Valverde finaliza la remodelación de La Parada

0

DSC_0021El Ayuntamiento de Valverde del Camino ha concluido la remodelación de La Parada, una de las zonas de ocio más degradadas de la ciudad y cuya reparación era una demanda histórica de los ciudadanos y de los vecinos y hosteleros de esta calle Rella Kaesmacher, que ha sido reabierta al público en un acto donde han participado la alcaldesa, Loles López, junto al resto de su equipo de Gobierno y el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez.

La regidora valverdeña ha destacado la respuesta del Ayuntamiento a una de las grandes demandas de los vecinos. “Decidimos reformar La Parada, porque es el segundo centro de Valverde y una obra muy demandada. Estaba en unas condiciones lamentables, era un demandad histórica y consideramos que había que darle respuesta. Además, esta actuación, que ha propiciado unos 150 empleos, incluye la construcción del primer tramo del carril bici, que es otra demanda vecinal importante”, ha subrayado.

La remodelación de la calle Rella Kaesmacher ha contado con un presupuesto de unos 250.000 euros, financiados con fondos estatales del Plan de Fomento de Empleo Agrario (PFEA). El subdelegado en Huelva ha resaltado el “buen uso” de los fondos realizado por el Ayuntamiento. “Esta obra es un ejemplo de cómo se usan bien los fondos. Se pueden hacer obras tradicionales o se pueden realizar este tipo de obras, que mejoran la convivencia de los ciudadanos y que son de utilidad. Se pueden hacer obras que benefician a la población y que dan empleo. Y esta actuación es un ejemplo”, ha comentado.

Por último, el responsable del Área Urbanística, Manuel Cayuela, ha resaltado el carácter de servicio de la obra. “Es un proyecto emblemático de Valverde, porque La Parada es una zona de transición y ocio muy importante. Se trata de una actuación de gran calado para la sociedad, que responde a un fin no sólo de generación de empleo, sino de servicio esencial para la localidad”, ha remarcado el concejal.

Actuaciones

La reparación de la calle Rella Kaesmacher, una de las zonas de ocio más degradadas de la ciudad, ha consistido en la demolición del muro perimetral del antiguo boulevard, que se encontraba deteriorado por la saturación en la red de drenaje. Tras su derribo, se ha llevado a cabo la construcción de una nueva defensa con una nueva red de saneamiento. Asimismo, se ha cambiado la solería, que también se encontraba en mal estado por las raíces de los árboles, diferenciando una zona para veladores y otra para el tránsito público.

Junto a estos trabajos, la actuación se ha centrado en la ampliación del acerado adjunto a la carretera para la inclusión del primer tramo del carril-bici del municipio. Además, el nuevo boulevard de La Parada cuenta con nuevos puntos luminosos en las paredes, arbolado, nuevo mobiliario, cuatro accesos, dos con escalones y dos rampas para personas con movilidad reducida, y un parque infantil.

Compartir.

Leave A Reply