Fomento de la lactancia materna en el centro de salud de Valverde

0

El centro de salud de Valverde del Camino, dependiente del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha sido el primero de la provincia onubense en adherirse a la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) impulsada tanto por UNICEF como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sus profesionales han iniciado el proceso para recibir la acreditación a las buenas prácticas en este ámbito que conceden ambos organismos en el marco de esta estrategia a nivel nacional, con la que se persigue que los dispositivos sanitarios adopten medidas que protejan, fomenten y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento. En la actualidad, son ya 17 los centros de atención primaria andaluces que participan en la IHAN, a la que se han sumado también ocho hospitales de la región.

La certificación IHAN consta de cuatro fases que comienzan en la denominada 1D, en la que cada institución participante hace una declaración de su intención de trabajar y adoptar todas las acciones recomendadas para la promoción de la lactancia materna.

El centro sanitario valverdeño se encuentra en esta primera fase, elaborando específicamente una metodología orientada a que las mujeres de su zona de influencia que den a luz se inicien en la lactancia materna y la mantengan al menos hasta los seis meses de vida de sus hijos. Se trata de una línea de trabajo que ya venía promoviendo en sus actividades de educación maternal y para la que cuenta con la colaboración activa del grupo local de apoyo a la maternidad REGAZOVALVERDE, creado en el municipio con la finalidad de respaldar entre la ciudadanía este modelo de crianza.

La lactancia materna proporciona al recién nacido la mejor alimentación posible, al tiempo que determina un mejor desarrollo y demostrados beneficios para la salud tanto del bebé como de su madre. Por ello, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacer uso de este sistema de alimentación en exclusiva durante los primeros seis meses de edad y complementariamente hasta, al menos, los dos años.

Aun así, continúa siendo escaso el número de lactantes que reciben esta alimentación sobre la base de estas recomendaciones de la OMS. De hecho, al alta hospitalaria tras el parto, el uso de la lactancia materna se sitúa en el 85% y el 72% de las madres la utiliza de forma exclusiva. Si bien, a los tres meses de vida las cifras se reducen hasta el 60 y el 40%, respectivamente. Sólo el 36% sigue utilizando la leche materna a los seis meses y únicamente la mitad de esta cifra lo hace de forma exclusiva.

Estrategias de la Junta

El apoyo a la lactancia materna es también uno de los pilares fundamentales del Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal implantado por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en el seno del sistema sanitario público andaluz.

La finalidad de este proyecto es convertir el parto en un acontecimiento natural para la madre y el bebé, de forma que la intervención de los profesionales sanitarios se circunscriba sólo a situaciones concretas en que la evolución no sea la adecuada.

Entre sus actuaciones específicas se encuentran la mejora de la calidad de la atención al proceso de parto y nacimiento a través de incrementar el protagonismo de las mujeres, implicar a las parejas de forma activa en todo el proceso del nacimiento, potenciar el vínculo entre la madre y el recién nacido y fomentar el contacto permanente desde el momento del nacimiento con especial atención a la lactancia materna.

El desarrollo de estas medidas ha ido acompañado por parte de la Consejería de un completo programa formativo a fin de sensibilizar en esta materia a los profesionales dedicados a la atención perinatal. Asimismo, se ha creado la Red Lactancia Andalucía (Red-LAn) como punto de encuentro entre centros, servicios, profesionales sanitarios y ciudadanía para compartir y difundir experiencias e iniciativas en torno a la lactancia.

Las bondades de la leche materna

Según la evidencia científica, la lactancia materna es el mejor método de alimentación del bebé durante sus primeros seis meses de vida, e incluso combinada con otros alimentos, está indicada hasta los dos años, dadas las innumerables ventajas que aporta tanto para la madre como al recién nacido.

En este sentido, la leche materna, aparte de contener nutrientes óptimos para el niño, aporta anticuerpos y sustancias biológicamente activas que son capaces de disminuir el riesgo de padecer infecciones y enfermedades crónicas.

Otras de sus ventajas son el estrecho vínculo que se crea entre la madre y su hijo, que incluso permanece después de este proceso, la mejora de la capacidad visual o el desarrollo intelectual, así como la disminución de la obesidad infantil.

Para la madre, esta actividad favorece igualmente la contracción del útero, disminuye el sangrado tras el parto, ayuda a que se consuman las reservas de grasa que su cuerpo ha acumulado durante el embarazo y reduce el riesgo de desarrollar algunos cánceres.

 

Compartir.

Leave A Reply