El detenido por el doble crimen de Almonte pasa a disposición judicial

0

asesinato almonte 2F.J.M., de 30 años de edad y natural de Almonte, detenido por su presunta relación con el doble crimen de un padre y su hija de ocho años en su vivienda en la localidad almonteña, hallados muertos con signos de violencia por heridas de arma blanca en abril de 2013, ha pasado este viernes a disposición judicial, aunque bien entrada la tarde aún no había prestado declaración. 

asesinato almonte 3El acusado ha llegado pasadas las 10.00 horas con lágrimas en los ojos y en estado nervioso. Al salir del vehículo ha exclamado a los guardias: “¿Por qué me estáis haciendo esto? Os estáis equivocando conmigo, yo no he hecho nada”.

Sin embargo, los investigadores creen tener ahora datos nuevos que lo implicarían. El principal de estos datos ha sido la aparición de restos de ADN en el baño de la vivienda, en la que aseguró en su día no había estado nunca. Tampoco está claro dónde estuvo a partir de la nueve de la noche del día en el que ocurrieron los hechos. Él asegura que dejó el trabajo a las 22.00 horas, aunque algunos compañeros han declarado que se fue una hora antes.

Igualmente, la madre de la menor de ocho años que junto a su padre fue hallada muerta, acudía este viernes a la sede judicial de la localidad de La Palma. La mujer, citada a declarar, ha entrado en las dependencias judiciales un rato después que el detenido.

asesinato almonte

La mujer ha abandonado este viernes sobre las 18,25 horas la sede judicial de la localidad de La Palma del Condado. La mujer, citada a declarar, ha salido acompañada de varios familiares y de su abogada, Inmaculada Torres, quien no ha querido pronunciarse sobre el transcurso de esta jornada ante los medios apostados en las puertas de la sede judicial.

La madre y expareja de los fallecidos ha salido con semblante serio y cabizbaja después de permanecer desde esta mañana en los juzgados palmerinos.

Por su parte, Juan Ángel Rivera, abogado de F.J.M., pareja de la madre y compañero en el mismo supermercado, –donde también trabajaba el hombre fallecido–, tampoco ha querido realizar ninguna valoración a los periodistas, pero ha asegurado que el detenido a esta hora (las siete de la tarde aproximadamente) aún no había prestado declaración. El mismo entró en el juzgado pasadas las 10,00 horas en estado nervioso y, entre lágrimas, al bajar del furgón dijo: “¿Por qué me hacéis esto?”.

A lo largo de esta jornada, por el momento, han prestado declaración dos testigos, la madre y expareja de los fallecidos y falta por prestar declaración el detenido, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

F.J.M., es la pareja de la madre y compañero en el mismo supermercado, donde también trabajaba el hombre fallecido, han informado fuentes cercanas al caso, que han asegurado que “cuando ocurrieron los hechos éste ya era su pareja y ha seguido siéndolo durante estos 14 meses”, en los que la madre de la menor, que se trasladó a un municipio de Sevilla, ha visitado en ocasiones el piso donde ocurrieron los hechos.

En la jornada del miércoles se realizó un registro en el piso donde ocurrió el suceso, a donde se trasladó al detenido, y también en la vivienda de este individuo, con el que se llevó a cabo una reconstrucción de los hechos.

Además de ese regristo, la Guardia Civil ha realizado otros tres registros domiciliarios más y ha intervenido objetos de esta persona, que están siendo analizados por los investigadores y los laboratorios de Criminalística de la Guardia Civil.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, en estos días los agentes han registrado una vivienda que compartía esporádicamente con su compañera sentimental –madre y expareja de los fallecidos–, una nave-local propiedad del detenido y en la taquilla-armario de su puesto de trabajo, en el mismo supermercado donde trabajaba el fallecido y esta mujer.

La Guardia Civil, en el transcurso de esta operación denominada ‘Mado’ y tras varios meses de permanente investigación y empleo de gran cantidad de medios humanos y técnicos, detuvo a esta persona tras hallar diversas pruebas e indicios que apuntan a que se trata del presunto autor de las muertes, compañero de trabajo del hombre fallecido que, desde el principio de las investigaciones, había llamado la atención por la relación que mantenía con las víctimas.

Estas mismas fuentes precisaron que “la investigación continúa abierta y no es descartable que puedan haber otras personas implicadas en los hechos”.

Cabe recordar que el caso continúa bajo secreto de sumario y que el hallazgo de los cuerpos se produjo el 29 de abril, así como que la autopsia realizada al cadáver del padre, que fue encontrado junto al de su hija, reveló que las heridas de arma blanca que presentaba no eran compatibles con las provocadas por un posible suicidio. Estas conclusiones apoyaron la idea de los responsables de la investigación del doble crimen.

 

 

Compartir.

Leave A Reply