DESDE BARCELONA.
‘…así, HuelvaYa será mejor’.
[Jordi Querol]

0

Este artículo lo dedico a periodistas, tertulianos, escritores, políticos, y a ciudadanos en general que, de una manera u otra, generan opinión; unos lo hacen a través de prestigiosos diarios, algunos salen en afamadas cadenas de televisión y radio, unos pocos publican sus ideas en libros y, otros (gentes amables y locuaces) convencen a sus vecinos en tascas y bares de su barrio pero, en particular y especialmente, lo dirijo a los que, periódicamente y con ilusión, escribimos en ‘Huelvaya’.
Muchos de los seguidores de esta estupenda plataforma digital no me conocen, por lo tanto, pienso que no estará de más presentarme brevemente. Tengo 76 años, soy escritor, músico, pintor y arquitecto; he viajado muchísimo, estoy casado y tengo dos hijos y dos nietos; hablo inglés, juego a pádel y nací en Barcelona; mi mujer es de Huelva y debido a eso, y a muchas otras cosas claro, pasamos el verano en nuestro querido Rompido.
Supongo que algunas de mis experiencias han sido parejas a las de otros de edad similar: las películas de Lola Flores y los No-Do en blanco y negro, el delantal a rayas del colegio, las misa del domingo a las doce del mediodía con nuestros padres, la pregunta ‘estudias o trabajas’ con la que se iniciaba algún flirteo en los bailes y verbenas de nuestra juventud, el trayecto de dictadura a democracia, nuestra entrada en la Comunidad Económica Europea (CEE), hoy Unión Europea (UE), etc. Todo esto, junto con otras experiencias algo más personales y específicas, o sea, padres y abuelos maestros de escuela, incontables escapadas nerviosas a Perpignan con el ‘seiscientos’, expulsado de la Universidad en tiempos dictatoriales durante un año, un sinfín de artículos y catorce libros publicados han moldeado mi personalidad. Con este bagaje y algunos esfuerzos he aprendido diversas cosas. Muchas de ellas, las que he asimilado mejor, las he enseñado con pasión e ilusión a mis alumnos y, desde que me jubile como profesor, he vuelto a escribir con cierta asiduidad. Ya veis, una vida normal con algún que otro altibajo pero también llena de ciertas satisfacciones. Sin embargo, hay una cosa que nunca he logrado superar: la intransigencia de los poseedores de la verdad.
Hace pocos días, en ‘Huelvaya’, han salido dos artículos, ‘Ilusorio’ de Paco Velasco, y ‘Nacionalidades históricas’ de Bernardo Romero, cuyos contenidos son, en parte, los responsables de que yo, hoy, escriba estas líneas. Paco Velasco, con maneras diestras, apunta, define e insinúa algunas cosas y, mi buen amigo Bernardo Romero, con intrepidez da soluciones contundentes, dice: ‘…Reformar la Constitución española para redefinir el modelo administrativo y evitar tanto conflicto y tanto desorden que ningún bien traen a los españoles. Autonomías, ninguna. Ni las históricas ni las que como el País Vasco o Cataluña más que historias lo que tienen es cuentos…’
Por supuesto (‘of course’), viva la libertad de expresión, pero, en la actualidad, ayer, mañana, anteayer y siempre, creo que es fundamental y básico, sobre todo para todos aquellos que generamos opinión, tener un riguroso respeto con la historia, la pluralidad y la discrepancia. Ante la tentación de intransigencias extremas, el respeto es un valor absolutamente necesario e imprescindible.
Colaboradores de ‘Huelvaya’, yo no soy quien para dar consejos a nadie y, naturalmente, no lo pienso hacer aquí y menos a todos vosotros (buenos escritores que aún no conozco suficientemente), sin embargo, lo que sí quiero apuntar es que el pasado día ocho, en el Congreso de los Diputados y a pesar de las enormes diferencias allí existentes, se vivió una jornada educada sin ningún desenfreno verbal, y sin tensiones, retintines o parodias. ¡Por ahí se empieza! Si todos seguimos el ejemplo del otro día en Madrid, contenemos la agresividad y frenamos intransigencias innecesarias evitaremos demonizar a los supuestos adversarios y, seguramente haciéndolo así, ‘Huelvaya’ será mejor. Os lo digo desde la cordura, el afecto y el corazón.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies