La Nueva pieza del Museo Platero Es-Cultura se inspira en el capítulo Idilio de Abril

0

pedro requejoEl Ayuntamiento de Moguer pretende inaugurar en torno al aniversario de la muerte de Juan Ramón la segunda pieza del museo Platero Es-Cultura. Se trata de una recreación del capítulo Idilio de Abril obra del reconocido escultor Pedro Requejo, un proyecto al que presta apoyo económico la Fundación Caja Rural del Sur.

En torno al 29 de mayo, fecha en la que se cumple el 56 aniversario del fallecimiento de Juan Ramón Jiménez, está prevista la inauguración de una nueva pieza del museo al aire libre Platero Es-Cultura, que promueve el Ayuntamiento de Moguer como homenaje a la obra que llevó a la ciudad natal del poeta «a todos los países y a todos los tiempos».

Tras la magnífica escultura que representa al burrillo Platero «pequeño, peludo y suave…» tal como lo describe Juan Ramón en el primer capítulo de la obra, y que se ha convertido en apenas unos meses en el monumento del que más han disfrutado vecinos y visitantes, el consistorio local trabaja en la segunda pieza de este museo que pretende tematizar las principales plazas y espacios públicos moguereños, con referencias permanentes a la obra que mejor ha sabido captar la esencia y el alma de Moguer.

En esta ocasión el capítulo que ha inspirado la obra escultórica es el titulado Idilio de Abril, en el que el Nobel nos describe la escena de Platero regresando cargado de flores de un paseo por el primaveral campo moguereño, entre el bullicio y las risas de los niños que lo acompañan, sorprendidos todos por una tormenta de abril.

La obra es un trabajo del reconocido escultor Pedro Requejo Novoa, Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, con una larga y fructífera carrera que le ha llevado a realizar trabajos que pueden admirarse en numerosas ciudades españolas como Madrid, Valladolid, Toledo, Valencia o Salamanca, por citar sólo algunas. Las obras de Pedro Requejo están impregnadas de un lírico realismo capaz de dotar a sus figuras de un enorme atractivo, captando en todos sus detalles el instante preciso para emocionar al espectador.

Verdadero especialista en la talla de figuras animales, Requejo nos propone para este homenaje a Platero la recreación del capítulo Idilio de Abril, y lo hace componiendo un conjunto en el que la figura de un simpático borrico, algo mayor y más travieso que el protagonista del primer capítulo, está acompañada por dos pequeños; una niña que, a lomos de Platero, abre sus brazos y su alma al fresco encanto de la lluviosa primavera, y un niño que parece realizar una amistosa confidencia al borrico, mientras éste mastica todavía «las flores a las que su bocota alcanza…».

Se trata de un trabajo realizado en bronce, pleno de lirismo hasta alcanzar incluso un estilo barroco, que sin duda gozará del reconocimiento de todos los admiradores de la elegía andaluza por la calidad de la talla y la dulzura de sus personajes.

Para la financiación de la escultura Idilio de Abril el Ayuntamiento de Moguer ha contado con la decisiva labor de patrocinio y mecenazgo de la Fundación Caja Rural del Sur, que se suma así a las empresas y entidades de la comarca que apoyan decididamente la conmemoración del centenario de Platero y yo.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies