Ramírez de Verger y Carlos Vílchez, reconocidos como investigadores excelentes

0

Catedra AIQBE 1La Cátedra AIQBE ha reconocido a los profesores Antonio Ramírez de Verger y Calos Vílchez, con sus prestigiosos premios de investigación en las áreas Humanística-Social y Ciencia y Tecnología respectivamente. El acto que entrega, que ha tenido lugar esta mañana en la Facultad de Humanidades con la presencia del Rector de la Universidad de Huelva, Francisco Ruiz, el Presidente de la AIQBE, Rafael Martínez-Cañavate, el Decano de Humanidades Juan Campos y el Director de la Cátedra, Pedro Pérez, se ha convertido en un acto de puesta en valor de la labor investigadora y de la necesidad de la apuesta por la investigación y por la I+D+i como mejor fórmula para el desarrollo de una sociedad.

Catedra AIQBE 2Catedra AIQBE 3Catedra AIQBE 4En un acto emotivo y cargado de vivencias, se ha recordado cómo se abrían paso los investigadores que por 1993, cuando se creó la Universidad de Huelva, comenzaban una labor silenciosa y con muy pocos medios. El director de la Cátedra Pedro Pérez, hizo un alegato a la figura del investigador, como la persona que debe ir haciéndose con el tiempo y fortalecer y consolidar su formación con el paso por varias universidades y centros de investigación. Agradeció a la AIQB la apuesta firme por estos premios en un tiempo cargado, dijo, de continuos recortes en materia de investigación. Destacó la trayectoria de los premiados y su influencia investigadora a nivel internacional en los ámbitos en los que se han especializado. Sobre el Prof. Ramírez de Verger hizo además hincapié cómo tras su paso como Rector de la Onubense, entre 1997 y 2005 volvió al desarrollo de la tarea docente e investigadora de primer nivel internacional dentro de su especialidad.
Sobre el Prof. Carlos Vílchez, destacó su brillantez y constancia tras recordar, cómo en los duros inicios de la investigación en la Universidad de Huelva, las “ganas de hacer las cosas y las buenas ideas” fueron y son las mejores herramientas con las que trabajar.

Los premios AIQBE, como recordó su presidente, han reconocido ya a lo largo de los años a un total de 13 investigadores y premiado 13 tesis doctorales. Además, 10 profesores han podido realizar estancias en centros de investigación de universidades extranjeras gracias a estas ayudas y 12 estudiantes han recibido una bolsa de estudios. Son premios que, en palabras de Martínez-Cañavate, “apuestan por la investigación” y que simbolizan el compromiso y la responsabilidad de la AIQBE con el desarrollo. Destacó también la tarea investigadora de los dos premiados por las aportaciones al mundo científico y tuvo un gesto hacia Ramírez de Verger por su “importante aportación a la historia de esta Universidad”.

En su intervención los premiados destacaron que los reconocimientos son fruto en gran medida de una tarea investigadora en equipo. Ambos pusieron en valor la necesidad de fomentar la investigación para contribuir al desarrollo de la sociedad. Agradecieron tanto a la Universidad como a la AIQBE respectivamente el posibilitar la tarea investigadora y el mantenimiento de estos premios de prestigio. En sus palabras Ramírez de Verger, destacó el valor de la “palabra” como arma para cambiar al mundo, agradeció a la Universidad las posibilidades que siempre le ha brindado para trabajar e investigar y destacó cómo los resultados de las investigaciones no pueden medirse por las aportaciones a corto plazo, en lo inmediato, sino que debe hacerse con la perspectiva del tiempo. Por su parte el Prof. Carlos Vílchez, se sumó al llamamiento latente a lo largo de todo el acto de intentar evitar la pérdida del talento ante la falta de inversiones en materia de investigación.

El Rector de la Universidad se sumó también a las felicitaciones de los distinguidos, reconociendo su trabajo y aportaciones. Como “universitario de raza con fuerte sentido institucional” calificó al Prof. Carlos Vílchez. Palabras de especial agradecimiento tuvo hacia el Prof. Ramírez de Verger “entregado como Rector en cuerpo y alma a esta Universidad entre 1997 y 2005”. Le agradeció sus aportaciones al mundo científico pero también a lo que hoy es la Universidad de Huelva y, de forma especial, al campus de El Carmen. Destacó cómo ha sabido retomar su tarea docente e investigadora tras su paso por el rectorado y compartió con los dos premiados las dificultades por las que atraviesa la investigación con la pérdida de talentos como una de las cosas más dolorosas que puede sufrir una Universidad.

También se reconoció la tesis premiada de la doctora Lida Andrea Quinchia, que no pudo recogerla por estar actualmente continuando su formación en un centro de investigación de Alemania. Así, como de la estudiante Anabel Moreno, acreedora de la Bolsa de Estudios por su brillante expediente académico.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies