400 voluntarios anillan medio millar de flamencos rosas en Marismas del Odiel

0

anillamiento anillamientoanillamiento anillamientoUn grupo de alrededor de 400 voluntarios ha marcado en torno a medio millar de pollos de flamenco rosa (Phoenicopterus ruber roseus) en el Paraje Natural Marismas del Odiel en el marco de la jornada de anillamiento científico de esta especie que promueve la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cada año. Éste es el balance de una iniciativa que se celebra, como ha expuesto la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, en el marco de una “campaña récord” que ha afianzado a la Reserva de la Biosfera como un punto de referencia de esta ave en Europa, con una colonia que en 2014 ha sobrepasado las 2.900 parejas reproductoras, más del doble de las registradas en el ejercicio 2013.

Con un amplio elenco de entidades participantes, entre las que se encuentran la Red de Voluntariado de Marismas del Odiel, la Estación Biológica de Doñana, el SEO/Bird Life, el Aula de la Sostenibilidad de la Universidad de Huelva y la de Málaga, sin olvidar la implicación de otros espacios naturales como la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga, o la Cañada de los Pájaros, en Sevilla, la iniciativa se enmarca dentro del programa de nidificación del flamenco rosa que arrancaba en 2008. Tras seis años de vigencia, en 2014 se han contabilizado hasta 2.600 pollos nacidos en esta Reserva de la Biosfera.

Josefa González Bayo ha resaltado, en este sentido, el grado de compromiso de todos los agentes sociales implicados en la conservación de la biodiversidad del paraje, incluida la ciudadanía en general. No en vano, junto a los ya mencionados, han intervenido en la jornada de anillamiento desde las Salinas del Odiel y empresas de uso público hasta la Autoridad Portuaria y la Obra Social de Unicaja, así como la Diputación Provincial de Huelva, a través del Servicio de Control de Mosquitos, y el Ayuntamiento de Punta Umbría. Todo ello, sin olvidar otros actores como Ecologistas en Acción o el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, entre otros.

La actividad ha incorporado, para, en palabras de la delegada territorial, llegar al máximo de sectores de población, un elevado componente divulgativo y de sensibilización ambiental que confluye en todo momento con el apartado técnico y científico. Un punto en el que Josefa González Bayo ha dedicado un apartado especial al grupo de quinto de Primaria del CEIP El Faro de Mazagón que ha trabajado durante todo el año en el conocimiento de la Reserva de la Biosfera y de las características y la conducta de los flamencos. “Con vosotros, con vuestro empeño y vuestro amor a la naturaleza, esta Reserva de la Biosfera y su biodiversidad están hoy más a salvo”, ha sentenciado.

El objetivo del anillamiento de los flamencos es, tal y como a explicado Josefa González Bayo, analizar la dispersión de esta especie por distintos humedales de Andalucía, el Mediterráneo o el norte de África. En esta línea, la delegada ha remarcado que los espacios naturales de la región son “esenciales” para la vida de estas aves a la vez que ponen de manifiesto su “funcionamiento en red”. De hecho, comparten estos hábitats y establecen relaciones complementarias, de tal modo que la conexión es total entre las colonias de Fuente de Piedra, Doñana y Marismas del Odiel.

La artemia, base de su alimentación

La reproducción en el Paraje Natural Marismas del Odiel, a diferencia de otros humedales, no depende en tanta medida del régimen pluviométrico gracias a la presencia de las salinas, una circunstancia que, como ha puesto de relieve Josefa González Bayo, viene a garantizar la tranquilidad y la abundancia de comida. La base de la alimentación de los flamencos es la artemia, un pequeño crustáceo muy presente en esta Reserva de la Biosfera y responsable también del color rosado de estas aves.

El 25 Aniversario de la RENPA

La jornada de anillamiento de flamencos se ha dedicado este año al 25 aniversario de la Ley 2/1989 con la que el Parlamento Autonómico daba luz verde a la configuración de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA), una de las más extensas e importantes del mundo con 247 enclaves que abarcan una superficie de 2,8 millones de hectáreas. En este mismo sentido, Marismas del Odiel celebra este año el 30 aniversario de su declaración como Paraje Natural, que tuvo lugar en paralelo a la certificación de la Isla de Enmedio y de la Marisma del Burro como Reservas Integrales. De igual modo, Marismas del Odiel está catalogada también como Zona de Especial Importancia para las Aves (ZEPA), Lugar de Importancia Comunitario (LIC), Humedal Internacional RAMSAR y Reserva de la Biosfera.

Compartir.

Leave A Reply