Arcángel sube el telón de los Cursos de Verano del Campus de La Rábida

0

Arcángel en La Rábida-157_zArcángel fue el encargado anoche de inaugurar las actividades culturales, que se ponen en marcha en el Campus de La Rábida bajo el nombre “48 noches. Cultura abierta en la UNIA” con motivo de los Cursos de Verano y que hasta el 1 de agosto traerán hasta este Campus, teatro, jazz y viajes en canoa.

En el aire, un espeso humo de las máquinas que expiraban dando textura a las luces verdes, celestes, rojas y púrpuras de un escenario dispuesto para la inauguración de los Cursos de Verano. Sobre la tarima el cantaor Arcángel con la Accademia del Piacere y Fahmi Alqhai.

La pálida luna llena también fue protagonista del evento siendo la última espectadora dentro de un público diverso y encantado por los sonidos de cuerdas y percusión que se acompasaban al quejio de los cantaores.
“¡Ay, amor mío, no llores tanto! Amor mío, que cuando más los sospechas, es más bello el desafío. “Ay amor, mío no llores tanto”, musitaba muy suave Francisco José Arcángel, quien se inició en el cante con apenas 9 años y hoy día es uno de los más reputados cantaores del panorama nacional.

Una vez hechizada por los fandangos, la audiencia escuchó inclusive temas dedicados a Platero. Vestido de riguroso negro, pese a los 30 grados centígrados del ambiente, el cantaor acompañó con sus palmas el compás de la guitarra quejumbrosa que intentaba seguirle la pista al arcángel de la noche que comenzó su espectáculo sobre las 11,30 de la noche.

Contó a los asistentes que lleva cuatro años con el proyecto. “Pensé que había un diálogo natural entre dos músicas que parecen estar separadas. Al final nos ha costado tiempo convencernos. Ha terminado siendo un espectáculo donde tratamos de pasárnoslo lo mejor posible. Y que se convierta en un disfrute para todos los que estamos aquí arriba sobre el escenario y para ustedes, por supuesto”, reveló el artista cuyas primeras grabaciones aparecen en los discos colectivos Solo compás (1998), en la Historia Antológica del Fandango de Huelva (1999) y en Territorio flamenco(2003), hasta su primer disco propio, de título Arcángel (2001), con el que gana el Premio Andalucía Joven 2002 o el Premio Nacional Flamenco Activo de Úbeda.

Al final de cada tema, el público compuesto por estudiantes, docentes, rectores, y niños que fueron llevados especialmente para la ocasión. Se trató de una noche marcada por el mestizaje cultural, por el hermanamiento entre distintos tipos de quehaceres musicales entre los que viajaban las tonalidades búlgaras, españolas y gitanas.

El evento inaugural finalizó a la 12, 55 de la madrugada entre el estrépito de los rasgueos de una guitarra cómplice, cuyos punteos encandilaron mucho más que las luces de esta presentación que marca el inicio de las 48 noches de Cultura Abierta de la UNIA.

 

Compartir.

Leave A Reply