Exposición de Gomart en Ayamonte hasta el 17 de julio

0

El pintor ayamontino José González Martín, Gomart, expondrá por primera vez su obra en la Casa Grande de Ayamonte. La muestra estará expuesta entre el 27 de junio y el 17 de julio, compuesta por una colección de oleos principalmente con temática paisajística. Este artista, residente desde hace décadas en la capital de España, siempre ha seguido vinculado a su tierra natal a través de su familia, sus amigos y sus constantes visitas.

El pintor pone sus muchos años de experiencia e investigación al servicio de tratar de llegar al dominio de la expresividad y el volumen con un arte limpio y asequible para todos los ojos, tanto los del experto como los de la sensibilidad que todos llevamos dentro.
José González destaca que para él exponer en Ayamonte es cumplir una ilusión, que se haga realidad un sueño y considera la exposión un premio a su extensa y fructífera carrera. Gomart ha repartido su arte en múltiples exposiciones por toda la geografía española e incluso en el panorama internacional: Francia, Venezuela, Argentina…

La Casa Grande
El edificio data del siglo XVIII, mandado a construir por don Manuel Rivero siguiendo los cánones de la típica casa colonial burquesa que tenía la gente que hacia negocios con las Indias. Así, la casa servía como centro de operaciones comerciales y a su vez, como vivienda familiar, con múltiples instancias y habitaciones e incluso caballeriza, todo ellos alrededor de un patio que sirve como eje central de todo el complejo.
Las tres plantas de la Casa Grande rodean este patio, de decoración típicamente andaluza, formando cuatro galerías o pórticos, aderezados con arcos y bellas columnas de mármol. Cada planta estaba distribuida según su función, la planta baja como almacenes y dependencias secundarias, la siguiente como oficinas desde donde se controlaba la actividad mercantil y los negocios del propietario de la casa y la tercera como residencia. La fachada es imponente, de sillería de piedra ostionera y con una exquisita cerrajería en ventanas y balcones. Merece la pena verla de noche con la cuidada iluminación que hay en la Plaza del Rosario, pequeño pero muy coqueto rincón de Ayamonte.
Uno de los espacios que más llama la atención en este edificio es la Sala de Tinajas, originariamente utilizadas para almacenar grano, aceite, salazones, etc. Tienen aproximadamente 2,5 m. de altura y se encuentran embutidas bajo tierra. Tras la restauración de la casa estas dependencias se destinaron a exposiciones, organizándose en la misma casi una vieintena de muestras cada año.

Compartir.

Leave A Reply