El PP califica de “caos” la situación de la sanidad en Huelva por los recortes

0

El Partido Popular de Huelva ha vuelto a denunciar hoy el “caos” sanitario al que la Junta de Andalucía está sometiendo en los meses de verano a usuarios y profesionales de la sanidad pública en una provincia que cuenta con menos medios técnicos y humanos en una época en la que se multiplica su población.

El secretario general del PP de Huelva, Guillermo García Longoria, ha criticado hoy “la improvisación de un Gobierno andaluz que por ahorrar unos euros ha propiciado que este año estemos peor atendidos que nunca”. Como ejemplos, ha señalado que la Junta “ha cerrado los centros de salud de la Sierra por la tarde” o ha suprimido entre 80 y 100 camas en dos alas del hospital Juan Ramón Jiménez.

Asimismo, ha subrayado el “cierre de unidades en el Juan Ramón Jiménez como medicina interna, traumatología, planta de cirugía y cierre de quirófanos, la reducción al 75% del personal a través de ni bajas, vacaciones y vacantes por jubilación que no se han cubierto”.

Todo ello propiciará una “sobrecarga de trabajo” para el personal médico y ha destacado que solo en la capital “se ha pasado de atender a 1.400 personas a 2.200 personas durante los meses de verano”. Por tanto, ha añadido, “hay menos personal y más gente que atender”.

En este sentido, ha denunciado esperas de hasta 24 horas para realizar un ingreso en el hospital Juan Ramón Jiménez, “esperas que, en algunos casos obligan a personas mayores a aguardar una cama durante casi un día entero sentadas en una butaca de unas Urgencias totalmente colapsadas”

“Hay médicos MIR que están actuando como especialistas, y la puerta de Urgencias del Juan Ramón es una de las más angustiosas de España por sus condiciones laborales”, ha recalcado García Longoria, que ha criticado que la Junta “esté exprimiendo a los profesionales sanitarios”.

Para el popular, la situación que se está viviendo este verano en la sanidad pública onubense se verá agravada con la fusión hospitalaria con la que la Junta “enmascara” el cierre de servicios y de un centro sanitario que colapsará el hospital Juan Ramón Jiménez, que de prestar servicio a 260.000 personas. “Tras esta fusión, el Juan Ramón Jiménez soportará una población de 470.000 personas con la consiguiente saturación de las urgencias, de los ingresos hospitalarios y el aumento de las listas de espera que ya han aumentado un 14 por ciento”.
García Longoria ha subrayado que “es intolerable que la Junta juegue con la salud de los onubenses, a los que va a dejar con un hospital menos, con menos profesionales y con menos servicios, ya que estos servicios dejarán de prestarse en ambos centros para sólo hacerlo en uno de ellos”.
Así, ha señalado que “estamos de parte de los profesionales de la sanidad onubense y vamos a seguir exigiendo que la Junta dé marcha atrás a una fusión que acentuará los problemas de atención sanitaria”.

Compartir.

Leave A Reply