El Consejo Local de la Mujer recuerda a las víctimas de violencia de género asesinadas en marzo

0

debate escolaresEl Consejo Local de la Mujer, presidido por la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, Juana Carrillo, ha querido recordar a las siete víctimas de violencia de género registradas en nuestro país durante el mes de marzo; una cifra que podría incrementarse a diez si se confirman como violencia de género dos asesinatos perpetrados en el pasado mes que se encuentran en investigación y que incluyen como víctima a una niña de nueve años.

Desde que arrancara el 2014, 17 mujeres han fallecido a manos de sus parejas o exparejas, aunque el número de víctimas podría elevarse a 21 si la investigación que se está realizando sobre tres crímenes perpetrados en febrero y marzo, y que incluyen la muerte de una niña, confirma que se debieron a violencia de género.

Se da la circunstancia de que sólo cinco de las 17 víctimas, habían presentado una denuncia previa por malos tratos. Cataluña con cuatro muertes, y Madrid con tres, son las comunidades autónomas a la cabeza en asesinatos por violencia de género. Además, hay que lamentar que como consecuencia de estos 17 crímenes, 10 menores de edad han quedado huérfanos.

El 6 de marzo, una mujer fallecía en la localidad malagueña de Torremolinos tras ser degollada supuestamente por su pareja, que fue detenida posteriormente. Ese mismo día, la Guardia Civil hallaba en la localidad gaditana de Chiclana los cuerpos sin vida de un matrimonio. Al parecer, la mujer, de 76 años, falleció tras ser disparada con una escopeta por el marido, de 79 años, y que luego se habría quitado la vida con la misma arma. No obstante, este crimen se encuentra en proceso de investigación, por lo que de momento no consta como un caso de violencia de género por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El 7 de marzo era encontrada sin vida una ucraniana de 39 años en la playa de San Bauló (Mallorca). Presentaba un fuerte golpe en la cabeza y la causa de su muerte fue la asfixia, tal y como reveló la autopsia. Seis días después del crimen, la Guardia Civil detenía a su esposo, un ruso de 29 años, como sospechoso del crimen.

El 17 de marzo se convirtió en un día negro, pues tres mujeres eran asesinadas con unas horas de diferencia. Una de las víctimas es una mujer de 49 años que acudió al domicilio de su exnovio, en Fuencarral (Madrid) para evitar que se suicidara, tal y como le confesó éste por teléfono tras explicarle que estaba asfixiado por las deudas y pendiente de ser desahuciado. Al llegar al domicilio de su expareja, un hombre de 50 años, la mujer fue asesinada de una puñalada en el cuello tras colocarle su agresor una bolsa en la cabeza. Según la policía y la guardia civil, no había denuncias previas entre la víctima y el agresor, que carecía de antecedentes policiales.

Ese mismo día era encontrado sin vida el cuerpo de una mujer de 57 años, con signos de violencia, en su domicilio de Gelida (Barcelona). Al día siguiente, los Mossos d’ Escuadra detuvieron a su pareja, un hombre de 58 años, como presunto autor del crimen. La tercera víctima del día fue una brasileña de 35 años, hallada muerta y con signos de violencia en la localidad vizcaína de Mungia. La mujer fue presuntamente estrangulada por su expareja, un español de 35 años. El cuerpo de la víctima fue encontrado por una de sus hijos, menor de edad. El supuesto agresor está separado de otra mujer y tiene varios antecedentes por malos tratos de esa relación. Sin embargo, la víctima no había presentado denuncia alguna.

Al día siguiente de estos tres crímenes, una mujer de 64 años aparecía muerta en su domicilio de Melilla, así como su pareja, un militar retirado de 66 años. La mujer fue acuchillada encima de la cama y posiblemente fue degollada por su pareja, que apareció ahorcado en el patio de la vivienda. No existía denuncia previa por maltrato.

La última víctima del mes de marzo es una mujer de 33 años que recibió un tiro en la cabeza en plena calle de la localidad vallisoletana de Medina del Campo el pasado día 27. El disparo lo efectuó su expareja, de unos 40 años de edad, que previamente había efectuado dos disparos fallidos y que se entregó a la Guardia Civil tras perpetrar el asesinato.

Pero el número de víctimas podría verse incrementado si, además del crimen de Chiclana, se confirma como violencia de género el cometido el 5 de marzo en la localidad gaditana de San Roque, actualmente en investigación. En este caso, habría que lamentar también la pérdida de una niña de nueve años, que murió junto a su madre, de 51 años y nacionalidad belga, supuestamente a manos del compañero sentimental de la mujer, un belga de 53 años. Los cuerpos de la madre y la pequeña fueron hallados en la casa de alquiler donde vivían. El supuesto agresor fue detenido con varios cortes por el cuerpo.

Por otro lado, continúa en investigación el asesinato de una mujer en la localidad madrileña de Fuenlabrada el pasado 26 de febrero, siendo sospechosa del crimen su expareja, que murió de un infarto después de matarla.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies