Federico Soubrier ambienta en Mazagón su nueva novela, ‘La noche de los cascabeles mudos’

0

federico soubrier en el muelle del vigiaEl sociólogo y escritor Federico Soubrier afincado en Mazagón acaba de escribir su quinta novela ‘La noche de los cascabeles mudos’, ambientada nuevamente en la provincia de Huelva.

Soubrier, por el que apuesta la editorial Abecedario, plantea en La noche de los cascabeles mudos la ruptura en la conducta psíquica, aquello que los psiquiatras denominan “cortocircuito” y que pueden sufrir algunas personas que, por motivos de la coyuntura social, llegan a un límite vital en su existencia.

El autor plantea “dónde se establecen nuestras fronteras psicológicas con la incesante presión social que se ejerce sobre nuestras vidas y en el que, a veces, después de ciertas determinaciones, no hay marcha atrás”.

La novela arranca un caluroso catorce de agosto, cuando Nicolás Pérez Braganza, vigilante de seguridad en la capital onubense, es despedido, lo cual conlleva a una inmediata ruptura con su pareja. Para eliminar sus tensiones, decide ir a pescar esa noche al Muelle del Vigía, ubicado en Mazagón, con su hermano Raúl, deficiente psíquico.

Lo encuentran abarrotado de pescadores y allí se produce un altercado del que ambos salen mal parados, siendo éste el detonante de una conducta violenta que no tendrá precedentes en la comunidad. Los dos vuelven armados y la plataforma de pesca se convierte en una trampa mortal, en la que se producirá un asesinato masivo con toma de rehenes que hará preciso el desplazamiento de una unidad de élite del Cuerpo de Intervención Especial de la Guardia Civil, la cual instalará su cuartel general en la antigua Casa del Vigía.

La obra narra el desarrollo de una noche larga y desgarradora, en la que violencia y estrategia llevarán al lector a un inesperado final.

Compartir.

Leave A Reply