DESDE BARCELONA.
Descontento general.
[Jordi Querol]

0

Hace muy poco (cosa de unas semanas), tenía la impresión de que los cerebros pensantes del Partido Popular (PP) escarmentaban a Cataluña a sabiendas de que actuando así ganaban muchos votos en las otras autonomías, o sea, en el resto de España. En estos momentos, con números fiables en mis manos, veo que en unas virtuales, urgentes e hipotéticas elecciones generales al Gobierno de España, el PP estaría por debajo del Partido Socialista y muy poco por encima de Podemos.

Estas estadísticas demuestran que la estrategia catalana no ha servido de nada, agarrarse exclusivamente a las tablas de la Constitución para derogar al adversario ha sido y es una lamentable equivocación. Con este panorama (un tremendo descontento general en toda España), tarjetas opacas, aplazamiento de la presentación de una nueva ley de Mecenazgo, Pujol, ébola, consulta catalana…, ya nadie habla de Urdaingarin, ni de Millet, ni de Bárcenas, ni del caso Gürtel, ni de los ERE de Andalucía…, ahora solo hablamos de nuestro particular enojo. En estos momentos, al igual que los catalanes, el resto de los españoles también piden soluciones. Creo sinceramente, a la vista de los mencionados guarismos, que la lectura es clara: el PP en general y Rajoy y sus ministros en particular lo tienen muy mal. Difícilmente podrán salir ilesos de este desastre. Los que actualmente nos dirigen en nuestras correspondientes autonomías y el propio Gobierno del Estado aún no se han enterado de que la confianza entre gobernantes y gobernados ya no existe. Ya nadie se fía de ellos. Nuestro deseo fundamental, la aspiración general de los españoles, es que queremos políticos honestos.

Dicho todo esto, estoy seguro que durante el año 2015 los cambios serán profundos, así, ni se puede vivir ni se puede construir un país con garantías. Como siempre, la ciudadanía en general tiene las ideas básicas muy claras y sabrá votar.

Quiero terminar este artículo cambiando radicalmente de tema. Ciertos lectores de Huelvaya que reiteradamente usan el “RESPONSES to” (en castellano RESPUESTAS a), para intervenir en esta plataforma digital lo hacen de manera singular. Deseo sugerirles, naturalmente con todos mis respetos y afecto, que intenten ceñirse al tema troncal del artículo precedente, es decir, que manifiesten libremente su opinión siguiendo el hilo conductor de lo que expone, defiende, o simplemente critica el articulista. Me estoy dando cuenta que algunos de los mencionados intervinientes (siempre son los mismos) usan el “RESPONSES to” para hablar de temas distintos, algunos muy sugerentes pero que nada tienen que ver con el artículo al que, erróneamente, declaran referirse. Al cambiar tan radicalmente de tema el articulista, inteligentemente, siempre decide no contestar.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies