Los farmacéuticos andaluces se reúnen en Punta para analizar su presente y futuro

0

Farmaceuticos Huelva congreso andaluzLa provincia de Huelva se convertirá desde este jueves en sede del principal encuentro que celebra la Farmacia de Andalucía: Las Jornadas Farmacéuticas Andaluzas, organizadas por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) y que cuentan en ésta, su cuarta edición, con la colaboración del Colegio de Farmacéuticos de Huelva como corporación anfitriona. Este evento se desarrollará entre los días 20 y 21 de marzo en las instalaciones del Hotel Barceló Punta Umbría, donde se darán cita más de 200 farmacéuticos, profesionales del ámbito sanitario o de la administración pública, así como algunos de los principales expertos en materias como la gestión de recursos humanos, comunicación o el manejo de las nuevas tecnologías y su relación con el mundo de la farmacia.

La sede del Colegio de Farmacéuticos de Huelva ha acogido hoy la rueda de prensa de presentación de estas Jornadas, en la que han participado el presidente del CACOF, Antonio Mingorance, el vicepresidente del CACOF y presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, Manuel Pérez, y el tesorero del CACOF y presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huelva, Francisco Peinado, que han repasado los principales datos de la farmacia en Andalucía, su evolución y en los últimos años y sus principales retos de futuro.

Radiografía de la Farmacia Andaluza

En relación con la evolución del número de colegiados, los líderes colegiales andaluces han destacado que, en España, según los últimos datos disponibles, había 65.472 farmacéuticos colegiados, 460 más que en 2011, un 0,8% más. En los dos últimos años el número de colegiados ha aumentado sólo en 1.234, lo que significa un crecimiento medio en este bienio del 1%, muy por debajo del crecimiento medio entre 1996 y 2000, en torno al 4%. El inicio de esa desaceleración hay que situarlo en el año 2003: desde entonces ha ido acentuándose hasta llegar el 0,8% de 2012. Se trata, por consiguiente, de un sector profesional que sigue creciendo, pero muy por debajo de lo que lo ha hecho en la última década y que, de mantenerse esta tendencia, como parece probable, puede entrar, dentro de unos años, en decrecimiento, sobre todo si continúa la senda de recortes emprendida por las administraciones en este siglo XXI.

Andalucía concentraba, a finales de 2012, el 16,6% de los farmacéuticos colegiados españoles, un total de 10.894 colegiados, dato que la sitúa como la segunda comunidad autónoma con más farmacéuticos colegiados, sólo precedida de la Comunidad de Madrid (10.955 colegiados), seguida de cerca por Cataluña (10.360 colegiados) y a bastante más distancia de la Comunidad Valenciana (6.640 colegiados). La provincia de Huelva cuenta exactamente con 668, un 1% del total nacional.

El 80% de los farmacéuticos colegiados españoles se encuentran en activo, un 6,6% estaban jubilados y un 12,3% sin ejercicio. El 76% de los colegiados sin ejercicio eran mujeres. En los últimos siete años el porcentaje de colegiados en activo ha fluctuado en valores en torno al 80%, y la del porcentaje de colegiados sin ejercicio en torno a valores del 12%. En relación con la evolución de la situación laboral de la profesión, el porcentaje de paro entre licenciados de farmacia se sitúa en el 6,1%, un dato inferior a la media de paro en otras profesiones, pero casi el doble que registraba esta profesión en 2007, que era del 3,3%. Las medias en Andalucía son similares a la del resto de España: 80,7% de colegiados en activo, 6,7% de jubilados y 12,7% sin ejercicio. Por provincias, el mayor porcentaje de colegiados en activo se localizaba en Almería (89,1%), Córdoba (86,3%) y Huelva (85,6%) y el mayor porcentaje de colegiados sin ejercicio en Sevilla (17%) y Málaga (16%).

Del total de colegiados, el 68,5% ejerce en Oficina de Farmacia, porcentaje que se eleva al 85,7% si consideramos solo a los colegiados en activo, algo que muestra la importancia que tiene la oficina de farmacia frente a otras salidas profesionales. La Dermofarmacia es la segunda salida profesional, seguida de Alimentación y Ortopedia. Los profesionales dedicados a la función pública representan sólo un 1,7%. La oficina de farmacia no es sólo la modalidad más importante, sino también la única que aumenta año tras año el número de colegiados que la ejercen. Así, en 2006 el número de colegiados que trabajaban en oficina de farmacia era de 40.680. En 2012 era de 44.848. En la siguiente modalidad, Dermofarmacia, el número de colegiados en activo bajó de 9.495 a 8.712. También descendió en Ortopedia y en Alimentación viene descendiendo desde 2009. La caída también de colegiados en activo en la Administración ha sido notable, de alrededor del 25%.

En Andalucía, la importancia de la Oficina de Farmacia es aún mayor. El 72% de los colegiados trabajan en oficina de farmacia, porcentaje que aumenta al 90% en el caso de colegiados en activo. Dicho de otra forma, nueve de cada diez farmacéuticos que tienen un empleo, este está ligado a la oficina de farmacia. Por provincias, el peso de la oficina de farmacia en colegiados en activo tiene su valor máximo en Sevilla (94,27) y su valor mínimo en Jaén (82,99%). Estamos hablando por tanto de que el ejercicio profesional de nueve de cada diez farmacéuticos andaluces está relacionado con la oficina de farmacia. Además, el 53,9% de los colegiados que ejercen en oficina de farmacia son propietarios o copropietarios de oficina de farmacia. El 41,3% son titulares únicos y el 12,6% son copropietarios. Andalucía es la comunidad española con mayor número de oficinas de farmacia de titularidad compartida (701) y la segunda con mayor porcentaje de farmacias con dos copropietarios (19,6%), sólo superada por Islas Baleares (20,2%), frente a la media nacional del 12,34%. Dentro de Andalucía, Sevilla es la provincia española con mayor porcentaje de copropiedad (casi el 30%), situándose todas las provincias andaluzas por encima de la media nacional. Huelva, Córdoba y Cádiz son, porcentualmente, las provincias que siguen a Sevilla en peso de la copropiedad.

Andalucía es la segunda comunidad en número de colegiados farmacéuticos y, sin embargo, es la primera comunidad española en número de oficinas de farmacia (3571 a cierre de 2012), por encima de Cataluña (3098), la Comunidad de Madrid (2827) y la Comunidad Valenciana (2283). Sevilla es la provincia andaluza con mayor número de oficinas de farmacia (799), seguida de Málaga (615) y Granada (503). El 37,4% de las farmacias se encuentran en la capital, porcentaje ligeramente superior al nacional (36,5%). En Huelva, el número de farmacias a cierre de 2012 era de 229, el 1,1% nacional. En la actualidad están en proceso de apertura un total de 30 nuevas farmacias en la provincia de Huelva (más de 300 en Andalucía)

Después de Enfermería, Farmacia es la profesión sanitaria con mayor presencia de mujeres colegiadas, que representan el 71% de todos los colegiados. Más de la mitad de colegiados son mujeres de menos de 55 años. En Andalucía, las farmacéuticas representan el 64,2% de los colegiados.

Retos de futuro

Para el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, Antonio Mingorance, todos estos datos proyectan “un sector que sigue en pie, que ha realizado un enorme esfuerzo por sobreponerse a la crisis y que, en una coyuntura completamente desfavorable, ha mostrado un compromiso por el empleo, realmente admirable”. A su juicio, no obstante, “lo que sí es cierto es que el margen de la farmacia ha llegado al límite y una vez pasado lo peor de la crisis y resueltas las urgencias que existían, el reto debe ser ahora diseñar y desarrollar medidas que, al tiempo de favorecer los ahorros al sistema público de salud, permitan tomar aire a las farmacias, un sector que aporta mucho en términos tanto sanitarios, sociales y también económicos”.

El presidente del Consejo Andaluz ha destacado asimismo la gran revolución tecnológica que ha hecho la farmacia en los últimos años, “y que tiene su manifestación más notoria en todo el sistema de receta electrónica”, y ha apostado por aprovechar toda la infraestructura tecnológica y humana de la oficina de farmacia en los principales retos que tiene planteados hoy el sistema público de salud, y particularmente en el seguimiento de los enfermos crónicos, “algo que, pensamos, ahorraría muchos recursos a la administración”.

Los líderes colegiales andaluces han abogado asimismo por una evolución en los servicios de la oficina de farmacia hacia un concepto más amplio de salud. “la función sanitaria del farmacéutico puede y debe ir más allá de la dispensación de medicamentos, abriendo nuevos roles y nuevos servicios en el tiempo de la postdispensación, como el Servicio Personalizado de Dosificación de Medicamentos (SPD)”.

IV Jornadas Farmacéuticas Andaluzas

De todo ello, del lanzamiento de nuevos servicios orientados a prestar atención más completa y personalizada del paciente y de cómo mejorar la gestión interna de la oficina de farmacia se va a hablar en las IV Jornadas Farmacéutica andaluzas, en las que también se hablará de comunicación, tecnología y relaciones con los pacientes, entre otros temas. “La población andaluza tiene depositada en los farmacéuticos una enorme confianza. Dada la accesibilidad y cercanía de las cerca de 4.000 boticas repartidas por toda Andalucía, el farmacéutico es el primer profesional sanitario al que recurre el ciudadano para pedir consejo sobre su salud. Es por ello que asumimos estas Jornadas como un punto de encuentro para poner en común qué nuevos horizontes podemos abrir con el fin de ofrecerles a todos los andaluces un servicio más completo que redunde en su calidad de vida, así como en la sostenibilidad del sistema sanitario”, ha explicado Antonio Mingorance, presidente del CACOF.

La elección de Huelva como sede de esta cuarta edición de las Jornadas Farmacéuticas Andaluzas permitirá a los participantes conocer de primera mano la política de trabajo desarrollada en estos últimos años por el Colegio de Farmacéuticos de la provincia, basada en el fomento de una formación continuada y de calidad entre sus colegiados, así como en el desarrollo de una amplia cartera de servicios complementaria a los habituales que se ofrecen en la botica.

Compartir.

Leave A Reply