Bellido y Dovao llenan de embrujo las noches del faro de Mazagón

0

noches del faro (1) noches del faro (2) noches del faroEl singular patio interior del emblemático edificio de Mazagón acogió el pasado sábado la segunda sesión del ciclo Noches del Faro, una iniciativa de la concejalía del Ayuntamiento de Moguer en la localidad costera y de la productora musical MOS.

En esta ocasión, el público que abarrotó el nuevo recurso cultural habilitado este año en el espacio central del faro, pudo disfrutar de un espectáculo verdaderamente redondo, en el que las raíces flamencas de nuestra tierra se fundieron con las poesías de algunos de los más grandes literatos de Andalucía, llenando de magia y de emoción una velada verdaderamente deliciosa.

Tras las palabras de bienvenida a los asistentes a cargo del responsable de MOS, Rafael López, y del concejal de Mazagón, Francisco Martínez, se inició el espectáculo en el que pudimos ver a una de las parejas de artistas mejor avenidas y más compenetradas del actual panorama flamenco, una pareja que integran la gran cantaora Elena Bellido, convertida ya por derecho propio en una de las voces más singulares y potentes del momento, y el maestro del toque Antonio Dovao, que lleva en sus manos y su guitarra la riqueza y el conocimiento técnico trasmitido por las seis generaciones familiares que le precedieron en su amor a la «musa de las seis cuerdas».

El recital de Bellido y Dovao, que mantuvieron en todo momento una gran complicidad con los espectadores, verdaderamente sacudidos en sus asientos por la fuerza y la calidad de las interpretaciones de los dos artistas flamencos, fue sin duda uno de los mejores momentos artísticos que se han vivido en Mazagón este verano, un espectáculo en el que también pudimos disfrutar de las poesías de los mejores autores del panorama poético andaluz en la voz del rapsoda Manuel Padilla, que declamó con enorme acierto y buen gusto, textos escogidos de escritores tan consagrados como Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Odón Betanzos o Rogelio Buendía.

Desde la espectacular granaína con la que inicio su actuación Elena Bellido, hasta las bulerías que cerraron la velada, el público tuvo la oportunidad de emocionarse con los cantes de ida y vuelta que domina como pocas la joven cantaora, que ofreció un recital en el que también tuvieron cabida alegrías, tangos, una taranta y por supuesto, los fandangos de la tierra que domina a la perfección.

En resumen, una extraordinaria velada de flamenco y poesía que puso brillante colofón al programa Noches del Faro con el público asistente despidiendo en pie a los artistas.

 

Compartir.

Leave A Reply