Las peticiones de ayudas para subsistir se incrementaron un 300% en 2013

0

ENERO-MARZO 2013. CLAUSURA DUENDE 090El año pasado los Servicios Sociales Comunitarios de Diputación atendieron a un total de 54.764 personas, lo que representa un 21% de toda la población existente en las 9 zonas de trabajo social en la que está dividida nuestra provincia. Un 66% de esta población fue atendida a través de los programas y servicios individuales-familiares, frente a un 34% que lo fue a través de proyectos grupales- comunitarios. En 2013 se atendieron un 33% de población más que en 2012, debido a que un mayor número de personas utilizaron el Servicios de Información y Orientación (SIO) y también un mayor número de personas se acogieron a las medidas puestas en marcha para los procesos de exclusión social.

ENERO-MARZO 2013. CLAUSURA DUENDE 141Según la diputada de Bienestar Social, Rocío Cárdenas, en el periodo 2009-2013 aumentaron casi un 300% las demandas de recursos complementarios para la cobertura de las necesidades de subsistencia, debido a la crisis económica. Cárdenas ha señalado que “existe un importante incremento de la vulnerabilidad social en grupos de población que hasta hace poco tiempo no acudían a los Servicios Sociales demandando ayuda para cubrir sus necesidades básicas”. La crisis y el desempleo están propiciando, según la diputada, “que cada vez más familias en nuestra provincia no puedan cubrir sus necesidades elementales en alimentación, higiene, vivienda o escolarización de sus hijos”.

El Plan de Acción Social de Diputación 2013-2015, dotado con 33 millones de euros por anualidad, recoge el impacto de la crisis económica en la población onubense y sitúa, según Rocío Cárdenas, ” la vulnerabilidad social sobrevenida y la exclusión social en su punto de mira”.

Las actuaciones llevadas a cabo por los Servicios Sociales Comunitarios el año pasado engloban, además, otras prestaciones, servicios y programas destinados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Así, el SIO fue el servicio que más usuarios atendió, 23.809 personas, lo que supone una cobertura del 9% del total de la población de la provincia. Desde la Unidad de Dependencia se tramitaron 189 solicitudes de reconocimiento, gestionándose 266 peticiones prioritarias del Programa Individual de Atención (PIA).

Por lo que respecta al Servicio de Ayuda a Domicilio, se atendieron por dependencia a 2.862 personas y 1.408 en base al Decreto de Exclusión de la Junta de Andalucía. De las prestaciones económicas se beneficiaron un 19% de los usuarios, mientras que el Servicio de Atención a Familias atendió a 715 familias con desajustes, lo que supone más de un 20% que el año anterior. Las familias atendidas desde el Programa de Tratamiento Familiar por presentar situaciones de menores en riesgo fueron 212 familias y 376 menores.

Respecto a los programas grupales-comunitarios, la diputada ha precisado que el año pasado participaron en los mimos un total de 18.565 personas, cifra ligeramente superior al año anterior. El mayor número de éstos fueron atendidos por los programas instrumentales de mejora de la calidad, coordinación institucional, formación a los profesionales y actuaciones inherentes a las situaciones de exclusión social, que supusieron cerca de un 80% del total.

Por lo que se refiere a los proyectos directamente dirigidos a la población, el mayor número de personas participaron en los de apoyo a asociaciones, con un 33% del total, seguido de proyectos vinculados con la convivencia, tales como los talleres infantiles de educación en valores, de habilidades parentales, adolescentes en riesgo y grupos de apoyo, que acogieron al 28% de la población participante en estos programas.
Los Servicios Sociales Comunitarios, encuadrados en el Área de Bienestar Social, junto con el Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones, el Departamento de Igualdad y la Unidad de Prevención Social, constituyen la puerta de entrada al sistema público de servicios sociales y tienen la finalidad de mejorar las condiciones sociales de individuos, familias y grupos. Atienden a los 73 municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes, con una población de 259.139 habitantes, un 70% del total provincial.

Estos Servicios, que están descentralizados e implantados en todos los municipios onubenses menores de 20.000 habitantes a través de 9 zonas de trabajo social, están estructurados en dos grandes áreas de intervención, como son el área individual-familiar y el área grupal-comunitaria. La primera incluye servicios y prestaciones de atención personal y a demanda de atención, tratamiento o reinserción, tales como información y orientación, dependencia, ayuda a domicilio, etc. En el área grupal-comunitaria se incluyen proyectos y actuaciones de carácter eminentemente preventivos, dirigidos a grupos, colectivos y entidades y población en general. Aquí se encuadran, entre otros, los talleres infantiles de convivencia, el asociacionismo y las medidas extraordinarias para grupos en situación de exclusión social.

 

Compartir.

Leave A Reply