EL ESTERO.
Barranco de Fernando.
[J. J. Conde]

1

[J. J. Conde]
El Estero
Creo que muy pocos lo saben, y es por eso que yo me permito el recordarlo. Y es que la revista temática de ciencias de la tierra “Mapping”, de carácter nacional, dedicó hace ya tiempo en uno de sus números un magnífico artículo de su director, José Ignacio Nadal, a nuestro querido y admirado amigo, Fernando Barranco Molina, Ingeniero Técnico en Topografía y Jefe de Sección de los Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Punta Umbría, dándonos la feliz noticia de que un estero de la marisma puntaumbrieña llevaría a partir de entonces el nombre de “Barranco de Fernando” en el mapa topográfico nacional 1:25.000, editado por el prestigioso Instituto Geográfico Nacional. En un juego de palabras con su nombre y primer apellido, el cartógrafo Luis Martín Domingo, al comprobar que a lo largo de su historia este accidente geográfico nunca había tenido un topónimo, elevó una propuesta para que definitivamente se le asignara el de “Barranco de Fernando”. Y así se hizo.

Este honor que se concedió al compañero Fernando Barranco no fue en modo alguno gratuito, sino que respondía a un reconocimiento unánime a la labor, tan callada como gigantesca, de quien durante toda su vida profesional se había dedicado (y se sigue dedicando) en cuerpo y alma a desentrañar los entresijos históricos de nuestra provincia y muy especialmente de ese terruño entrañable que es Punta Umbría. Prueba de ello, son sus libros: “Paisajes de Punta Umbría”, “Punta Umbría en nuestra memoria” y “Recóndita Huelva”. Libros que son verdaderos documentos ilustrados, y en los que el lector puede adentrarse sin dificultad ninguna quedando impregnado de inmediato por ese halo característico que envuelve a la tierra de uno, a la tierra que nos vio nacer. Un reconocimiento que llenó de nuevos bríos el corazón de Barranco y alegró, qué duda cabe, el de todos aquellos que de alguna u otra manera estamos presentes en su vida.

Así, que lo sepan quienes no lo sabían. En la marisma de Punta Umbría hay un estero que lleva el nombre de un hijo de Huelva: “Barranco de Fernando”. Un juego de palabras que en su día se “inventó” Martín Domingo, y que puestas en su orden nos revelan a una persona entregada por entero a su profesión: mi colega de infancia Fernando Barranco.

Compartir.

1 comentario

  1. María García on

    Qué magníficos y entrañables homenajes hace usted, Señor Conde, sus homenajeados estarán orgullosos de tenerle como amigo.

    Saludos.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies