La acusación del doble crimen de Almonaster tilda de “increíble” la historia que mantiene el acusado

0

La acusación particular, ejercida por el letrado Luis Romero, en el caso contra Genaro Ramallo, acusado de asesinar en 1993 a su mujer M.C.E., y de su hijo de diez años en una finca en Almonaster la Real de su propiedad, considera “increíble” la historia que mantiene el acusado, así como que para un crimen con estas características “no puede haber móvil”.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la Audiencia de Huelva donde este lunes arranca la vista oral, Romero, que representa al padre y abuelo de los fallecidos, ha asegurado que en este caso “hay una serie de contradicciones e incoherencias” en su versión, “lógicas en una persona que ha cometido un crimen enorme sin ninguna explicación”.

Ramallo ha llegado a las dependencias judiciales sobre las 9,40 y cubriéndose el rostro con un jersey y la acusación ha recordado que “desde que fue detenido no ha deseado declarar y que tan sólo lo hizo cuando desaparecieron las dos víctimas”.

El letrado se ha mostrado convencido que tanto la acusación particular, como la Fiscalía “van a demostrar que es el autor del doble crimen y será condenado a la pena máxima”, a 40 años, que es lo que solicitan ambas partes.

Tras agradecer el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al reabrir la investigación y hallar los cuerpos 18 años después, el abogado ha indicado que el comportamiento del acusado ha sido “inexplicable como padre y expareja, pues nunca preguntó ni colaboró con la Policía”.

En esta primera sesión del juicio están previstas las cuestiones previas y el interrogatorio del procesado.

DETENIDO EN TOULOUSE

Cabe recordar que Genaro Ramallo fue detenido en Toulouse (Francia) en septiembre de 2011 cuando el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva decretó su prisión incondicional, comunicada y sin fianza por dos delitos de asesinato por el presunto doble homicidio de la sevillana y de su hijo Antonio.

Antes de ello, el detenido llevaba una vida aparentemente normal en España, regentando en Huelva una academia de clases particulares de matemáticas, hasta la aparición de estos restos.

Fue a mediados de septiembre de 2011 cuando la Policía Judicial de Sevilla destapó los cadáveres, que se encontraban sepultadas bajo dos metros de piedras en dicho terreno de este municipio onubense.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies