Cinco donantes de Huelva han permitido que doce pacientes recibieran un trasplante de órganos durante el primer semestre del año

0
(Foto: José Carlos Sánchez-Multimagenestudio)

(Foto: José Carlos Sánchez-Multimagenestudio)

Los hospitales públicos de Huelva han registrado un total de cinco donaciones de órganos en los primeros seis meses del 2014, que han permitido salvar o mejorar significativamente la calidad de vida de un total de doce personas gracias al gesto solidario y altruista de sus familias.

Unos datos registrados en el balance del primer semestre del año de donaciones y trasplantes, que han sido dados a conocer hoy en rueda de prensa por la consejera de Igualdad, Salud y Política Social, Mª José Sánchez Rubio, que ha querido agradecer especialmente la generosidad de los donantes y sus familiares en un momento tan doloroso, así como el buen hacer de los profesionales sanitarios que han participado en el proceso de donación y trasplantes de Andalucía.

Las donaciones registradas en este primer semestre en Huelva han tenido lugar en los hospitales Juan Ramón Jiménez (4), y Área de Gestión Sanitaria Norte -Hospital de Riotinto- (1) y han permitido extraer y posteriormente ser trasplantados cinco hígados, seis riñones y un páncreas. A estas donaciones de órganos hay que sumar también ocho donaciones de córneas, tres de tejido valvular y cuatro de tejido óseo. Por su parte, el servicio de Oftalmología del Hospital Juan Ramón Jiménez ha implantado tres córneas a los pacientes onubenses que las precisaban.

En el caso de los enfermos renales, durante los primeros meses del año 2014 se han trasplantado cerca de una decena de pacientes de la provincia de Huelva, mejorando así sensiblemente su calidad de vida y sus esperanzas de futuro. En este sentido, el tiempo trascurrido desde que un paciente se introduce en lista de espera hasta que se trasplanta es cada vez menor hasta el punto de que dos pacientes durante el año 2013 y uno más durante este año han recibido un ‘trasplante anticipado’, es decir, han sido trasplantados de riñón sin haber pasado por hemodiálisis, algo hasta hace poco impensable.

Estos datos vienen a sumarse a los recogidos durante el año 2013, en el que se produjeron 12 donaciones, que permitieron que más de 20 pacientes pudieran recibir un trasplante de órganos, 16 tejidos de córneas (5 fueron trasplantadas en Huelva), 4 de tejido valvular y 31 de tejido óseo.

La titular de Salud ha ofrecido un balance de esta actividad durante los seis primeros meses del año en Andalucía, en cuyos hospitales se han registrado 153 donaciones que han permitido 358 trasplantes de órganos, valorando también muy positivamente la tasa de donación registrada en Andalucía, que se sitúa en 36,2 donantes por millón de población, similar a las obtenidas en los tres últimos años, el doble de la media de los países de la Unión Europea (de 18 donantes por millón de población), superior a la de EEUU (25,8), y ligeramente superior a la media española (35,1 donantes por millón de habitantes).

Más de 13.800 trasplantes realizados

Desde que en 1978 comenzara el programa de trasplantes en Andalucía, los profesionales del sistema sanitario público andaluz han realizado un total de 13.806 trasplantes de órganos sólidos y más de 35.000 implantes de distintos tejidos.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha subrayado la importancia de seguir estimulando la donación para concienciar a la ciudadanía de que nuestros órganos pueden seguir dando vida y ayudando a personas con una necesidad vital de ellos. En este sentido, ha hecho referencia al nivel de aceptación de la donación, que se sitúa en un 82%, es decir, que ocho de cada diez personas que fallecen o sus familiares accede a donar sus órganos, cuando hace dos décadas sólo seis de cada diez familias aceptaba.

Asimismo, la consejera se ha referido a la modalidad de donación en asistolia, también conocida como donación a corazón parado y a su importancia para la sostenibilidad del programa de donaciones y trasplantes. En esta línea, ha señalado que Andalucía “se ha anticipado al descenso de los fallecidos en muerte encefálica que intuíamos hace unos años y, con el desarrollo de la donación en asistolia, estamos contribuyendo a la sostenibilidad del programa de donación y trasplantes”.

De hecho, en lo que va de año se ha producido en España un incremento de la donación en asistolia que alcanza ya el 12% de todos los donantes en el primer semestre de 2014. En Andalucía este aumento de la donación en asistolia es superior y representa ya en el primer semestre de este año un porcentaje del 19% –29 de las 153 donaciones del primer semestre han sido de esta modalidad–.

Los donantes en asistolia, o también llamados donantes a corazón parado, son donantes diagnosticados de muerte por el cese irreversible del latido cardiaco, a pesar de los esfuerzos sanitarios por reanimarlo. Frente al donante más habitual, que se encuentra ingresado en una Unidad de Cuidados Intensivos y fallece como consecuencia de una hemorragia cerebral o de un traumatismo craneoencefálico, por el cese completo de la actividad cerebral –lo que se conoce con el nombre de muerte encefálica–, el donante en asistolia fallece como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria, por el cese irreversible del latido cardiaco. Según los expertos, la asistolia es la mejor vía de crecimiento de la donación en parada cardiaca.

Perfil de los donantes

El cambio de perfil de las personas donantes, cada vez de más edad, supone un reto para la actividad de los equipos de trasplantes. La edad de los donantes ha pasado de ser de 35 años en 1991 a aproximadamente 60 en los últimos años. Es un cambio motivado por la disminución de los donantes fallecidos a consecuencia de traumatismos craneoencefálicos (por accidentes de tráfico) y a la disminución de accidentes vasculares (gracias a un mejor control de la hipertensión arterial).

De esta manera, hace 20 años el porcentaje de donantes que tenían menos de 30 años representaban un 45% del total, y en el primer semestre de 2014 sólo significan ya el 4%. Frente al dato de 1993, cuando sólo el 6% de los donantes de órganos tenía 60 o más años, actualmente estos donantes significan el entre el 50 y el 60 %.

En este sentido, el sistema sanitario continúa trabajando y adaptándose a las nuevas circunstancias de la donación, como es este acusado cambio de perfil de las personas donantes, para mantener las cifras de trasplantes. A pesar de los buenos resultados obtenidos en Andalucía, Sánchez Rubio ha manifestado que es necesario seguir concienciando al cada vez más reducido colectivo aún reacio a donar.

Compartir.

Leave A Reply