelio”, trata de presentar la vocación, así como dar a conocer el Seminario y despertar la inquietud vocacional en aquellos jóvenes que son llamados.

El pasado 8 de marzo los seminaristas tuvieron el encuentro de monaguillos en el Seminario, al que asistieron 18 chavales, y los próximos días 22 y 23 de marzo tendrán una convivencia vocacional y una marcha vocacional desde Calañas a la ermita de la Coronada.

El seminario mayor en la Diócesis de Huelva se encuentra situado en la Avenida Santa Marta de la capital onubense. Cuenta con un rector, un formador y un director espiritual, los cuales viven en el Seminario y comparten la vida diaria con los seminaristas. La mayoría es de la diócesis, proveniente de la vida parroquial, y no ha tenido contactos con grupos juveniles. Tiene una media de edad en torno a los treinta años. Antes de entrar en el seminario, ha realizado otros estudios universitarios o ha estado inserta en el mundo laboral. La entrada en el seminario se realiza después de un tiempo de discernimiento vocacional que dura como mínimo un año.

El profesorado con el que cuenta el Seminario está formado por sacerdotes y seglares con acreditación suficiente para impartir dichas materias. Se trabaja en las cinco dimensiones que se proponen: dimensión personal, comunitaria, pastoral, espiritual e intelectual, teniendo un itinerario formativo donde se tiene en cuenta la edad del candidato y la etapa de formación en la cual se encuentra inserto.

Dentro del proceso formativo los seminaristas tienen encuentros personales con el director espiritual mensualmente, además de retiros espirituales también mensualmente y ejercicios espirituales anualmente. Para entrar en el seminario se le exige al alumno lo mismo que se le exigiría a una persona para entrar en el sistema universitario español. Los estudios están divididos en siete años donde seis son de residencia y estudio en el seminario y el último es de formación pastoral viviendo fuera del seminario. Durante la etapa del seminario, realizan diferentes acciones pastorales, normalmente, en parroquias de la ciudad y en el Colegio Diocesano, sito en el mismo edificio que el Seminario Diocesano.

 

 

Compartir.

Leave A Reply