El alcalde de Ayamonte se bajará el sueldo un 10% como mínimo

0

El alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo (PSOE), ha anunciado una nueva bajada de su sueldo “en un mínimo de un diez por ciento”, siendo “la tercera ocasión que reduce sus emolumentos”.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, a principios de su primer mandato, se bajó “voluntariamente” el sueldo en 2.000 euros mensuales, y ya en este, volvió a bajárselo en un ocho por ciento, así como un cinco por ciento los concejales. Además, ha afirmado que el porcentaje podrá ser aún mayor, “en función del esfuerzo que estén dispuestos a realizar los funcionarios”.

En otro orden de cosas, el alcalde, acompañado en la rueda de prensa por el primer teniente de alcalde y portavoz del equipo de gobierno, Francisco José Álvarez Rubiño, ha hecho mención a los últimos acontecimientos como fue la manifestación de un grupo de funcionarios el pasado sábado.

Ha resaltado que “cada persona o colectivo tiene derecho a reclamar lo que considera suyo, pero estas reivindicaciones han ido más allá del ámbito laboral, produciéndose insultos y ataques hacia mi persona, con el reparto de panfletos ofensivos y con argumentaciones curiosamente similares en la forma y el contenido a la de determinado partido político”.

El regidor añade “las continuas interrupciones y la actitud de algunos funcionarios”, la mayoría pertenecientes al Cuerpo de la Policía Local, en el pleno de la semana pasada.

Ha agregado que “la gota que colmó el vaso ocurrió el pasado viernes”, durante el desfile de gigantes y cabezudos de la Asociación del Banderín, donde “hubo una presunta dejación de funciones en la organización del servicio de ordenación del tráfico, que pudo causar un grave incidente”.

El alcalde ha afirmado que “los problemas económicos no son ninguna excusa para el incumplimiento de funciones y del servicio”. Y en relación a dichas cuestiones económicas, Rodríguez Castillo ha matizado que “el problema puntual de falta de liquidez para el pago de las nóminas viene en gran medida causado por la no aprobación por parte del PP del Plan de Pago a Proveedores en el Pleno de septiembre de 2013”.

“Ya anuncié que esta medida iba a traer consecuencias, y de hecho, desde el pasado mes de enero, el Gobierno nos retiene el 50 por ciento de la Participación de los Ingresos del Estado, lo que representa una cuantía aproximada de dos millones de euros, que es precisamente el dinero que falta para el pago de estas nóminas”, ha enfatizado el regidor.

Ha continuado su intervención destacando que desde la aprobación del Plan de Ajuste en el año 2012 podían haber tomado medidas en el Capítulo 1 de Personal, pero que “por cuestión de principios, no lo había hecho”, y ha recordado que en este Ayuntamiento “no hay chóferes, ni coches oficiales, ni asesores, ni ningún tipo de dispendio y que se mira con lupa cada céntimo de euro”.

Para Rodríguez Castillo, “estos señores que hoy se manifiestan son los mismos que lo hacían con mi antecesor, Rafael González, en el año 2005/2006, en inauguraciones, cuando no había en ese momento ningún problema de cobros de nómina y lo único que perseguían eran subidas lineales de su sueldo”.

En relación a esto último, el primer teniente de alcalde ha señalado que los 51 integrantes de la plantilla del Cuerpo de Policía Local suponen a las arcas municipales “un coste anual aproximado de 2,3 millones, lo que representa una media de 3.135 euros brutos mensuales, más dos pagas extras, más una paga compensatoria que se cobra dos veces al año, de aproximadamente 400 euros cada una, más una llamada bolsa de marzo, de algo más de 100 euros”.

 

Compartir.

Leave A Reply