CCOO denuncia presiones en el servicio informático del SAS

7

El sindicato CCOO de Huelva, a través de su Federación de Servicios, ha denunciado las presiones y amenazas que la nueva concesionaria del servicio de mantenimiento informático del SAS (Fujitsu-Ingenia) está ejerciendo sobre los trabajadores y trabajadoras para que “aceptan una importante rebaja en sus condiciones de trabajo, y si no es así, los presionan y amenazan con la pérdidas de sus puestos de trabajo”, ha explicado Juan Carlos Liébana, quién además ha hecho hincapié en que “este tipo de acciones por parte de la empresa, además de ir contra los trabajadores encargados de este servicio repercute directamente en la atención del servicio que el SAS presta a los pacientes, ya que afecta a servicios que son de importancia estratégica y de los que dependen labores tales como la cita previa, la consulta del historial médico, la gestión de las listas de espera o las recetas virtuales”.

Según han relatado desde el sindicato, “nada más llegar, la nueva concesionaria han obligado a la plantilla a solicitar su baja voluntaria de la anterior prestataria del servicios (UTE Novasoft-Sadiel-Diasoft) para hacerles un contrato nuevo de trabajo, cuyas condiciones están ofertadas en Infojob y que si ellos no aceptan las nuevas condiciones, otras muchas personas si lo harán”.

Para Liébana, “estas acciones implican que los trabajadores y trabajadoras pierdan su antigüedad, tanto a efectos de indemnización futura como del cobro del complemento que recoge el convenio colectivo, que les hayan rebajado el sueldo de unos 16-18000 €/año a 12-13000 €/año y, no contento con todo ello, planean una reducción de plantilla de más de 10 personas en toda Andalucía”.
En este sentido, desde el sindicato ya se ha denunciado en repetidas ocasiones que “la responsabilidad de estos desmanes, no es sólo la empresa adjudicataria, sino sobre todo, de la Administración Autonómica que sigue haciendo recaer sobre los eslabones más débiles de su estructura de producción -el personal subcontratado- los recortes presupuestarios”.

“Esta misma administración, ha continuado Liébana, consiente hechos verdaderamente escandalosos como que la nueva concesionaria Fujitsu-Ingenia, apenas si abone 12 o 13 mil euros anuales de nóminas de los 31.0000 euros que cobra a la Junta por trabajador, o que la antigua concesionaria, Novasoft -empresa que solicitó concurso de acreedores en 2013-, mantenga el 50% del desarrollo del servicio”.

Por todo ello, desde CCOO se instará al SAS y la Consejería de Salud que obligue a la nueva empresa prestataria a cumplir la legalidad en relación a la subrogación de toda la plantilla en sus condiciones laborales preexistentes.

 

Compartir.

7 comentarios

  1. La Junta debería estudiar todo lo que está ocurriendo. El día 16, NO tenían a todos los trabajadores en su puesto, porque las condiciones eran tan malas e indignantes que nos obligaron a no firmar. No han cumplido con lo exigido para llevarse el concurso. Supongo que habrá sanciones ¿no?. Y las empresas que se han quedado fuera? no se sienten engañadas? ¿Nadie va a hacer nada?
    FUJITSU ha llegado y nos ha quitado el sueldo que teníamos para quedarselo ellos y la Junta no hace nada !!!!!!!!!!!
    De verdad que no lo entiendo. ¿Cómo se pueden despreocupar de los ciudadanos andaluces así?
    Esto debería ser estudiado por la justicia……….

  2. Otro informático esclavizado. on

    Yo soy otro de esos trabajadores/esclavos que han sido coaccionados a firmar bajo presión. El Servicio Andaluz de Salud no solo está permitiendo esta situación de explotación de los trabajadores si no que está aceptando que contraten técnicos que no cumplen con las condiciones mínimas del pliego técnico publicado en el BOJA.
    Además está dando el visto bueno a turnos de trabajo que por su duración incumplen la normativa legal. No contentos con eso nos cargan tareas que no deberíamos realizar al no estar recogidas en el contrato o ser competencia del servicio informático del SAS.

  3. Buenas,yo soy otro afectado, pues por no aceptar las condiciones ridículas que ofrecían me he quedado sin trabajo. Yo tenia a mi cargo 15 centros de salud en cuanto al soporte técnico se refiere (Software, hardware, redes, comunicaciones, formación de personal sanitario, implantación, etc), imagínense todo esto por menos de 1.000€/mes, en un convenio (Empresas Consultoras) desempeñando una serie de actividades (anteriormente citadas) no reflejadas en la categoría que nos ofrecían, “Codificador Informático”, muy inferior a la nuestra, con el razonamiento de pagarnos menos dinero del que por ley y por convenio nos merecemos, pero haciendo muchas cosas mas de las que ya hacíamos.

    ¿Hasta que punto puede la Junta de Andalucía permitir que se haga esto?

    Ahora en nuestro lugar hay gente que no tiene experiencia y se tiene que ir formando, con lo cual no se están ajustando a lo publicado en el pliego de condiciones editado pues el personal contratado debía de tener mas de 4 años de experiencia en el campo en el que trabajamos y ahora tiene personal nuevo que tiene que empezar de 0.

  4. Llevamos mas de 17 años en este proyecto. Nos ha ido cambiado de empresa cada vez con menos derechos. Actualmente somos esclavos por un puñado de higos. Tenemos los coches destrozados de kilometros ya que es lo que nos han exigido siempre.
    Al igual que limpiadoras, jardineros, etc…. que son plazas de la administración que siempre van a existir, en lugar de sacarlas a concurso publico, estas plazas las ceden a empresas intermediarias sin poner ninguna restricción en cuanto al sueldo y condiciones de los trabajadores andaluces. ¿No se les votó para proteger al pueblo?
    Como estas empresas no tienen límite ni la Junta les ha puesto límite, pues nos han echado a los leones, hienas y demás alimañas inmorales, para que nos descuarticen a su antojo, hasta que estén saciados. No hay límite.
    Pero como tanto estrujan, lo que se les está permitiendo a estos intermediarios es que se lleven la mas grande de las ganancias a costa del dinero de los trabajadores y de los andaluces.

    La pena es que ese dinero podía quedar en Andalucía y generar más puestos dignos en lugar de que se los lleven los japoneses, alemanes, americanos, etc…. Dinero que no hay y que no fluirá por las calles de Andalucía con la faltita que hace.

    Gente afectada con su hipoteca, sus niños, su luz, facturas y poniendo el coche al servicio de los japoneses gracias al gobierno de la Junta, si, incluido Izquierda Unida.

    QUE VERGUENZA !!!!!!!!!!! AHORA SEGUID VOTÁNDOLES !!!!!!!!!!!!!

  5. Yo soy otro ex-trabajador de la UTE, llevo 14 años con el proyecto TASS-DIRAYA. El problema llegó prácticamente cuando el concurso público lo ganó la UTE Novasoft-Sadiel-Diasoft. Nos hicieron firmar a todos por separado, con muchas presiones y amenazas de quedarnos sin trabajo y, sobre todo, nos hicieron renunciar a los derechos laborales adquiridos con los años para empezar de cero y con sueldo más bajo, en estos últimos cuatro años la UTE nos ha hecho pasar a todos nosotros (entre técnicos de primaria y especializada unos 180 aproximadamente) por todo tipo de reducciones de nómina y un ERE, cosa que no es entendible cuando tiene firmado un contrato millonario con el SAS; nos han cargado de servicios que asumían otras empresas como Fujitsu y HP y además bajándonos el sueldo. El final de esta historia y principio de esta guerra es que el pasado 15 de octubre y por concurso público, Fujitsu subcontrata a Novasoft para que mantenga la “base del conocimiento” (que somos los técnicos) y así lo pide el SAS como parte del pliego en el concurso pero Novasoft nos quiere hacer firmar un contrato “basura” en el que nos quiere prácticamente “esclavizar” por un sueldo ridículo cuando ellos cobran por nosotros 31.000€ + IVA anuales. Señores la esclavitud ya pasó hace muchos años. Esto es de vergüenza, indignante e ilegal y tiene que salir a la luz pública para que todo el mundo sepa qué están haciendo con nosotros. Ánimo y fuerza para mis compañeros tanto los que se quedaron como los que están fuera. Gracias y un saludo.

  6. Fernando Carmona on

    Yo soy uno de los ex trabajadores de la antigua ute Novasoft-Sadiel-Diasoft. Por a ver reclamado con muchos de mis compañeros nuestros derechos como trabajadores, nos han dejado fuera del actual contrato, quedandonos todos los que hemos demandado en el desempleo y contratando en nuestro puesto a tecnicos por 10500€/año . Una vergüenza que no se deveria de consentir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies