La Audiencia Nacional exige a Fertiberia la restauración inmediata de las balsas de fofoyesos en la marisma

1
Un cámara graba las balsas de fosfoyesos. (José Carlos Sánchez).

Un cámara graba las balsas de fosfoyesos. (José Carlos Sánchez).

La Audiencia Nacional (AN) ha emitido un auto en el que pide a Fertiberia que garantice la restauración ambiental de las balsas de fosfoyesos en la marisma de Huelva “en el plazo más breve posible”, dando así la razón a la organización WWF en el caso de Fertiberia.

La ONG presentó el mes de enero un escrito ante la Audiencia Nacional para reclamar el cumplimiento de múltiples sentencias a Fertiberia que obligaban a la empresa a devolver la marisma a su estado original y que tres años después, seguían sin cumplirse.

La ONG ha recordado que desde hace 14 años, WWF España ha desarrollado un “intenso trabajo legal” para reclamar el cumplimiento de la Ley de Costas en el caso de Fertiberia: la restauración a su estado original del dominio público marítimo-terrestre de la marisma de Huelva, ocupado por las balsas de fosfoyesos de la empresa.

La Audiencia Nacional ya dictó en diciembre de 2009 un auto obligando a Fertiberia a presentar un proyecto de regeneración ambiental de la marisma y a iniciar su ejecución inmediata antes de junio de 2011.

Sin embargo, en enero, ante el “flagrante retraso” de las tareas de restauración a las que se opusieron tanto Fertiberia como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que alegaron que se estaba cumpliendo la sentencia y se estaba haciendo estudios para su restauración.

En el auto, que ha recibido la ONG este viernes, la Audiencia afirma que “resulta evidente que tal obligación no fue cumplida en la fecha indicada [junio de 2011]y no consta que se encuentre cumplida en la actualidad”.

Además, el tribunal aprecia que, si bien sería admisible una “cierta demora” en los trabajos por su complejidad y la implicación de dos administraciones –central y autonómica–, “en modo alguno” es justificable el retraso de casi tres años en la presentación del proyecto técnico básico de recuperación.

El tribunal ordena a las administraciones implicadas – Ministerio y Junta de Andalucía- que informen en el plazo de un mes si es adecuado el proyecto técnico de recuperación, presentado en abril de 2014 por Fertiberia (con un retraso de casi 3 años). Pasado el mes, el Tribunal adoptará medidas para garantizar la restauración ambiental de la marisma “en el plazo más breve posible”, y fijando un plazo límite para ello.

Ante esta situación, el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo ha manifestado que WWF exige a Fertiberia restaure la marisma y la devuelva a la sociedad exactamente igual que como la encontró cuando obtuvo la concesión, tal y como establece la Ley de Costas. “La marisma de Huelva es dominio público marítimo terrestre, y por tanto patrimonio de todos, y desde WWF estaremos alerta para exigir que siga siendo así”, ha concluido.

Compartir.

1 comentario

  1. Me parece patético la manera que se está tratando este problema, con una caradura por parte de las autoridades auténticamente descarada y escalofríante. Cómo pretenden eliminar un cáncer medioambiental tan importante, se creen que esto se lleva al cementerio de Nerva (o de cualquier otro) y punto?
    Y que sea Fertiberia la que pague todo eso?
    Aqui se está obviando la responsabilidad que tienen las autoridades municipales, autonómicas y estatales que han permitido, por acción u omisión esta masacre.
    Por otro lado, no se está buscando soluciones ni consultando a expertos que hagan un estudio serio del problema, por tanto; todo esto tiene pinta de mojigatería, al igual que pasó con el desastre de Aznalcóllar.
    La verdadera solución pasa por:
    1. Gestionar, a través de estudios de regeneración, realizados como mínimo, de tres posibles soluciones.
    2. Regenerar la zona de Fosfoyesos que está más cerca de la ría para evitar las filtraciones que se producen constantemente, junto a las emanaciones a la atmósfera.
    Algún día podremos disfrutarlo pero…el daño se ha hecho.

Leave A Reply