DESDE MI CABINA.
Daños colaterales.
[Paco Morán]

0

Las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, vuelven a convulsionar el mundo del fútbol. Cae como una loza en las sedes de los clubes morosos del fútbol español. Bueno, es lo mismo que decir todos, dado que todos están endeudados hasta los dientes. En torno a los 500 millones de euros es la actual deuda del fútbol con Hacienda.

El ministro ha sido tajante al declarar que no se concederán a los clubes de fútbol más aplazamientos con la Agencia Tributaria.

La señal de alarma está encendida desde hace tiempo en el Recreativo, tras ver como sus ingresos no dan ni para cubrir el día a día de la entidad.

Comas, busca y busca dinero por debajo de las piedras sin lograr su propósito de intenciones. Y así es, por la sencilla razón que debajo de las piedras de Huelva no hay ni un solo céntimo.

No es cuestión de gestión, ni de tener más capacidad de invenciones, ni de iniciativas, ni de caer mejor o peor… La única solución sería dos millones de euros que salieran de un bolsillo y se pusiera encima de la mesa para tapar agujeros de urgencias. El problema es que Gildoy no está en disposición de hacerlo.

No sé si sabía Comas que compraba una empresa en ruina, en plena crisis, con 4.500 aficionados en la grada y con nula ayuda empresarial, en una ciudad que tiene una tasa de paro del 35%.

Aún recuerdo hace dos años cuando en un entrevista a Pablo Comas le aseveré que si sabía que se metía en una empresa ruinosa al comprar el Recre. Él me respondió: ¿tú que sabes de esto?

No hacía falta haber estudiado empresariales, sociología o psicología, para saber que genera un club como el Recre en una ciudad como Huelva.

Pero haya sido como haya sido, lo cierto es que el problema está sobre la mesa. Y debe ser Gildoy, propietaria del Recre, la empresa que ha de buscar una solución para que Hacienda no cierre el kiosco y para que los empleados puedan cobrar sus nóminas.

Créanme que no será fácil lograrlo, y si así lo hiciera Comas, sí que habría que reconocerle un mérito. A día de hoy tiene una patata caliente en las manos.

Desde el recreativismo, lo único que se puede hacer es apoyar en la medida de lo que cada uno pueda. Entre todos podemos aportar nuestro granito de arena para llevar a la entidad al único camino
que le salvaría: la Primera División.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies