IU pide explicaciones sobre la situación de los trabajadores de la EMV

0

Pedro Jimenez y Juan Manuel Arazola con trabajadores EMV01

Izquierda Unida llevará al próximo Pleno municipal del Ayuntamiento de Huelva la grave situación por la que atraviesa la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), una sociedad pública municipal que ha anunciado el despido doce trabajadores. Además, el alcalde ha anunciado su disolución y su gestión y funcionamiento se encuentran en entredicho debido al descontrol en sus gastos, a supuestos viajes ajenos a su funcionamiento y al uso de fondos públicos para satisfacer comidas y hoteles realizados por concejales y cargos de confianza del Partido Popular que al parecer no se corresponden con actividades de la misma.

El viceportavoz municipal de Izquierda Unida, Juan Manuel Arazola, enunció este domingo las preguntas que llevará al último pleno estival. El objetivo de la iniciativa es que el alcalde explique por qué relación laboral mantienen en estos momentos los trabajadores de la EMV con la misma, en caso de que hayan sido despedidos si ha habido acuerdo entre las partes, cuándo se abonarán las indemnizaciones y a cuánto asciende el importe de las mismas. La cuarta cuestión trata de clarificar qué gestiones relacionadas con la Empresa Municipal de la Vivienda justifican los viajes realizados a Madrid y las estancias en dicha ciudad entre julio de 2011 y enero de 2013, cuyo importe asciende a 6.193 euros. Las dos últimas preguntas de Izquierda Unida son: qué personas realizaron cada uno de los viajes citados, para qué y cuál era su relación con la EMV, y cómo se van a llevar a cabo las tareas y actividades que hasta ahora desarrollaba la EMV y quién realizará las mismas.

Arazola recuerda que toda esta situación viene motivada por las medidas de ajuste contenidas en el último préstamo del plan de pago a proveedores y a la enorme deuda acumulada por el Ayuntamiento de Huelva, 340 millones de euros, que hacen tambalearse los cimientos del empleo municipal que ya han cedido con los despidos en el Servicio de Recaudación, en la Empresa de la Vivienda y los recortes aplicados a la plantilla de Emtusa, que aun así sigue acumulando deuda.

Inquietud vecinal en calle Cineasta Francisco Elías y Cádiz Salvatierra

Por otra parte, Juan Manuel Arazola anunció que llevará a Pleno la inquietud de los vecinos de la calle Cineasta Francisco Elías y trasera de la Plaza Cádiz Salvatierra, que se muestran agobiados por las molestias de ruidos y olores a combustible que provocan las operaciones de carga y descarga de camiones y otros vehículos que suministran al centro comercial de Hipercor. Estos vecinos han presentado ya varias denuncias desde 2008 hasta la fecha sin que se les haya dado solución a sus problemas.

La moción de Izquierda Unida insta al Ayuntamiento a que lleve a cabo la reordenación prevista del espacio público destinado a las operaciones de carga y descarga en la calle Francisco Elías y que dicha actuación tenga por objeto principal eliminar las molestias que sufre el vecindario al tiempo que permita compatibilizar el tráfico rodado y las actividades del centro comercial.

La moción recuerda que la concejalía de Medio Ambiente ya dirigió un escrito al director del centro comercial Hipercor instándole a tomar medidas para hacer compatibles las operaciones del centro con el derecho de los vecinos. Y añade que el Consistorio comunicó que se había elaborado una reordenación del espacio público destinado a carga y descarga. Incluso se le impuso una sanción de 1.500 euros a Hipercor por este motivo. Sin embargo, a pesar de todos estos precedentes, los vecinos siguen padeciendo la misma situación de molestias e incomodidades.

 

 

Compartir.

Leave A Reply