DESDE MI CABINA.
Se dejaron el alma.
[Paco Morán]

0

Más que felicitar al Decano por la victoria ante el Tenerife, habría que felicitar a los jugadores por el sacrificio realizado en pos de un triunfo. Sin excepción, jamás había visto a un equipo correr tanto desde el minuto uno al noventa y tres.

El partido en el Heliodoro, no fue brillante en el concepto que todo entendemos con jugadas elaboradas, llegadas, paredes, regates y continuas ocasiones de gol. No. Pero si fue un partido en el que desde la pizarra y desde el trabajo realizado desde el mes de julio, nos trae aquí para sacar conclusiones varias.

Esta es la Segunda División y así debemos entenderlo. Todos los jugadores saben que si corren más que los demás y eres disciplinado en el terreno de juego, sabiendo tus virtudes y explotándolas, tendrás mucho ganado.

Ayer me sentí orgulloso de haber narrado un partido en el que un jugador con 33 años se dejó el alma. Pedro Ríos está firmando un compromiso que es digno destacar. Lo de Tenerife fue un ejemplo para las generaciones de futuro y enseñarle que es un jugador comprometido con una causa.

Pero no sería justo destacar unicamente a este jugador, dado que desde la calma de Rubén hasta el debut de Álvaro Antón, todos fueron dignos de ganarse la mayor ovación que merecerán el próximo domingo cuando salgan para recibir al Sporting.

Esta victoria y el cómo se logró, ha sido un inyección de moral para un consejo de administración que anda a la caza y captura de euros para llevar el día a día de la entidad. Cada uno está poniendo de su parte; ahora la pelota está en el tejado de la afición. Si el próximo domingo no se dan cita 8.000 personas en el Colombino, quedaremos muy decepcionados.

Este equipo puede llegar lejos esta temporada. No me hace falta esperar a la décima jornada para decir que el nivel competitivo, está inculcado por un técnico que sigue creciendo a pasos agigantados.

Es cierto que la plantilla es corta, pero entre quien entre, está tan asimilado el sistema y lo que quiere Oltra de cada jugador, que la máquina tiene los engranajes perfectamente engrasados.

Habrá momentos de decadencia por lesiones y sanciones. Y tal vez haya momentos de baja forma, dado que es del todo imposible que este equipo aguante así 42 jornadas de liga. Jamás había visto a unos jugadores dejándose el alma en un terreno de juego.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies