El Supremo confirma la condena a 40 años de cárcel a Bretón

0
José Bretón durante el juicio en Córdoba. (Madero Cubero)

José Bretón durante el juicio en Córdoba. (Madero Cubero)

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 40 años de cárcel que la Audiencia Provincial de Córdoba impuso a José Bretón por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011. En una nota informativa, el alto tribunal señala que una vez redactada, la sentencia será notificada a las partes.

El Supremo celebró este martes una vista pública para ver el recurso de casación presentado por Bretón contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que confirmó la de la Audiencia Provincial y este miércoles la sala ha anunciado que ha decidido por unanimidad la desestimación íntegra del recurso que, entre otros motivos, denunciaba la ruptura de la cadena de custodia de los huesos, la vulneración de la presunción de inocencia o el derecho a un proceso con todas las garantías y a un juez imparcial.

El TS respalda así la petición de la Fiscalía, que mantuvo que el veredicto está “extraordinariamente motivado” y que la actuación del condenado “rebosa dolo homicida” y que, sea cual sea la causa de la muerte de los niños, por fármacos o quemados en la hoguera, es “evidente” que con ella, “se pretende matar”.

Además, el fiscal, Fidel Cadenas, rechazó que el jurado haya basado su dictamen en “prejuicios” o que haya habido “juicios paralelos”. “Es una constatación de pruebas, el jurado no se basa en lo escrito en los medios de comunicación, no es expresión de prejuicio sino resultado de un juicio con pruebas”, ha mantenido el representante del Ministerio Público después de que la abogada de Bretón centrara parte de su intervención en la supuesta influencia que la imagen de “psicópata asesino” que los medios crearon del acusado pudo tener en los miembros del jurado.

EL DUELO DE LA MADRE

El fiscal reclamó así la “confirmación plena” de la sentencia para que, obtenida la firmeza, se pueda inscribir la defunción de los niños y proceder a la inhumación de los restos. En esa línea, también se posicionó la abogada de la acusación particular, ejercida por la madre de los pequeños, que recordó que los restos de los cuerpos de los niños “están metidos en una caja de cinc”, tras haber pasado por otras cajas en juzgados y dependencias policiales, y ha expuesto que su madre “necesita hacer duelo de esta situación”.

La abogada de la acusación, María del Reposo Carrero, señaló que Bretón ha tenido las mayores, “y también mejores, garantías” procesales, precisamente “por ser quien es” y ha dicho que era él y su defensa quienes “han ido a los medios de comunicación”.

Por su parte, la abogada de Bretón, Bárbara Royo, pidió a los miembros de la sala que actuasen con “un plus de coraje” y no se dejen llevar por las que considera “presiones de los medios de comunicación”, reclamando una “justicia sin prejuicios, sin presiones externas, sin nombre y apellidos”.

RUPTURA DE LA CADENA DE CUSTODIA

En su recurso, de más de 500 páginas, la defensa reclamaba la anulación de la sentencia argumentado, en sus 14 motivos de recurso, aspectos como que los restos óseos no fueron “constitucionalmente” obtenidos porque “no hubo custodia” de la hoguera en la que se encontraron, que “fue manipulada y pisoteada” y ha recordado que hasta la acusación reconoció que “allí manipuló hasta el apuntador”.

La defensa había argumentado, además, que el registro en el que se recogieron los restos óseos fue “ilegal y nulo de pleno derecho” porque no hubo permiso judicial, tuvo lugar en ausencia de Bretón y de la secretaria judicial; y ha alegado “ruptura activa de la cadena de custodia” ya que “la caja de los huesos pasó por innumerables manos, sin documentos de entrega y recepción de las muestras” y sin respeto a los protocolos.

Compartir.

Leave A Reply