EL LABERINTO.
Las históricas.
[Javier Berrio]

1

Javier BerrioMiguel Ángel Sebastián, ex ministro de Zapatero y que como él vive la realidad con poco e inmaduro criterio, pide la disolución de las comunidades en el Estado español y la permanencia exclusivamente de las llamadas históricas, a saber, aquellas que lograron aprobar sus Estatutos a lo largo de la II República. Según esto, Andalucía, única autonomía que debió pelear por su reconocimiento en las calles y en las urnas por partida doble, quedaría difuminada porque su proyecto de estatuto quedó truncado por el golpe de Estado del general Franco y la guerra que acarreó.
Desde la idea del “estrechamiento autonómica” que defendí desde el comienzo de la crisis hasta la propuesta de Sebastián hay una gran diferencia, pues mientras yo proponía que aquellas comunidades que por su PIB tuviesen más problemas para administrarse y financiarse, devolviesen parte de sus competencias y pasaran las mismas a gestión directa de los ministerios, lo que podría ser una solución temporal o definitiva dependiendo de la voluntad de los administrados. Pero en ese proceso no podía entrar Andalucía porque el contenido de su autonomía es, más allá de la gestión cercana de los asuntos propios, una cuestión política. Como se dice más arriba, Andalucía tuvo que someter a referéndum su preautonomía, tal como dice la Constitución, contra la voluntad de Suárez, su gobierno, su partido, la AP de Manuel Fraga y de tantos otros que manejaban los medios de comunicación a su antojo. El referéndum se perdió porque exigía más del 50 por ciento de participación en cada una de las provincias, lo que no sucedió en Almería –donde por cierto, en el censo constaban hasta los muertos-.. Después, se buscó la solución por el art. 144 de la carta, lo que dejó al PSA de Rojas Marcos, -todos recordamos su componenda con Martín Villa-, desautorizado y a los andaluces con una gran decepción. Andalucía en una realidad nacional no porque lo dijese el Manifiesto Andalucista de Córdoba en 1919, tal como reza en el Estatuto de Autonomía, sino porque lo lleva en sus genes, paisaje e historia.
Desgraciadamente y por múltiples razones, Andalucía no se hace cargo de sí misma y no se despereza del letargo de tierra conquistada. Andalucía es un país que no se entera de que lo es y no es capaz de volver a aquel 4 de diciembre de 1977 cuando su voluntad clara por una Andalucía libre recorrió todos los rincones de la tierra sumando a dos millones de ciudadanos. Ciento nueva años antes, en 1868, los gaditanos se habían alzado contra el poder absolutista y por la República Federal lo que posteriormente llevaría a la declaración de la I República. El exministro Sebastián no conoce nuestra historia ni nuestra capacidad para gobernarnos y, llegado el caso, levantarnos. Que prueben a disolver la autonomía y verán la reacción. Un pueblo, cuando se le tocan el amor propio y los derechos conquistados por justicia, reacciona como lo ha hecho Cataluña tras el recorte de su Estatuto por parte del Tribunal Constitucional. Si no, que prueben y vean y observarán que el resurgimiento del sentido de enraizamiento querrá avanzar en las áreas de autogobierno y en el planteamiento del lugar que Andalucía quiere ocupar en el Estado.

Compartir.

1 comentario

  1. Cinta Zambrano Ruiz on

    Son tan certeras y justas tus palabras que se podrían trasladar a un retoque a la Constitución que aparentemente mejorase a algunas Comunidades Autónomas y a otras las dejase tan mal como están ahora.
    Dicen los socialistas que el Gobierno debe escuchar sus propuestas para cambiar la Constitución. Javier, ¿Tú has oido dichas propuestas?….pues yo tampoco. Nos quieren convencer de que Cataluña y País Vasco, sean los únicos nuevos Estados Federados a España, y las demás autonomías….simplemente autonomías, y cada autonomía con su singularidad, con lo que tampoco serían todas “iguales ante la Ley”. Esperaré acontecimientos.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies