Recuperadas 102 parejas de buitre negro en Sierra Pelada en 2013

0
Foto de archivo.

Foto de archivo.

El Programa de Actuaciones para la Conservación del Buitre Negro en Andalucía ha detectado, en Huelva, la presencia de 110 parejas, 32 en el sector de la Rivera del Aserrador y 78 en el sector de Sierra Pelada. La cifra supone un descenso de ocho parejas con respecto al año 2012, pero se sitúa “muy por encima” de las 84 registradas en la provincia en 2002, según han informado a Europa Press desde la administración autonómica.

De este modo, la nota “más positiva” es que, pese a ese ligero descenso de parejas con respecto al curso anterior, en el ejercicio 2013 se ha visto incrementada la cantidad de parejas reproductoras, que ha quedado fijada en 102, dos más que en 2012, y han volado 64 pollos.

Los resultados del programa han tenido su incidencia directa en la evolución de la catalogación de la especie, que ha pasado de la categoría ‘en peligro’ a la de ‘vulnerable’ según los criterios de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con unos números que alejan al buitre negro del riesgo de desaparición en Huelva y Andalucía.

En 2013 se censaron 330 parejas de buitre negro en Andalucía, confirmándose la puesta en 293. Estas cifras muestran una tendencia al alza iniciada entre 1998 (122 con puesta; 135 parejas controladas) y 1999 (147 con puesta; 156 controladas).

Asimismo, han destacado que, si bien el ritmo se ha aminorado en los últimos años, no ha dejado de seguir una tendencia ascendente: 182 con puesta y 210 controladas en 2002, de manera que fueron 187 con puesta y en 215 controladas en 2003, siguiendo en 2004 con 190 y 215, respectivamente, 201 reproductoras y 230 controladas en 2005, 205 y 236 en 2006, 243 y 213 en 2007, 277 y 239 en 2009, 303 y 255 en 2010, mientras que eran 314 con puesta y 255 controladas en 2011 y 318 y 288 en 2012. Sierra Pelada, con 102 reproductoras y 110 parejas en 2013, es el núcleo “más numeroso de Andalucía”.

La delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, en este sentido, ha celebrado la noticia, aunque ha dejado claro que “no debemos bajar la guardia”.

De otro lado, han indicado que la recolonización de la zona afectada por el incendio de 2003 en Sierra Pelada ha mejorado de manera considerable. En 2013 vuelven a ser 14 las parejas que han criado dentro de su perímetro. A ello ha contribuido tanto la regeneración que se da en el sustrato vegetal como la instalación de plataformas artificiales, por parte del programa de conservación, en los pocos pies que quedaron vivos.

En concreto, nueve parejas repiten plataforma, otra lo hace en una plataforma nueva, otras tres lo hacen de nuevo tras una pausa de dos años y otra lo hace por primera vez sobre una plataforma artificial instalada en 2010. Además se ha podido ver a dos parejas regentando plataformas en la zona sin intentar la cría. De las 16 parejas censadas, en total tres se han visto sobre trípodes artificiales instalados en años anteriores.

RECUPERACIONES

Durante esta temporada han sido cuatro los buitres encontrados con algún tipo de problema y que han podido ser llevados al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) para ser tratados y recuperados para su posterior liberación.

Los trabajos realizados durante el año 2013 en relación a la gestión y control de la población de Buitre Negro en el Paraje Natural de Sierra Pelada y Rivera del Aserrador y las zonas aledañas están encuadrados en el Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas, encargado de coordinar y promover las diferentes iniciativas relacionadas con la preservación de esta especie. Representa además una de las principales líneas de trabajo que desarrolla el Departamento Geodiversidad y Biodiversidad de la Delegación Provincial de Huelva de la Consejería de Medio Ambiente.

Las labores de seguimiento de la cría (búsqueda de nuevos nidos, evaluación del estado de plataformas antiguas, ocupación de plataformas, identificación de parejas reproductoras, seguimiento del desarrollo de los pollos, determinación del fracaso reproductor, etc.) han representado el grueso del trabajo durante la época reproductora de la especie, entre enero y septiembre.

De forma complementaria a las actividades de seguimiento y control de la reproducción del Buitre Negro, se han llevado a cabo otras relacionadas con la conservación de la especie en la provincia de Huelva. Así, se han ido registrando los aportes de carroñas a los muladares activos, se han dedicado jornadas a la lectura de anillas, prospección de posibles zonas de ocupación y zonas de alimentación, colaboración en la recogida de ejemplares envenados, etc. El Buitre Negro (Aegypius monachus) es la mayor ave carroñera de Europa y una de las más grandes del mundo.

ÁREA DE ESTUDIO EN HUELVA

Los trabajos de censo y seguimiento de la población reproductora de Buitre Negro se han centrado en torno al Paraje Natural de Sierra Pelada y Rivera del Aserrador, en el noroeste de la provincia de Huelva. Este área coincide con las estribaciones meridionales de Sierra Morena, en el límite con las llanuras del Andévalo. Es una zona de carácter muy montañoso, con fuertes pendientes aunque con altitudes moderadas, siendo las elevaciones más importantes el alto de la Caba (736 metros) y el Alto de Sierra Pelada (654 metros).

Compartir.

Leave A Reply