Mayores de centros de día de la provincia participan en la III edición del programa ‘Recapacicla’

0

Programa RecapaciclaUsuarios de ocho centros de participación activa para personas mayores dependientes de la Junta de Andalucía en Huelva (Mora Claros en la capital y los de Isla Cristina, Lepe, Riotinto, Nerva, Bollullos, Almonte y Valverde) han participado en las últimas semanas en el programa ‘Recapacicla’, una iniciativa de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en colaboración con la de Igualdad, Salud y Políticas Sociales que persigue fomentar la educación ambiental, la correcta gestión de recursos y el reciclaje entre la población mayor onubense y del resto de Andalucía.

Las delegadas territoriales de ambas consejerías, Josefa González y Lourdes Martín, respectivamente, han inaugurado este miércoles el encuentro provincial organizado en torno a esta iniciativa, que a lo largo de la mañana ha permitido a los participantes el intercambio de las experiencias desarrolladas y la puesta en valor de los conocimientos adquiridos.

Se trata del tercer año consecutivo en que se lleva a cabo en Huelva el programa ‘Recapacicla’, que ha constado de talleres y sesiones formativas, así como de visitas a una planta de tratamiento y gestión de residuos domiciliarios y a espacios de interés medioambiental. Todo ello bajo un enfoque educativo, práctico, lúdico y participativo, a fin de involucrar a los mayores en la importancia de la reducción, la reutilización y el reciclaje, además de aprovechar su experiencia como consumidores.

Según datos del Plan Nacional de Residuos, en Andalucía se generan por habitante y día un total de 1,6 kg. de residuos urbanos. De esta cantidad un alto porcentaje podría ser reciclado por la población, evitando así que su destino sea un vertedero, por lo que resulta prioritario sensibilizar a la ciudadanía sobre esta situación.

En esta línea, las acciones del programa ‘Recapacicla’ se centran en los siguientes ejes transversales: introducir la cultura de la sostenibilidad ambiental en la vida diaria de las personas mayores; reforzar su papel activo en la comunidad y su capacidad para intercambiar saberes y conocimientos desde el punto de vista intergeneracional, y profundizar en la perspectiva de género, analizando los roles de género en la conservación y acción ambientales, visibilizando especialmente el trabajo realizado por las mujeres y fomentando a la vez la participación ambiental en igualdad.

Entre los objetivos marcados por esta estrategia se encuentran proporcionar a los mayores una visión completa del medio ambiente a partir del reciclaje y los residuos, así como dotarles de información precisa para que se conciencien del problema de la generación desmedida de residuos y sus conexiones con otras cuestiones ambientales. También se persigue fomentar una actitud crítica hacia el consumismo y la gestión no selectiva de residuos en el ámbito doméstico que provoque su corresponsabilidad y compromiso social; contribuir a la generación de habilidades para analizar desde el punto de vista crítico el problema de los residuos y la formulación de soluciones concretas, diseñar otras iniciativas futuras de educación ambiental en el colectivo, y, por último, constituir espacios de participación en el entorno familiar, los centros y otras entidades a partir de los cuales se aborden soluciones a la problemática de los residuos urbanos.

Esta actuación incluye igualmente la creación de los denominados ‘ecogrupos’ y ‘agentes ambientales’. Se define así a los voluntarios que de forma permanente asumen la realización de acciones proambientales desde los propios centros de participación activa.

Envejecimiento activo

La celebración de ‘Recapacicla’ se suma al extenso listado de actividades que de forma diaria se llevan a cabo en los centros de participación activa, que abarcan desde charlas a cursos, aulas, talleres culturales, bailes, deporte, conciertos, juegos o viajes.

De hecho, estos centros se conciben como espacios en los que se realizan programas con la finalidad de desarrollar la capacidad de aprendizaje, fomentar la participación cultural en el entorno, ampliar los niveles formativos y ser lugares generadores de salud, así como fomentar las relaciones humanas, entre otros aspectos.

Todas estas actuaciones se encuentran en consonancia con las políticas de envejecimiento activo de la Consejería de Igualdad Salud y Políticas Sociales, que tienen como meta procurar el bienestar social e individual de las personas mayores, mejorar su calidad de vida y su imagen ante la sociedad, promover la autonomía personal, prevenir situaciones de dependencia e incrementar la cooperación y la solidaridad entre generaciones.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies