La adaptación cinematográfica de Platero y yo se exhibe en 18 municipios

0

Platero en la Pantalla 2Dieciocho municipios de la Provincia de Huelva verán en los próximos meses la única película realizada sobre Platero y yo titulada Platero en la pantalla. La producción, de 1965, aunque estrenada en 1967, es una rara avis en el panorama cinematográfico nacional, y fue el único intento -hasta la fecha- de pasar al celuloide la obra del escritor moguereño. Esta actividad se enmarca en el contexto de los actos conmemorativos del Centenario Platero que la Diputación viene desarrollando en 2014.

El productor italiano Eduardo de Santis compró por un millón de pesetas los derechos de la obra a Juan Ramón en Puerto Rico. Ya Eduardo Mann, escritor y guionista norteamericano, había elaborado una adaptación cinematográfica y se disponía a dirigir la película cuando cayó enfermo, siendo sustituido por el director aragonés Alfredo Castellón.

En su primera película, Castellón asumió un reto de enorme dificultad: adaptar un texto tan lírico como Platero y yo al lenguaje cinematográfico, recoger la carga de denuncia social explícita en la obra y no sustentar la idea popular de que Platero y yo es un libro exclusivamente infantil. Castellón, además, declaró querer alejarse del folclorismo andaluz, “porque Juan Ramón iba más lejos”.

La censura franquista suprimió varias escenas de la película, en especial aquellas en las que el protagonista se posiciona en el conflicto que enfrenta al cacique local y a los agricultores desfavorecidos. Estas escenas fueron recuperadas en la restauración que realizó la Filmoteca de Andalucía en 2008, e incide en el tono social que el director quiso transmitir de la obra literaria.

En la película, Moguer aparece como un espacio mítico donde el poeta va rellenando algunos huecos de su vida. Los paisajes, las gentes, los modos de vida se despliegan como un documental de época que nos transporta a un ámbito espacio temporal plenamente reconocible, pero irremediablemente perdido. Ese es otro gran acierto atribuible al director, su empecinamiento por rodar en parajes auténticos de Moguer y de sus alrededores, rehusando el cartón piedra y la analogía. Muchos se sorprenderán al advertir la profunda transformación paisajística habida en la región en los últimos decenios.

El largometraje cuenta en apenas 88 minutos el regreso del poeta a Moguer y su relación con dos mujeres: Aguedilla, dueña de Platero, considerada loca por el pueblo; y Blanca, amiga desde la infancia e hija del terrateniente local. Juan Ramón aparece como defensor de la naturaleza, la poesía y los desfavorecidos. El final indeterminado de la película es consecuencia de las desavenencias con el productor español, que determinó que el rodaje concluyera de manera abrupta, debiéndose montar con el material filmado hasta ese momento.

Lo municipios que podrán disfrutar de la proyección del film son Alájar, Zufre, Encinasola, Arroyomolinos de León, Puebla de Guzmán, La Nava, Puerto Moral, Cumbres de Enmedio, Cumbres de San Bartolomé, Fuenteheridos, Hinojales, Almonaster la Real, Santa Ana, Sanlúcar de Guadiana, Manzanilla, San Silvestre de Guzmán, Castaño del Robledo y la ELA La Zarza-El Perrunal.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies