Cuatro orejas para un Juli extraordinario

0
El Juli ha sido el gran triunfador de la tarde en la plaza de la Merced. (Reportaje gráfico: Espínola)

El Juli ha sido el gran triunfador de la tarde en la plaza de la Merced. (Reportaje gráfico: Espínola)

Ficha técnica: Huelva, segunda de Colombinas. Plaza con mas tres cuartos en tarde ventosa.

Toros de Daniel Ruiz que debutan. Feos y desiguales
1 manseando en el caballo, incómodo y cabeceando mucho.
2, justo de presencia, con genio y racita. Ovacionado tras petición absurda de indulto
3 jabonero, incierto, aparentaba chico feo a ovillado de cara problemas en la vista. Tardo y mirón pitos
4 castaño atigrado, sin raza ni presencia
5 toro soso a menos y noblon. Su virtud es que cayo en manos de Juli
6 manso con bríos
Morante de la Puebla, de azul marino, ovación tras petición y ovación.
Julián López ‘El Juli”, de verde guerra y oro, dos orejas y dos orejas.
Miguel Ángel Perera, de verde y oro con cabos blancos, silencio y silencio.

HY001HY002HY003HY004HY006(Texto: Javier García-Baquero www.ambitotoros.blogspot.comHY007 HY008HY009HY010HY011HY012)

Quisiera Odiarte Juli, pero no puedo. Quisiera odiarte Juli como se ama a los dioses, con ese respeto grande del creyente, con la duda eterna de tu capricho, con el miedo inmenso a tus reacciones, con el respeto sacro a tu valor y a tu técnica y a tu compromiso.

HY014HY015HY016HY017HY018HY019HY020HY021HY022HY023HY024HY025HY026Quisiera odiarte por reventar de torería la misma plaza que el año pasado hundiste e la inmundicia de la mediocridad y el ventajismo. Cuando hoy pegaste las mejores lopecinas de la historia del toreo, con los pies hundidos en la tierra, con el toro toreado desde antes de entrar en jurisdicción, con la mano baja y el remate con esa verónica con todo el cuerpo, cuando hoy te dejaste venir el toro sin ganar el paso, ya no pude odiarte más y me puse en pié como mi plaza de La Merced.

Eso fue tras otro quite por chicuelinas buenas y cercanas y eso fue antes de que cogieras la muleta y enseñaras quien manda aquí, De guerra y oro viniste hoy y el triunfo fue el tributo que venías a exigir con la verdad torera, del que manda. Nos dejaste ahítos de toreo, de verdad pura, de muletazo largo y pies asentados, Borrachos de testiculina, empachado de guerra mundial.

Quisiera odiarte porque has hecho buenos dos toros de la corrida de Daniel Ruiz de tres guarismos y seis espantajos, fea y desigual, sin cara y sin alma que has traído este año a Huelva, pero cuando te he visto montarte encima con garra de bicho y maneras de Dios, mi odio se hizo caña.

Quisiera odiarte porque mis mayores me enseñaron que mientras los de plata banderillean el matador ni puede estar simulando con la muleta, pero me dicen los dioses que eso son leyes para hombres…, que todo eran tus ganas de reventar el cotarro.

Quisiera odiarte por esas estocadas con truco como las de Ordóñez, pero como después los tumbas y te sirven, acabo admirándote como uno admira al ladrón hábil y avispado que me roba dos duros, después de deleitarme con la muleta.

Quisiera odiarte como te odia Talavante porque entiende que lo has dejado tirado, porque no es capaz de seguir tu guerra, por que ya no veré a Roberto con su torería intacta como apoderado tuyo en esta Plaza. Pero cuando un tío con una muleta y delante de un toro se la juega como tú hoy, sacando agua de pozos semisecos, sacando la tela para ponerla siempre en los belfos del toro, pisando esos terrenos, uno entiende cosas que sólo los dioses podéis explicar.

Quisiera odiarte Juli por opacar los detalles de un Morante que hoy estuvo con una voluntad de novillero y un arte de privilegiado, con esos capotazos que sólo un Dios puede dibujar, con esa revolera genuflexa y dos verónicas sueltas de soltarse el mundo. Toreó Morante a su primero a derechas pero al natural sublimó el toreo en dos instantes de locura laaarga. Encanta Morante a esta su tierra de promisión de sus inicios, al cuarto le hizo una faena por lo civil de voluntad y oficio, no daba para más, tu lo habías abrumado.

Quisiera odiarte Juli con la admiración con que te debe odiar Perera que se llevó un lote de tu amigo daniel Ruiz imposble, ni para jugarse la vida por cobarde el rajado sexto, ni para emocionar con el anovillado jabonero hijoputa y burriciego que hacía de tercero. Quedaron constancias de sus ganas, de su no afligirse ante ti que mandas pero no gobiernas y ante esta Huelva que siempre fue su plaza.

Quisiera odiarte Juli, pero no puedo, porque cuando le dije a mi hijo Manuel que eligiese una corrida para ir a los toros, además de la de su admirado David de Miranda, me dijo: -“La de el Juli, por que este viene a liarla”. Y no lo dejaste en mal lugar, torero,

Julian alarga esto, déjate de guerras que no son las tuyas y dame argumentos para seguir odiándote con este odio que me consume, rabioso, contradictorio y añorado, preñado de admiración eterna, con este odio que es amor por el que manda en esta fiesta que sólo hombres como tú me hacen amar por los siglos de los siglos. Amen

 

Compartir.

Leave A Reply