Fertiberia entrega a la Junta el proyecto de clausura de las balsas sin incluir la parte medioambiental

1

La empresa Fertiberia ha entregado en la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva el proyecto de construcción para la clausura de las balsas de fosfoyesos, pero sin incluir la parte medioambiental, que es la documentación relativa a la modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), y el estudio de impacto ambiental.

Según han confirmado a Europa Press desde la citada Delegación, el proyecto de recuperación que tenía que presentar la empresa ya ampliado está “incompleto al faltar la parte medioambiental, que es la más sustanciosa en cuanto al papel de vigilancia que juega la Junta de Andalucía”. De igual modo, aseguran que la empresa ha remarcado que “entregará lo que falta a la mayor brevedad posible”.

Por su parte, en rueda de prensa, y preguntado por este asunto, Fiscal ha insistido en que “el principal papel de la Junta es velar para que la recuperación se ajuste a la normativa ambiental”, indicando además que “evaluarán el proyecto más ampliado que presente Fertiberia”, que espera que lo haga “a la mayor brevedad posible”.

En cuanto a la manifestación convocada por Mesa de la Ría este jueves 9 de octubre, para pedir la retirada de los fosfoyesos de las marismas, Fiscal ha mostrado “el máximo respeto” hacia todos los ciudadanos que decidan acudir.

Compartir.

1 comentario

  1. El Ministerio de Medio Ambiente está obligado a hacer cumplir la sentencia por la que litigó con la empresa durante 10 años y la Junta de Andalucía a supervisar para que todo el proceso se realice de acuerdo con la normativa que al respecto existe, como así le corresponde, al poseer las competencias en materia de medio ambiente, retirándole la Autorización Ambiental Integrada concedida fraudulentamente en 2008.

    Ambas administraciones deben exigir la RESPONSABILIDAD AMBIENTAL a Fertiberia, como ya han solicitado cientos de ciudadanos por escrito, aplicando el principio de quien contamina paga, y la devolución de todas las subvenciones facilitadas a Fertiberia desde su adquisición por el grupo empresarial Villar Mir.

    No podemos dejar el problema a las generaciones futuras. Tenemos la responsabilidad de luchar por quienes enferman y por quienes nos abandonaron en el pasado por enfermedades ambientales y especialmente por cáncer, consecuencia de esta situación.

    La recuperación de la marisma a su estado original, generará empleo verde en una de las ciudades españolas más azotadas por el desempleo, y no sólo supondrá el resarcimiento de una deuda histórica, sino que la regeneración y restauración de los humedales de las marismas del Tinto será un proyecto pionero a nivel mundial que servirá para proyectar una imagen verde, nueva y moderna de esta ciudad.

    Por ello, porque DEBEMOS RECUPERAR NUESTRA MARISMA, los colectivos y las personas abajo firmantes:
    NOS UNIMOS EN UNA SOLA VOZ DECLARANDO Y EXIGIENDO:

    1.- La retirada TOTAL de los FOSFOYESOS, del CESIO-137 procedente de las cenizas de Acerinox y demás residuos vertidos en la Marismas del Rincón y de Mendaña (Zonas 2,3,4), es decir, de todos los residuos depositados en las 720 hectáreas de la Concesión a FERTIBERIA, así como el resto de residuos vertidos en las contaminadas marismas del Pinar (zona 1) que gestionadas por el Puerto de Huelva fueron contaminadas, sin concesión alguna, hasta llegar las 1.200 hectáreas afectadas.

    2.- La mejor y máxima descontaminación de los terrenos ocupados por las industrias que han cerrado en la Avenida Fco. Montenegro (confluencia de los ríos Tinto y Odiel, denominada Punta del Sebo), mediante la declaración expresa de terrenos contaminados, recuperándolos íntegramente para el uso y disfrute de la ciudadanía, tal y como era antes de la implantación del Polo Químico Franquista.

    3.- Que se cumpla la aspiración histórica de la ciudad, que es la restitución progresiva y escalonada de los terrenos ocupados por la industrias y la restauración de los espacios contaminados por ellas, para lo que hace justo 10 años, se recogieron más de 20.000 firmas reclamando la celebración de un referéndum, que el Ayuntamiento ignoró, cuando los ciudadanos ocuparon la Punta del Sebo en la Gran Garbanzada del 12 de octubre de 2004.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies