Cinco enfermeras de Huelva, galardonadas en el III Congreso de enfermería familiar

0

Enfermeras gestoras de casos del sistema sanitario público andaluz en la provincia de Huelva han recibido el primer premio del III Congreso Internacional y Virtual de Enfermería Familiar y Comunitaria celebrado en las últimas semanas en Almería, por la presentación de un trabajo centrado en el caso clínico de un paciente con graves deficiencias desde su nacimiento, en el que se evidenció una notable mejoría en su calidad gracias a la aplicación de las prácticas de enfermería en el ámbito de la gestión de casos.

Los cinco profesionales galardonados en este certamen, enmarcado a su vez en la 11ª edición del congreso de la Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (ASANEC), son Margarita Pérez Collado, del centro de salud del Molino de la Vega, y Leopoldo Palacios Gómez, del de El Torrejón, ambos pertenecientes al Distrito de Atención Primaria Huelva-Costa, así como Santiago Teso Manzano, Carmen De la Torre Martín y Rafael Septien Sánchez, quienes desempeñan su labor en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Las enfermeras gestoras de casos, denominadas ‘de enlace’, son una figura asistencial que la Junta incorporó a la sanidad pública andaluza en el marco del Plan de Apoyo a las Familias. Su finalidad primordial, tanto desde los centros de salud como los hospitales, es la detección y gestión de las necesidades de aquellos pacientes y sus cuidadores que, por su especial patología, deteriorado estado de salud o por tener reducida su movilidad, requieren de una gran organización de recursos sanitarios para su adecuado seguimiento, fundamentalmente en el ámbito domiciliario o tras el alta hospitararia. En este sentido, se encargan de la coordinación de todos los equipos que intervienen en la asistencia a la población diana para mejorar su efectividad y garantizar la continuidad de los cuidados que reciben los pacientes dependientes y no se produzcan así deficiencias en el paso de un nivel asistencial al otro.

De forma concreta, el caso clínico descrito en el congreso hace referencia a un paciente de gran complejidad que nació con múltiples discapacidades y precisaba de la asistencia de hasta 15 facultativos especialistas distintos.

Las intervenciones de las enfermeras gestoras de casos han sido muy diversas y han abarcado desde el apoyo permanente y la formación en cuidados a la familia a fin de potenciar al máximo su capacidad de autonomía, a la coordinación de los profesionales implicados y agilizar la accesibilidad a la citas, pasando por el contacto con los servicios sociales comunitarios para articular los recursos disponibles, la valoración de las necesidades específicas tanto del usuario como su entorno, el establecimiento de un plan de atención individualizado e incluso la gestión del acceso al sistema educativo.

Otra de las particularidades del caso clínico premiado ha sido la utilización por parte de sus responsables de una novedosa estrategia que lleva por nombre ‘Advovacy’ y que cada vez tiene mayor presencia en los países anglosajones. Se trata de una práctica que en el ámbito sanitario promueve la defensa específica de los intereses de casa usuario y la participación directa de éstos en sus propios planes de tratamiento.

En la actualidad, después de la labor desempeñada por los profesionales de enfermería, que se ha venido desarrollando durante los últimos cuatro años, el paciente ha mejorado considerablemente su estado de salud, lleva una vida normalizada dentro de sus limitaciones y únicamente necesita el seguimiento de cuatro especialistas.

 

Compartir.

Leave A Reply