Ence ningunea a la Junta y al Gobierno y mantiene el cierre de la planta en Huelva

1

protesta cierre Ence (16)Ence-Energía y Celulosa ha confirmado este viernes, en el transcurso de la reunión mantenida en Sevilla, la inviabilidad de la producción de celulosa en Huelva, según se asegura en un comunicado emitido momentos después de la finalización del encuentro a cuatro bandas, en el que han estado presentes representantes de la Junta, del Gobierno central, de los trabajadores y de la propia empresa. La empresa emplaza a nuevas reuniones, pero solo con los trabajadores, al considerar que ese es el marco y no con presencia de las administraciones.

La Junta de Andalucía ha propuesto una moratoria de tres meses y, según anunciaba el consejero  de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha llevado a la reunión una propuesta que “trataría de rebajar un poco el precio” de la madera, para ver si Ence la considera “viable” y “por lo menos se aplaza el expediente de regulación de empleo (ERE)”.

El consejero recordaba que “uno de los problemas fundamentales que plantea Ence es que el precio de la materia prima, de la madera, es muy alto”, de ahí que en la reunión de este viernes la Junta “va a llevar una propuesta que trataría de rebajar un poco el precio de esta materia para ver si así ellos lo ven viable y por lo menos aplazan el ERE para seguir hablando”, según ha abundado.

Sin embargo, en la nota emitida por la empresa se dice que “tras la reunión mantenida en Sevilla con representantes del Ministerio de Empleo, de la Junta de Andalucía y de los trabajadores, Ence–Energía y Celulosa se ratifica en que debe cesar la producción de celulosa de su fábrica de Huelva como consecuencia de sus insostenibles pérdidas de unos 45 millones de euros anuales. Estas fuertes pérdidas están causadas por la falta estructural de madera competitiva en la provincia y la ineficiencia estructural de costes de la fábrica, compensados hasta el año pasado por las primas a la cogeneración que la reforma eléctrica ha reducido de forma drástica”.

Ence–Energía y Celulosa reitera que “es preciso buscar alternativas viables y sostenibles para mantener la mayor actividad industrial. En este sentido, la generación con biomasa constituye la única y mejor alternativa por su potencial de creación de empleo –fundamentalmente rural– y la dinamización del sector forestal onubense, que aportará ingresos para las administraciones locales, activará la actividad de transporte y de servicios forestales, a la vez que supondrá una importante mejora del medio ambiente”.

Por otro lado, la compañía indica que proseguirá las negociaciones con los representantes de los trabajadores en la mesa de negociación abierta el pasado día 19 de septiembre, puesto que estima que es exclusivamente en dicha mesa donde se tienen que decidir las condiciones para el cese de la fabricación de celulosa en Huelva.

Ence–Energía y Celulosa asegura que “seguirá trabajando para llevar a cabo una negociación exhaustiva y de buena fe que permita alcanzar la mejor solución para todas las partes, con el menor impacto sobre la plantilla y que garantice la viabilidad de la compañía a nivel global, hoy en grave riesgo por el fuerte aumento de costes y la falta de competitividad de la fábrica. La compañía recuerda que ofrece la recolocación del 100% de los trabajadores en otros centros y actividades de Ence–Energía y Celulosa. Además, la empresa ofrece a quien lo solicite un plan de recolocación externo más una indemnización”.

REACCIONES

Junta de Andalucía

 La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha lamentado que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, “hace posible el cierre” de la fábrica de Ence en Huelva, ya que “con su reforma laboral, impide que la Junta pueda aportar soluciones negociadas entre las partes”.

   Tras la reunión celebrada en este viernes entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Junta de Andalucía, la empresa Ence, el comité de empresa y los sindicatos, fuentes de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo han manifestado a Europa Press “la falta de voluntad de diálogo mostrada tanto por la compañía como por el Ministerio en el encuentro”, en el que “han dejado clara su postura de no negociar nada, al margen de la mesa creada para la aplicación del expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por Ence”.

Partido Popular

El Partido Popular de Huelva ha acusado este viernes a la Junta de Andalucía de “volver a defender la postura de la empresa y perjudicar  con su actitud a los trabajadores de Ence con el único objetivo de sacar rédito político”.

Así lo ha indicado en una nota de prensa el secretario general del PP de Huelva, Guillermo García Longoria, que ha reclamado “lealtad institucional y altura de miras” a una Junta “que se sienta en una mesa y cuando se levanta lo primero que hace es criticar al Gobierno para intentar arañar votos”. Este viernes se ha producido en Sevilla un encuentro entre representantes del Gobierno central, Junta de Andalucía, Ence y el comité de empresa.

“El PSOE piensa en votos y no en los trabajadores, por eso ataca a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, con cuyo compromiso e intermediación, los trabajadores están contentos”.

Partido Socialista

 El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, ha criticado “el nulo interés mostrado por el Gobierno central para negociar la viabilidad la planta de Ence en Huelva”, en la reunión celebrada este viernes y en la que han participado el Gobierno central, Junta, la empresa, el comité y los sindicatos.

   Según ha destacado en una nota de prensa el socialista, “el Ejecutivo de Mariano Rajoy acata el cierre de la fábrica tal y como plantea la empresa, ya que no ha planteado ni una sola propuesta para el mantenimiento de la factoría onubense”.

   En este sentido, Caraballo ha señalado que “mientras que la Junta de Andalucía ha ido con propuestas reales para abaratar el coste de la madera, el Ministerio de Empleo que lidera la ministra de Huelva, Fátima Báñez, se ha sentado en una mesa de negociación sin alternativa ni planteamiento alguno”.

   Así, el dirigente del PSOE ha rechazado “la actitud de la empresa, que no ha cedido en su idea de cerrar ni quiere negociar alternativas, así como la del Gobierno central, que no ha aportado nada para solucionar esta situación”. “Todo apunta a que el Gobierno ha acudido a esta reunión sólo por las presiones de los trabajadores y para cubrir expediente”, ha señalado.

Alcalde de Huelva

 El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP), ha mostrado este viernes su rechazo a la postura “inflexible” de la empresa Ence, que mantiene su intención de cerrar la planta de celulosa, al tiempo que ha dejado claro su respaldo a la plantilla del centro fabril.

   “Tras la reunión mantenida este viernes en Sevilla entre el Ministerio de Empleo, la Junta, Ence y el comité, en la que la empresa se ha mostrado inflexible en su pretensión de cerrar la planta de Celulosa en Huelva, quiero rechazar esta postura intransigente de la empresa, que se niega a buscar alternativas”, ha manifestado el alcalde a través de su cuenta personal de Facebook, consultada por Europa Press.

   De este modo, ha mandado “todo su apoyo” a los trabajadores y les ha dicho que, “como desde el minuto uno, seguiremos trabajando por evitar que tal hecho se produzca y que se produzcan pérdidas de puestos de trabajo”.

   “Es el momento de aparcar las diferencias políticas y estar todos unidos para poner los intereses de Huelva por encima de todo. La Celulosa no se cierra”, ha concluido.

 

Compartir.

1 comentario

  1. Todo esto que está ocurriendo es el guión de una película que todos los onubenses padecemos desde la entrada de esta pseudo democracia en la que decenas de incompetentes han ocupado los puestos de organismos, entidades, organizaciones y asociaciones, creados ex profeso para vivir de las personas honradas.

    Cada vez que surgen estas “crisis”, somos testigos de una cornucopia de personajes que aparecen mostrando sus eburneas piezas dentales, que asisten a premios que se dan unos a otros, y de patrocinios a medios de comunicación que al final acaban pareciéndose al muro de cualquier rancio Facebook.

    Esta beautiful people, que ha gozado de ingentes cantidades de dinero de los fondos de cohesión europeos, planes E, programas formativos, zonas horas, exoneraciones, proyectos y subvenciones varias, podemos atribuirle el asombroso logro de haber creado una sociedad de un 30 % de paro.

    Por ello, la gente honrada de Huelva sólo puede contentarse con ir a trabajar, el que pueda, o arruinarse gastando sus ahorros para montar un negocio en un entorno hostil en el que las normativas y la falta de recursos financieros, convierten en heroica cualquier permanencia más allá de los 6 meses, es decir, el tiempo de vida media de muchas bacterias.

    Así es que, los onubense vivimos como los peces en un estanque pendientes de lo que nos quieran echar de comer, y una sociedad como la nuestra no puede permitir que no tengamos derecho a salir de nuestra provincia en igualdad de condiciones que el resto de los españoles, y que nuestras familias y empresas cada vez que tengan que salir a cualquier sitio tengan que sopesar la indecencia de tener que venir por un carril de la A49.

    Y claro, una sociedad que vive así, no puede llegar a ningún sitio, sobre todo si pensamos que nuestro futuro parece estar directamente ligado a la cantidad de contaminantes que podamos tolerar. Es en este sentido importante ver como es una realidad que en Huelva parece que tenemos que conformarnos con todo lo que nos quieran echar encima, y aguantar los contaminantes que como ha sido publicado hacen de nuestra capital un entorno que no todo el mundo estaría dispuesto a soportar.

    Al mismo tiempo tenemos que hacer una reflexión importante en relación a nuestra idiosincrasia como sociedad, que parece obligarnos a no valorar nuestro entorno natural, nuestros bosques, nuestro sector agrícola y ganadero, nuestra gastronomía, y los espectaculares paisajes y playas. Todo esto es algo que hemos hecho los onubenses y debemos sentirnos orgullosos por ello, y no debemos dejarnos expoliar por empresas que tienen sus sedes sociales en sitios en los que no se toleraría este atropello continuado, y en las que otras empresas situadas en esos paraísos fiscales que hay en España viven de mover el dinero que nosotros producimos con nuestro sudor.

    Y encima tienen el despropósito de decir que somos improductivos…

    En el caso de ence, por ejemplo, hay ejemplos claros como la bella localidad de Berrocal, que ha tenido hasta casi un 40% ocupada por eucaliptos, y que a fecha de hoy solo cuenta con unos 300 habitantes. Deduzco, de manera meridiana, que tantos años de actividad no han servido paran fijar a la poblacion.

    Por tanto, y para terminar, si ahora vamos a quemar los pocos bosques que nos quedan después de haber destruido una gran parte de los que había para que una empresa cobre subvenciones por ello, no me parece una solución que deba ser aceptada bajo ningún concepto.

    Y es además paradójico que las familias que se van al paro, como todas las demás, deberán destinar una parte de su subsidio a pagar en el recibo de la luz una parte importante de dinero destinada al pago de peajes y primas.

    En otro orden de cosas, parece que nuestra única solución es la de constituir una República Tartessica Independiente.

    Saludos

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies